05 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Estrena y presenta a partir de este lunes su nuevo programa 'Vaya Mañana' en Canal Sur, tras su exitoso paso por 'La mañana' de La 1

Fernando Díaz de la Guardia: “El fin de una televisión pública no es conformarse solo con lo que es, sino llegar de verdad a la gente”

Fernando Díaz de la Guardia
Fernando Díaz de la Guardia

Fernando Díaz de la Guardia (Granada, 1972) es un periodista español que ha trabajado tanto en radio como en televisión. Una amplia trayectoria profesional le respalda desde 1990, en la que ha pasado por diferentes etapas como redactor, editor, locutor, presentador y director de programas en cadenas de ámbito nacional e internacional (La 1 y TVE Internacional), regional (Canal Sur Televisión/ RTVA) y provincial (Radio Granada CADENA SER y Localia Televisión). Cantante y autor de un libro, el último trabajo del polifacético Fernando Díaz de La Guardia ha sido como copresentador junto a María Casado en ‘La mañana’ de La 1. En esta entrevista Fernando nos habla de su próximo proyecto en ‘Vaya mañana’, un magazine de Canal Sur que se estrenará el próximo lunes

Vas a empezar a presentar ‘Vaya mañana’ en Canal Sur ¿Qué significa para ti embarcarte en este nuevo proyecto?

Si, es un magazine de actualidad y de entretenimiento, se estrena el lunes día 8 de octubre y se emitirá cada mañana de 12.00h a 14.00 h, en Canal Sur televisión.

Estoy muy ilusionado con volver a la que ha sido mi casa durante muchos años. Ha sido una alegría que me llamen, notar el cariño de tantos compañeros…creo que soy muy afortunado. El proyecto me parece muy interesante, voy a trabajar con compañeros a los que admiro y aprecio como la presentadora Inés Porro y el presentador Sergio Morante.

Fernando Díaz de la Guardia junto a la presentadora Inés Porro

 

¿Qué tal ha sido tu experiencia en ‘La mañana’ de la 1 con María Casado?

He cumplido un sueño trabajando en Prado del Rey, un lugar especial donde se han realizado programas legendarios que formaban parte de la memoria colectiva de varias generaciones, desde luego de la mía. Mi experiencia en el programa ha sido maravillosa, María Casado es un amor de compañera. Jota Abril se ha convertido en mi amigo. He aprendido mucho con Pilar Cerisuelo y en general con todo el equipo de ‘La mañana’ del que guardo un recuerdo estupendo. Estoy agradecido porque yo seguía ligado al programa con una sección, pero surgió el proyecto de Canal Sur, y la verdad es que no he podido decir que no a este reto.

¿Qué diferencias has encontrando trabajando en programas a nivel autonómico respecto a trabajar en programas a nivel nacional?

La repercusión, el alcance. TVE además dispone, dentro de unas limitaciones, de unos medios que son muy favorecedores, sobre todo para un programa de actualidad.

¿Has sufrido muchas presiones en las televisiones públicas por las que has pasado?

La verdad es que tengo mi conciencia tranquila, siempre me he ido a la cama sabiendo que cumplía con mi obligación. Nunca me han obligado a hacer nada que no quiera, es lo que puedo decir de mi propia andadura…

María Casado y Fernando Díaz de la Guardia en 'La mañana' de La 1

 

¿Cómo fueron tus inicios en el periodismo?

Yo comencé en 1990 con 17 años. Empecé en radio Granada de la Cadena Ser, en la emisora más señera de mi ciudad, me inicié como periodista deportivo, retrasmitiendo partidos de fútbol. Mi ilusión era retrasmitirle partidos al Granada, al que siempre ha sido y es mi equipo. Y de esa forma, en la radio, que es en sí misma una escuela de comunicación impagable para alguien a quien le gusta la narración y el directo, me fui desenvolviendo. Al poco tiempo tuve una oportunidad a nivel nacional, debuté en Carrusel Deportivo como corresponsal del programa de baloncesto en Granada, así he podido ir cumpliendo a lo largo de estos 28 años etapas muy bonitas dentro del periodismo y la comunicación.

De todos los programas en los que has trabajado ¿Cuál es el que recuerdas con especial cariño?

Mi paso por ‘Tiene arreglo’, un programa muy controvertido que tuvo una réplica a nivel nacional. Lo conducía Toñi Moreno en Sevilla y luego continuó en TVE con un formato muy parecido que se llamaba ‘Entre todos’. Fueron programas que me permitieron darle un sentido de servicio público a la televisión, porque se denunciaban sin cesura situaciones muy complicadas de familias que no contaban con los servicios sociales necesarios y se visualizaba su situación para demostrarle a los políticos y a muchos conciudadanos cuál era la realidad de otros andaluces, y por extensión, de otros españoles. Creo que no era un formato perfecto, pero yo me siento muy satisfecho de haber participado en él y de haber recibido una respuesta tan acogedora y tan cariñosa por parte de la audiencia, tanto en datos como en la calle. Me ha marcado mucho.

De los formatos en los que has trabajado, ¿Cuál ha cosechado más audiencia?

He tenido la suerte de trabajar y de participar como editor y presentador en Andalucía Directo, que es un formato con muchísimo seguimiento en Andalucía. También he tenido la suerte de participar en informativos en franjas horarias que tenían mucha repercusión en canal sur. Además, en ‘La mañana’ de televisión española, que ha registrado su mejor media de audiencia de los últimos 6 años. Creo que la temporada pasada, ‘La mañana ‘de TVE marcó un punto de inflexión porque recuperó un nivel de audiencia que hacía ya más de un lustro que no acumulaba. Estoy agradecido de haber participado en proyectos que han resultado ser un verdadero éxito.

¿Qué tipo de formato televisivo crees que tiene más éxito actualmente?

Depende de la franja horaria. Hay tantas posibilidades que es muy difícil acertar y reconocer cuál es el formato que puede llegar a gustar al mayor número de espectadores, pero es evidente que hay programas que se sitúan y se consolidan en un horario determinado, y que las direcciones de las cadenas prácticamente no hacen ningún cambio, se vuelven continuistas porque tienen éxito. Hay quién dice que la televisión siempre es igual, eso es porque los formatos que continúan tienen el seguimiento necesario como para que nadie los mueva. En el caso de Canal Sur, el de ‘Andalucía Directo’, ya han rebasado la frontera de los 20 años…y eso lo dice todo. En el caso de TVE ‘Aquí la tierra’...son formatos de servicio público con público, y yo creo que esa es la esencia de las televisiones públicas, que puedan hacer programas que tengan la capacidad de llegar a la gente y no se conformen simplemente con estar en la propia filosofía de la cadena, tienen que ir más allá. No es incompatible y Ojalá ‘Vaya mañana’ pueda ser otro ejemplo en breve.

Como comunicador, ¿cuáles son tus armas para que el público no se aburra?

No engañar, ser uno mismo, intentar darle al público verdad y no interpretar lo que no eres. Con el tiempo, cuando ya empiezas a conocerte y ‘a relajarte’ delante de las cámaras, haces del plató ‘tu cuarto de estar’ El espectador debe notarlo y sentir que le estas transmitiendo tus emociones y tu enfoque real sobre la situación que se cuenta. Sobre todo, en espacios donde no hay una exigencia de que el comunicador sea un ‘busto parlante’, sino en un formato de magazine. Cuando he presentado informativos convencionales, de formato telediario, siempre he huido del ‘busto parlante’, no me gusta sentirme hierático o que lo que esté contando me imponga tanto sobre mi forma de ser que al final me desnaturalice.

"Lo que intento es que el espectador sepa que hay un ser humano delante de la cámara que está contando algo que le puede conmover, divertir, sorprender y que lo transmite tal cual lo siente".

 

Háblanos de tu faceta como cantante en la banda ‘Christiania’.

Fue una experiencia extraordinaria que me ha complementado incluso como comunicador, porque me aportó tablas. Editamos un par de trabajos discográficos, actuamos en un centenar de ocasiones…Llegamos a telonear a Pretenders, a Burning, a Antonio Vega; por supuesto a bandas andaluzas: 091, La Guardia etc. Fue la etapa de mi vida en la que curé la vanidad, y además disfruté muchísimo. Pero también tuve problemas de salud, porque yo retransmitía partidos de fútbol por la mañana y cantaba rock por la noche, llegué a tener un serio problema en las cuerdas vocales. Pero el recuerdo de esa etapa es entrañable y enriquecedor sin duda.

¿Con qué proyectos sueñas para el futuro?

En general en la vida y en mi vocación, que es la comunicación y el periodismo, cada día disfruto más del viaje, y no tanto de la meta.  Al final la meta puede ser incluso decepcionante y te puedes llegar a plantear: ¿Tanto para esto? Lo realmente hermoso, por ejemplo, en la fase que me encuentro ahora, es crear un proyecto, un equipo de trabajo, conocernos, apoyarnos, disfrutar juntos, crecer y aprender de cada uno de nosotros y del público. Creo que esto es lo maravilloso de esta profesión, que si uno quiere puede estar aprendiendo y reciclándose permanentemente a lo largo de su carrera, con humildad y entusiasmo se consiguen muchos logros, pero más allá de las metas a mi lo que me apetece es disfrutar día a día de mi vocación.

Eres autor del libro ‘Los Ángeles: una leyenda del pop español’. Háblanos de este proyecto.

Es la biografía del primer grupo andaluz que triunfo a nivel internacional, ‘Los Ángeles’, que se mataron en la carretera, dos de ellos en año 76. El batería de mi grupo es el hijo de uno de los músicos fallecidos. Me contó la historia de su padre y le dije que algún día la contaría. Lo curioso es que esa experiencia me llevó a presentar el libro en EEUU, Miami, porque Los Ángeles tuvieron un éxito enorme en Cuba y parte de esa población migró a Miami.

 

 

 

COMPARTIR: