29 de enero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Agrupaciones como UGT y el Sindicato Independiente han revelado la existencia de una "estrategia de La Moncloa para controlar la Corporación pública"

Denuncian un pacto entre PSOE, CCOO y Prisa para repartirse el dinero e informativos de RTVE

/ Elena Sánchez
El cambio en los equilibrios de poder de RTVE ha soliviantado a UGT que, junto al Sindicato Independiente (SI), denuncia el pacto entre PSOE, CCOO y el Grupo Prisa (con Fran Llorente y José Miguel Contreras a la cabeza) para repartirse la Corporación pública.

El cambio en los frágiles equilibrios de poder de RTVE ha soliviantado a la UGT, que está denunciando el supuesto reparto del control de la Corporación pública. El sindicato más cercano al expresidente José Manuel Pérez Tornero, junto al Sindicato Independiente, aseguran que hay un pacto para repartirse el poder dentro de la casa. 

Dentro de esta entente supuestamente estaría el PSOE, con el fin de controlar los 'Telediarios' en año electoral; Comisiones Obreras, que buscaría una programación afín a Unidas Podemos; y el Grupo Prisa de José Miguel Contreras o Fran Llorente, deseosos de contratos como los más de cinco millones de euros que se va a embolsar una filial de la compañía (LaCoproductora) por realizar el nuevo programa de Julia Otero

Enfado

"Los últimos acontecimientos en la CRTVE no son casuales, están perfectamente orquestados y responden a una perniciosa estrategia para dejar a la CRTVE estancada y bloqueada en una situación en la que el control democrático por parte del Congreso sólo existiría sobre el papel", denuncian UGT y Sindicato Independiente. 

Ambas centrales aseguran que "CCOO antepone su partidismo político a la defensa del servicio público de RTVE. A CCOO no le importa la verdad, ni defender a los trabajadores de RTVE, ni la reputación de la corporación. Cualquier cosa, verdad o mentira, le vale a CCOO para potenciar su sectarismo político, para proponer listas negras de profesionales como ya hizo en la reunión del Consejo de Informativos con la presidenta interina, y para seguir engañando cuando dice defender la producción propia y, sin embargo, le hace el caldo gordo a los intereses de los grupos privados que están tratando de 'colonizar' RTVE". 

UGT y SI creen que hay una pinza entre CCOO y ciertas informaciones de medio de Prisa: "Si CCOO velase por los intereses de lo público, denunciaría los intereses del Huffington Post. Y ahora hablemos de este medio de comunicación. El Huffington Post pertenece al grupo PRISA. Este grupo acaba de adquirir la propiedad de La Coproductora, dirigida por José Miguel Contreras (amigo de Miguel Ángel Barroso y consejero del grupo PRISA)". 

Fran_Llorente

Fran Llorente. 

"Hay que recordar que hablamos de la productora que, en su día, producía para RTVE el espacio de Cintora, 'Las cosas claras', y que fue por tanto una de las principales damnificadas por motivos económicos de que el Consejo de Administración dirigido por el anterior presidente no prorrogara ese programa, al que Podemos y CCOO le tenían tantísimo cariño", añaden. 

También lanzan varias preguntas con sus correspondientes respuestas: "¿Y quién dirige la nueva producción audiovisual de PRISA? La respuesta no es otra que Fran Llorente, el mismo que desde hace años mueve muchos hilos en RTVE con independencia de la dirección de turno. ¿Y cuál es la conexión entre Llorente y la actual presidenta interina? Una muy clara, ambos formaron el equipo de dirección de RTVE durante los años aciagos de la administradora única (Rosa María Mateo)". 

UGT y SI creen que "estamos ante una triple alianza en esta retorcida trama. El Grupo PRISA, con Fran Llorente y Contreras; Elena Sánchez, íntima y leal colaboradora de Fran Llorente; y CCOO, ligada a Cintora y Contreras. ¿Y que pretende esa triple alianza? Pues ni más ni menos que drenar los recursos de RTVE en favor de la productora de PRISA. Y para ello no les duelen prendas, y así urden y permiten que desde un medio privado se desprestigie a RTVE, situándola en una posición de debilidad para conseguir, de este modo, mejores y más jugosos contratos". 

Ambos sindicatos creen que uno de los objetivos de este presunto pacto es desalojar de la secretaría general de la CRTVE a Alfonso Morales, reservando este importante cargo para un personaje como Ángel García Castillejo, considerado cercano en lo ideológico a Podemos. 

También opinan que "la presidenta interina Elena Sánchez y los consejeros que la mantienen están obsesionados con darle la vuelta al organigrama desde su llegada. Ya tienen a Pep Vilar, a José Pablo y a Jon Ariztimuño comiendo de su mano, y solo les falta controlar la secretaría general para seguir manipulando las compras y los contenidos de RTVE por mucho tiempo, sin ningún control ni fiscalización". 

COMPARTIR: