24 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Las posturas polarizadas a la hora de contar el "procés" catalán dan grandes réditos en cuanto a audiencia y share

Analizamos cómo trataron los medios de comunicación el aniversario de la declaración de independencia de Cataluña

En estos días se cumple un año del frenético otoño de 2017 en Cataluña, que terminó con la declaración de independencia del 27 de octubre.Esto supuso la consecuente huida del presidente Carles Puigdemont a Bélgica y el encarcelamiento de varios consejeros del gobierno de la Generalitat

Eran días donde todo se polarizó, estábamos en medio de uno de los conflictos más importante de la historia reciente de nuestro país. Fueron unos sucesos propios de siglo XIX pero sucedidos en el XXI, donde la información y la inmediatez tenían una tremenda volatilidad, los fake news están a la orden del día y fluyen como la pólvora en las redes sociales, así pues el papel de los medios de comunicación debía de ser exquisito para que la población gozará de un conocimiento preciso. Pues bien, los periódicos, las radios, las teles y ahora los digitales demostraron no estar a la altura. Demostramos que la tecnología ha avanzado, las formas de contar las cosas han evolucionado, pero el sesgo está igual que hace 40 años.

En España somos así, muchos aspecto que parecían  olvidados se recuerdan ahora de momentos de nuestra historia no tan recientes. Los secretos clasificados, en un archivo o la memoria de las personas, reflotan cuando ya no se huelen las consecuencias. Así pues con el famoso procés, ocurre tres cuartos de lo mismo. Mucho tiempo pasará hasta que sepamos todo con pelos y señales. En un intento de recabar información, Jordi Évole (que estrenaba la temporada hace justo una semana) realiza un programa especial de Salvados donde entrevista a varios protagonistas de todos los bandos. Artus Más y Gabriel Rufian por un lado, el diputado de ERC que fue el autor del famosos tuit de las “155 monedas de plata” donde daba a entender la traición de Puigdemont en un ademán de convocar elecciones, frente a el que fuera president de la Generalitat que se sintió molesto por este hecho. Por el gobierno del Rajoy también hablan Rafael Catalá, que fue acusado por la instrumentalización de la justicia desde su ministerio, y la titular de Sanidad Dolors Monserrat que tuvo un discurso muy encendido por aquel entonces.

Antonio García-Ferreras en un directo desde el parlament

‘El Dilema’ que así es como ha bautizado el equipo de Salvados este espacio nace con la intención de aportar luz. Información sin tapujos, sin intermediarios, desde la fuente directamente. El programa tratará por ejemplo de enseñar las negociaciones soterradas que lideró el Lehendakari Iñigo Urkullu con el gobierno central mientras que éste mantenía un perfil muy beligerante en los medios de comunicación en lo que fue la antesala del 155. En lasexta a partir de esta noche a las 21:25 horas.

Lo cierto es que más allá del ruido está la verdad, más allá del intento de Évole que veremos cómo sale, muchos de los medios de este país necesitan licencia y cuando ésta se les concedió se comprometieron a ser veraces y dar información de servicio público. La conclusión es que por aquel entonces fallamos y todavía no hemos rectificado. Algunos han explicado el conflicto catalán como si fuera un partido de buenos y malos. Donde se pierde o se gana. Dejando de lado que si alguna vez se consume la independencia perdemos todos. Hay que buscar la parte positiva al asunto, si dicha independencia se finiquitara habría que buscar una reconciliación entre catalanes y españoles.

Desde ciertos ambientes, como el de Jiménez Losantos en esradio, que cuando el tribunal regional de Alemania desestimó la extradición de Puigdemont a España dijo que habría “estallar las cervecerías en Baviera”. El comunicador desde su emisora orientada a la extrema derecha ha dedicado multitud de improperios a todos los actores del procés que no están alineados con la unidad nacional. Este es solo uno de los ejemplos.

También en la cadena COPE con algún que otro editorial de Carlos Herrera donde simplemente se ha optado por criminalizar el movimiento separatista catalán. El diario ABC ha tenido alguna que otra portada más alejada de la realidad. Ni que decir tiene que hay que nombrar a OK Diario, también con ciertas noticias que parecen una inocentada.

A los medios en general no está faltando una labor pedagógica de la situación catalana. No ha habido ninguna empatía por posicionarse en el otro bando para que por lo menos el español medio pueda intuir lo que pasa con cierta perspectiva. Esta lógica informativa solo se entiende desde una dinámica del click fácil o de la ganancia de oyentes en los estudios de las audiencias. Cuando hay semanas con mucha carga informativa relevante, en la tele por ejemplo donde los análisis se pueden hacer a diario, los audímetros se disparan por el interés de la población por lo que acontece. Solo hay que irse al Estudio General de Medios de hace un año, el que salió en el mes de noviembre de 2017 donde Esradio que antes hemos mencionado se disparó, también Carlos Herrera alcanzó su record. Por su parte, programas de la competencia de lasexta como ‘Al rojo vivo’ también vivieron buenos momentos.

Pero más allá de esto, ¿dónde queda la responsabilidad informativa? Si queremos ciudadanos libres que vayan a la urnas con una buena base quizás este no sea el camino. Hace unos días, me decía un amigo que vive en el extranjero que igual es posible que residir fuera de nuestras fronteras le ayuda. La respuesta es que sí, ya que la opinión puede que no esté tan viciada.

Desde este aniversario, hagamos autocrítica. Por unos medios de comunicación menos ideologizados.

COMPARTIR: