29 de julio de 2021
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

"¿Por qué lo llaman censura cuando quieren decir falta de rentabilidad?", afirman a 'Elcierreditial.com' fuentes de la negociación

El despido de Pilar Rahola, al descubierto: Acaba de ser expulsada de 'La Vanguardia' y pronto lo hará de TV3

/ Pilar Rahola
Pilar Rahola ha denunciado motivos políticos por perder su sueldo 'cienmileurista' en La Vanguardia. Oculta la ex de ERC que esos 'motivos políticos' eran los que le daban tanto trabajo y que esa censura se explica por falta de rentabilidad.

Las estrellas mediáticas de cualquier tipo de negocio no suelen asumir los fracasos, ni los sueldos del mundo analógico difícilmente se pueden mantener en el fragmentado entorno digital.

Era el caso de Alfonso Ussía o Fernando Sánchez-Dragó, que el pasado año intentaron señalar al Gobierno de Pedro Sánchez como muñidor de sus caídas en dos cabeceras escasamente progubernamentales (La Razón y El Mundo).

Pilar Rahola ha corrido el mismo camino en La Vanguardia, deseosa de aligerarse la plantilla de sueldos 'cienmileuristas'. La exdiputada de ERC ha denunciado que su caída está motivada por asuntos políticos cuando estos, en realidad, son los que le han proporcionado gran parte de sus empleos... cosa legítima si no se hubiese utilizado tanto dinero público en su contratación.

"Motivos ideológicos"

Rahola ha explicado su situación en Twitter: "La Vanguardia no publicará más artículos míos por motivos ideológicos y políticos. No he aceptado las peticiones de cambiar mis planteamientos, ni suavizarlos. No es el primer intento de echarme. Sí, la decisión viene de arriba de todo y más allá".

La periodista se muestra "orgullosa de formar parte de una noble lista de independentistas a los que han despedido de La Vanguardia: Albert Sánchez Piñol, Xavier Sala i Martín, Xavier Antich, Jordi Graupera, Salvador Cardús…".

Y también ha recordado un párrafo que escribió en el diario de la familia Godó: "La defensa de la independencia es cosa de los independentistas, pero la defensa de Cataluña debería ser cosa de todos, y he aquí el silencio y la servidumbre de muchos. De este silencio y servidumbre se nutre nuestra decadencia".

El expresident Carles Puigdemont ha salido en su defensa: "Querida Pilar, gracias por escribir como una mujer libre hasta el último día. Algunos, en Madrid y más cerca también, te quieren en silencio o con sordina. Continúa escribiendo, continúa hablando. Con acuerdos y desacuerdos, no podemos ser si no somos libres".

Pilar Rahola. 

Solidaridad y posible pérdida de otro empleo

El sector mediático catalán, casi al alimón, se ha solidarizado con Rahola después de que las juventudes de las CUP, Arran, hayan realizado pintadas en su casa de Cadaqués por sus simpatías hacia el Estado de Israel: "Cómplice del genocidio" o "Palestina libre", escribieron.

Arran compartió la fotografía y aseguró que visitaron "a Rahola, tertuliana que aprovecha su espacio mediático para hacer apología del Estado de Israel, convirtiéndose en cómplice del genocidio hacia el pueblo palestino".

Es cierto que el papel de tertuliana de Rahola podría peligrar en TV3. Y es que su mala relación con su expartido, ERC, y sus simpatías por Junts per Catalunya podrían acarrearle que pierda pie en la televisión autonómica catalana ya que a partir de este verano estará controlada por los de Oriol Junqueras.

110.000 euros

El diario catalán Crónica Global ha explica que Rahola "dice que el motivo de su cese es ideológico y que la decisión viene desde muy arriba. Cobraba 110.000 euros al año por cuatro columnas semanales, una retribución superior a la del presidente español, Pedro Sánchez. Y, según las malas lenguas, había llegado a cobrar algo más, pero los recortes también llegaron al histórico rotativo, donde Rahola llevaba 14 años escribiendo".

El citado medio añade: "Queda por ver cómo queda su colaboración en TV3, pues tal como desvelaron las grabaciones de la operación Voloh, Rahola estaba muy angustiada ante la posibilidad de perder cuota mediática y así se lo expresó a David Madí". 

COMPARTIR: