28 de marzo de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El alcalde de Madrid ha tenido que publicar un bando para advertir de que sólo se acuda a fuentes oficiales y no a las redes para obtener información

Estos son los bulos sobre el coronavirus: El whatsapp es la herramienta más peligrosa para difundirlos

La gente con mascarillas en el aeropuerto.
La gente con mascarillas en el aeropuerto.
El coronavirus COVID-19 ha provocado una serie de mensajes a través de esta aplicación que, en la mayoría de los casos, ha hecho cundir el pánico en la población, sobre todo por el gran desconocimiento médico que se tiene. Muchos de estos bulos se apoyan en recomendaciones o teorías que tienen “médicos” o “investigadores” que, se supone, conocen el estado del virus.

Durante la semana, España ha sobrepasado los 3.500 casos de coronavirus con más de 80 muertes. A raíz de la propagación en exceso del COVID-19, además de estafadores y ladrones que se están aprovechando de ello, han sobresalido otros métodos para meter el miedo a la gente. Estos son los bulos de WhatsApp que, apoyándose en información de escasa fiabilidad, recorren los móviles de la población y hacen que cunda el pánico.

Hasta ahora se han extendido más de 140 bulos por WhatsApp y uno de los más famosos es un mensaje que muchos han recibido en su teléfono es sobre las recomendaciones de la doctora Lidia Rota Vender, una médica italiana que es presidenta de la Asociación contra la Trombosis y Enfermedades Cardiovasculares. Tanto la doctora como la asociación son reales, lo que hace que el bulo preocupe más, ya que mezcla comunicados oficiales con otra información de origen desconocido, creando así confusión respecto a la epidemia del coronavirus.

Bando del alcalde de Madrid.

Incluso el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha dictado un bando municipal con recomendaciones entre las que se incluye no hacer casos de bulos. Antes de hacer caso a estos mensajes, hay que seguir primero los consejos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de las autoridades sanitarias de cada país. Estos son los más fiables, que más conocimiento del tema tienen y que, cada poco, informan de como va el virus y como se puede combatirlo. Por ello, la asociación de la hematóloga italiana Lidia Rota publicó una nota diciendo que “al coronavirus no lo detiene el pánico, sí la inteligencia”.

Mensaje_de_Whatsapp

Mensaje que está circulando por WhatsApp

Sin embargo, la propia asociación no puede hacer frente a un todopoderoso como es WhatsApp. El mensaje salió el 23 de febrero por primera vez y, desde entonces, la situación del COVID-19 ha cambiado, pero, lo dramático de la situación es que el texto original ha cambiado de manera contaste, creando todavía más confusión si cabe.

Virales que generan temor

El comunicado sobre el coronavirus que supuestamente lo ha escrito la Asociación contra la Trombosis y Enfermedades Cardiovasculares, además de ser de origen desconocido, empieza con lo siguiente: "Desde Milán una estrecha colaboradora de una ONG dedicada a difundir consejos sobre salud, nos trasmite los dichos de la doctora Lidia Rota Vender...".

A continuación, en este bulo que circula por la red social, aparecen unas líneas que citan a un "joven investigador que, de Shenzhen Cantón, China fue transferido a Wuhan", aumentando la confusión. Incluso, no se descarta que circulen varias versiones del texto, que parece originario de Italia.

Otro que ha saltado a la palestra es uno sobre 'Pacientes jóvenes, sin patología, que se van a morir'. Este salió a la luz el 11 de marzo y en él se escucha audio en la que se escucha a supuesto personal sanitario de la Fundación Jiménez Díaz señalando que hay jóvenes que están muriendo. Este audio está catalogado como muy peligroso, sobre todo por el caos que puede generar. El jefe de la UCI de la Fundación Jiménez Díaz ha explicado que no tienen ninguna patología asociada al coronavirus.

Fundacion_Jimenez_Diaz

Es falso el audio que proviene de la Fundación Jiménez Díaz

Como el de la doctora Rota o el proveniente de la Fundación Jiménez Díaz, los factores que tienen los bulos o las llamadas “fake news” son que tienen un origen desconocido en cuanto a la información se refiere y que no se incluyen enlaces a fuentes fiables que le den veracidad al texto. Aunque, también hay que tener cuidado con esta última opción, ya que los estafadores aprovechan estos links para hacer picar a sus víctimas aprovechando su temor por el virus.

COMPARTIR: