16 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Según indica el experto en comunicación digital Ricardo Carreras,"el uso de la Inteligencia artificial se ha convertido en un reto para el periodismo"

El nuevo paradigma mediático, sus claves: "Los medios tradicionales no deben perder su rigor"

El Cierre Digital en Imagen de un usuario consultando información en un periódico
Imagen de un usuario consultando información en un periódico
La evolución tecnológica ha transformado la comunicación al tiempo que los medios se adaptan a las nuevas necesidades. Plataformas como TikTok y X se han convertido en piezas clave del consumo informativo entre los más jóvenes mientras Google sigue siendo esencial en la comunicación en detrimento de los medios tradicionales, que pierden inversión publicitaria. Ante el nuevo paradigma, los medios se ven avocados a la integración en las nuevas plataformas, como evidencia el caso de Tucker Carlson

Desde el inicio del nuevo milenio, el constante avance tecnológico ha redefinido el paradigma de la comunicación. Como consecuencia de los inevitables avances, el sector del periodismo también está en constante transformación. De alguna manera, los medios de comunicación tradicionales tratan de adaptarse a las nuevas necesidades de los usuarios, cada vez más acostumbrados a la inmediatez y a la globalización de los contenidos. "Los medios de comunicación tradicionales deben de adaptarse a la nueva era de la digitalización sin perder ni la ética, ni el rigor ni la profesionalidad y tampoco la calidad", sostiene a elcierredigital.com el experto en marketing y comunicación digital Ricardo Carreras. 

Esto implica que las formas de transmitir información deben adecuarse al entorno social si quieren seguir alcanzando a los usuarios, especialmente a los más jóvenes. Cada vez más medios como elcierredigital.com apuestan por dedicar parte de su contenido informativo a las redes sociales, como es el caso de ‘La Llave del Cierre’ -presentado por Alejandra de la Llave- y ‘El hilo de la Cometa’ -presentado por Juan Luis Galiacho-, los podcast de este medio que pueden encontrarse en plataformas como Spotify, Youtube, Podimo o TikTok.

Y es que en los últimos años plataformas como YouTube, Instagram y, sobre todo, TikTok, se han convertido en los principales espacios donde las nuevas generaciones consultan información o consumen entretenimiento. Poco a poco las nuevas generaciones van alejándose de los medios de comunicación tradicionales e, incluso, están empezando a prescindir de métodos de búsqueda como Google o Facebook, aunque los números de Google siguen siendo de récord.

Cambio en el modelo de consumo

 

En conversación con elcierredigital.com, el experto en comunicación digital Ricardo Carreras afirma que "es evidente que hay un cambio en el comportamiento del consumidor de los medios y hay que pensar que hay un porcentaje de la población que ya no es que no lean nada escrito sino que ni siquiera se meten en los medios en internet, es decir, cuando ven noticias es porque han visto el enlace a la noticia en alguna red social, y así consumen noticias un porcentaje de la población".

"Lo mismo pasa en la televisión. Como sabemos, ha habido un cambio de tendencia y el número de personas que ven la televisión clásica, está estancado o tiende a bajar mientras que sube el número de personas que ven la televisión a la carta que ofrecen las diversas plataformas de pago", afirma Carreras en conversación con elcierredigital.com.

Por tanto y, teniendo en cuenta este cambio en los hábitos de consumo, "hay una colisión de los factores de éxito en el nuevo mundo digital que entran en contradicción con algunos criterios de profesionalidad", revela a elcierredigital.com el experto en marketing .

¿Cómo será el modelo publicitario?

En su informe anual publicado esta semana, Arcemedia, -empresa experta en el examen y vigilancia de la eficacia de la publicidad que examina las campañas publicitarias de las compañías- reveló datos sobre la situación del mercado publicitario en España en el ejercicio del pasado 2023. Según estas estadísticas, los anunciantes aumentaron su inversión en los motores de búsqueda hasta los 1.585,8 millones de euros, casi un 6% más que durante el ejercicio anterior

35242324

Imagen de una usuaria consultando información en un motor de búsqueda 

"Hay que destacar que en España el factor digital ha superado a los medios tradicionales en inversión publicitaria. Es decir, que la televisión tradicional, que fue el medio dominante durante décadas ya no es el medio hegemónico", sostiene Ricardo Carreras en conversación con elcierredigital.com.

La gran influencia del gigante buscador en este mercado se ha vuelto cada vez más evidente. El pasado 2023 estuvo cerca de superar a las televisiones como el medio preferido por los anunciantes. Aunque las inversiones en televisión disminuyeron un 2,3% en comparación con 2022, alcanzando los 1.656,2 millones de euros, siguen controlando el 24,5% de la publicidad global, seguidos muy de cerca por los motores de búsqueda con el 23,4%. 

Los números de Google y los principales motores de búsqueda frente a los medios tradicionales como la televisión evidencian los retos de la adaptación a las nuevas tecnologías. La era digital ha transformado la manera en que los usuarios acceden a la información. Con la creciente popularidad de Internet y las redes sociales, los medios tradicionales, como la prensa escrita, la radio y la televisión, se integran en el mundo digital para mantener su relevancia y llegar a un público más amplio. 

La evolución de los medios tradicionales y las redes sociales

El modo en que los usuarios interactúan con los medios también afecta al mercado de la comunicación. Para comprender mejor la evolución de la inversión publicitaria, hay que remontarse al año 2019, el último antes del estallido de la pandemia de Covid-19. En aquel momento, según los datos de Arcemedia recogidos por diversos medios de comunicación, la publicidad en las televisiones privadas ascendía a 2.054,7 millones de euros, mientras que la inversión en los motores de búsqueda era de 1.083,5 millones, algo más de la mitad. Desde entonces, las televisiones han perdido un 19,4% de su inversión, mientras que los motores de búsqueda han experimentado un crecimiento del 32% en el mismo lapso de tiempo.

En otro orden, el sector de las redes sociales facturó 1.065 millones de euros por publicidad en 2023, lo que supone un aumento del 4,4% respecto al año anterior. Este dato supera la suma de todos los medios digitales, que alcanzó los 868,5 millones de euros y mejoró sus registros un 4,8% respecto al ejercicio anterior.

A pesar de ello, el pasado año no todo fueron malas noticias para los medios tradicionales, según los registros de Arcemedia recogidos por diversos medios, la radio experimentó un aumento del 3% en su facturación hasta alcanzar los 413,7 millones de euros. Por su parte, las revistas también mejoraron su facturación en un 2,4%, llegando a los 83,3 millones. También se vieron beneficiados los cines. cuyos ingresos por publicidad aumentaron un 15,6%, llegando a los 27,8 millones.

Las nuevas piezas del paradigma de la comunicación

Frente a la lucha por la supervivencia de los medios tradicionales, el novedoso negocio de los influencers también tuvo un buen desempeño el año pasado, con ingresos totales de 61,2 millones, un 4,4% con respecto al ejercicio anterior. 

En el sector informativo también han surgido numerosos influencers que, a través de sus perfiles en redes sociales como X (antes Twitter) o TikTok, repasan la actualidad informativa y en numerosas ocasiones actúan como fuentes de los medios tradicionales. De igual manera, encontramos profesionales del mundo de los medios de comunicación cada vez más integrados en las redes sociales, donde ejercen una influencia notable -llegando a considerarse a algunos como líderes de opinión-. 

423423432

Fotografía de la entrevista entre el periodista estadounidense Tucker Carlson y el presidente ruso Vladimir Putin

Uno de los ejemplos más notables de estas nuevas piezas del paradigma de la comunicación lo vivimos hace escasos días con la entrevista que el periodista estadounidense pro Trump, Tucker Carlson, realizó al presidente ruso Vladimir Putin. Lo más llamativo de la entrevista no reside en el hecho de que fue el primer encuentro entre el presidente ruso y un periodista occidental desde el inicio de la guerra en Ucrania, quizá lo más sorprendente sea que Carlson eligió la plataforma X (antes Twitter) para difundir el contenido de su charla con Putin en el Kremlin.

"Esto es un fenómeno muy interesante por el hecho de que alguien se decida o muestre un mayor interés en lanzar la exclusiva o la primera noticia en Xantes que a televisión. Hay que pensar que la plataforma que antes era Twitter es global mientras que las televisiones están segmentadas por país, idioma o por canal. Esto quiere decir que si quieres un impacto global es más conveniente que escojas una red social", revela a elcierredigital.com Ricardo Carreras

Tucker Carlson es una figura ampliamente reconocida en el mundo del periodismo estadounidense, aunque algunas veces se le ha achacado su excesivo ‘aprecio’ por el ex presidente Donald Trump y todavía algunos no le perdonan que se hiciera eco de diversas teorías conspirativas difundidas por el Ejecutivo del ex presidente, que resultaron ser fatales ‘fake news’. Lo cierto es que Carlson era una de las grandes imágenes del imperio informativo de Fox News en Estados Unidos, donde se encargó de informar a los americanos desde 2009 hasta el pasado 2023, cuando Carlson fue despedido de la cadena tras unas polémicas declaraciones que le costaron a Fox casi 800 millones de dólares en compensaciones por difamación, pues Tucker llegó a afirmar en varias ocasiones que hubo fraude electoral en los comicios presidenciales estadounidenses que llevaron a Joe Biden al poder. Fatales afirmaciones que, entre otras cosas, animaron a muchos votantes republicanos a concentrarse frente al Capitolio, donde irrumpieron de manera violenta.

A pesar de todo, Carlson siempre ha gozado de una relativa popularidad y sus números de audiencia nunca han tenido nada que envidiar al de otros grandes nombres del periodismo televisivo estadounidense, perfectamente hubiera podido llegar a un acuerdo con cualquier cadena de televisión o plataforma de streaming para la difusión de la entrevista con Putin. Sin embargo, Carlson se tomó la 'revancha' frente a las plataformas tradicionales y anunció que la entrevista sería emitida íntegramente a través de sus perfiles personales en redes como X (antes Twitter) o Youtube.

Quizá todos esperaban una gran acogida a la entrevista del periodista estadounidense, pero nadie se esperaba que la entrevista de Carlson a Putin, ofrecida a través de su perfil en X, fuera a conseguir los números que logró. Actualmente la publicación de Carlson en X, donde subió las más de dos horas de charla con el líder ruso, cuenta con más de 200 millones de visualizaciones en menos de una semana, números estratosféricos si los comparamos con los picos de audiencia de los que gozó Carlson en sus años de gloria en Fox News.

Adaptarse sin perder el rigor

Casos como el de Carlson dejan ver los retos a los que los medios tradicionales y los profesionales de la información nos exponemos con el nuevo paradigma de la comunicación. "Los medios de comunicación tradicionales deben de adaptarse a una nueva era sin perder la ética, calidad ni el rigor. Es el riesgo y el peligro porque en este proceso de adaptación hay que ser muy vigilantes como con la llegada de la Inteligencia Artificial la cual va a impactar a los medios. En la actualidad, estamos en un momento donde la inteligencia artificial te puede hacer fotografías o vídeos de gente que son inventados o escribir textos totalmente inventados", afirma el experto en comunicación digital en conversación con elcierredigital.com

"Este reto es complicado porque estamos en un momento en el que 'todo vale' y el cual desemboca en la publicación de noticias falsas y esto afecta a todo el periodismo. Si la audiencia empieza a cuestionar a los medios de comunicación estaremos ante un proceso muy delicado", sostiene Ricardo Carreras. 

COMPARTIR: