06 de diciembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Su presunto hijo fue fruto de una relación secreta en 1975 con la bailarina María Edite Santos Raposo

Julio Iglesias tendrá que someterse en otoño, casi con toda seguridad, a las pruebas de paternidad que le pide Javier Sánchez

La denuncia interpuesta por su presunto hijo Javier Sánchez Santos, junto a la prueba de ADN que ha aportado, ha provocado que Juio Iglesias se vaya a realizar las pruebas de ADN para ver si es verdad o no que es hijo suyo. De ser así pasaría a ser el cuarto hijo de los nueve que ha tenido a lo largo de su vida el cantante, además de pasar a tener su parte del patrimonio de Julio Iglesias

La actualidad vuelve a cernirse sobre el clan de los Iglesias. En este caso es debido a Javier Sánchez Santos, el presunto hijo de Julio Iglesias, fruto de la relación que mantuvo con la bailarina María Edite Santos Raposo en el verano de 1975. No obstante el famoso cantante nunca lo admitió como hijo suyo y el propio Sánchez Santos ha admitido en reiteradas ocasiones y ha buscado diferentes maneras para cerciorar que él es hijo de ‘’papuchi’’. En esta ocasión ha interpuesto una denuncia contra el cantante en el Juzgado de instrucción número 13 de Valencia y que la ha admitido a trámite.

Según ha podido saber en exclusiva El Cierre Digital, el pasado 29 de junio tras varios intentos del presunto hijo, consiguió que se entregara la ya mencionada denuncia a uno de los abogados del cantante, y que éste se lo entregaría a Julio Iglesias que se encontraba en su mansión de Marbella (Málaga) ubicada en la urbanización ‘’Cuatro lunas’’. Además fuentes cercanas al cantante han admitido a este medio que en los últimos días fue a la comisaría del municipio malagueño pero no se sabe si con un motivo cierto (podría ser para renovar el pasaporte).

La prueba de ADN la obtuvo de Julio José Iglesias Jr. 

Una prueba de paternidad la causante

En el momento en el que Javier Sánchez Santos interpuso la denuncia en el juzgado de instrucción número 13 de Valencia, aportó como demostración una prueba de ADN. En dicha prueba se comparaba el propio ADN del demandante, Sánchez Santos, con el de Julio José Iglesias dando una coincidencia del 99,99%. Al parecer, el que pasaría a ser el cuarto hijo de los nueve que tiene Julio Iglesias, obtuvo el ADN gracias a los servicios de un detective secreto que contrató y que consiguió del segundo hijo de Julio Iglesias.

Ante la presentación de la prueba de ADN, el cantante ha decidido que se realizará las pruebas pertinentes para esclarecer todo el asunto en el instituto de toxicología en la universidad de Turia en Valencia. Dichas pruebas se las realizará el próximo mes de octubre.

Quién es quién en la familia de Julio Iglesias

Dos mujeres, ocho hijos y uno secreto: quién es quién en el clan Iglesias

Julio Iglesias es un triunfador en la música y también en el amor, ya lo dice una de sus canciones más famosas. Él mismo ha presumido de lo bien que se le han dado siempre las mujeres. Pero hay dos que, sin duda, han marcado la vida del eterno galán: Isabel Preysler y Miranda Rijnsburger, con quienes ha convivido durante toda su vida. Con la filipina se casó muy joven, en 1970, y aunque su matrimonio solo duró 8 años, tuvieron tres hijos. Con su segunda mujer, la holandesa Miranda Rijnsburger, lleva 27 años y ha tenido cinco hijos.

Chabelí Iglesias Preysler, la primogénita del cantante

 

Chábeli Iglesias Preysler. (46 años)

La primera hija de Isabel Preysler y Julio Iglesias nació en Estoril (Portugal) en septiembre de 1971, poco después de la boda de sus jóvenes padres. Así evitaron estar en el foco mediático, puesto que la niña habría sido concebida antes del enlace matrimonial, según publicó el periodista Juan Luis Galiacho en el libro Isabel y Miguel, 50 años de la historia de España. Casada y con dos hijos, la primogénita del cantante vive en Miami con su segundo marido, el empresario Christian Fernando Altaba. Aunque ha trabajado puntualmente como presentadora, ahora está dedicada a su familia.

Julio Jose Iglesias Jr. (45 años)

El segundo hijo de Julio Iglesias e Isabel Preysler nació en Madrid y siempre ha querido seguir los pasos de su padre, aunque las comparaciones son odiosas y el talento de Iglesias difícil de alcanzar. A pesar de que ha contado con la ayuda del cantante, nunca ha conseguido el éxito deseado. También ha ejercido como modelo y hasta de animador de fiestas en casas de millonarios de Miami. Ahora vive en Los Ángeles con su esposa, la modelo Charisse Verhaert.

Enrique Iglesias es el que más ha triunfado en el mundo de la música

 

Enrique Iglesias (43 años)

Podría decirse que es el que menos necesita el apellido de Julio Iglesias. De hecho, también es el hijo reconocido del cantante más enfrentado a él. Sin embargo, también es el más triunfador, hasta el momento, de todos los hermanos. El cantante, compositor y productor nació en Madrid, aunque ha crecido en Estados Unidos. Tiene un estilo propio que le ha hecho triunfar a nivel internacional. Tanto él como su pareja desde hace ya 16 años, la tenista Anna Kournikova, tienen muy buena relación con los hijos pequeños del cantante, fruto de su relación con Miranda Rijnsburger.

Javier Sánchez Santos (42 años)

El presunto hijo secreto de Julio Iglesias también se ha dedicado a la música. Hizo sus pinitos como cantante y se consagró como DJ en la noche valenciana. Ahora vive en el barrio de El Cabanyal de la capital valenciana y regenta un negocio de nutrición deportiva. Es hijo de María Edite Santos Raposo, una portuguesa con la que Julio Iglesias habría tenido una aventura prolongada durante más de una semana, según contó ella misma, ya casado con Isabel Preysler. Su madre ya fue a los tribunales y perdió el juicio contra el cantante. El presunto hijo tiene en su poder una prueba de ADN con la que reclamará de nuevo la paternidad. En el caso de que Julio Iglesias le reconozca como hijo pasaría a formar parte de la familia, lo que le permitiría tener su parte del pastel del patrimonio del cantante.

Miguel Alejandro Iglesias el mayor de los hijos que tiene Julio Iglesias con Miranda

 

Miguel Alejandro Iglesias (20 años)

El primer hijo de Miranda Rijnsburger (51) y Julio Iglesias (73) nació el 7 de septiembre de 1997 en el Hospital Monte Sinaí de Miami Beach, el hospital privado más grande de la exclusiva zona. Sus padres y hermanos le llaman 'Michael'. El mayor de los hermanos Iglesias-Rijnsburger tiene gran parecido físico con Enrique Iglesias, su hermano mayor, con el que además tiene muy buena relación. Aunque en cierto momento se publicó que quería ser cantante, el joven estudia Finanzas y está más enfocado a los negocios.

Rodrigo Iglesias (19 años)

El segundo hijo del cantante y la modelo holandesa alcanzó la mayoría de edad en abril de este año. Él sí quiere seguir los pasos artísticos de su padre y sus hermanos Enrique y Julio Iglesias Jr. El propio Rodrigo explicó a ¡Hola!, la revista cabecera de la familia Iglesias, que "el sueño más grande que tiene es llegar a ser un artista como su padre y su hermano y que le encantaría dedicarse toda su vida a la música". Posibilidades no le faltarán en Miami, donde se encuentran las productoras internacionales más importantes y donde Julio y Enrique Iglesias son muy respetados.

Victoria y Cristina Iglesias (17 años)

Las dos adolescentes de la familia, las gemelas Victoria y Cristina, nacieron el 1 de mayo de 2001 en Miami, aunque fueron bautizadas en Marbella. Igual que sus hermanos, están siendo educadas entre España y Estados Unidos, en los mejores centros privados. Ambas quieren seguir los pasos de su madre y ser modelos. No les falta belleza, de hecho tienen mucho parecido con Miranda Rijnsburger, igual de rubias y altas. Julio Iglesias dijo en una entrevista que estaba muy orgulloso de sus dos niñas y que espera que "tengan fuerza, porque la vida les ha regalado mucho".

Guillermo Iglesias (11 años)

Fue el hijo menos buscado de Julio Iglesias y Miranda, que afirmaban haberse parado después de su cuarto hijo. Pero su nacimiento el 21 de mayo de 2007 en Florida alegró a toda la familia. El pequeño de la familia se llama igual que el padre de Miranda, ya fallecido y al que quiso homenajear así puesto que le costó mucho superar su pérdida. El niño nació en plena era digital y eso se notó en que su padre, más acostumbrado a las portadas de las revistas, lo presentó en su web oficial.

La fortuna de Julio Iglesias

La revista Forbes, que viene a ser la biblia en estos asuntos del dinero, acaba de publicar que Julio Iglesias amasa una fortuna estimada en ochocientos cincuenta millones de euros. No le llega a las zapatillas de Amancio Ortega, el dueño de "Zara" que tiene setenta y cinco mil millones, pero es el cantante español con mayor patrimonio. No es fácil calcular a nadie lo que posee, salvo probadas propiedades, pero en este caso habrá de Forbes, que en Norteamérica goza de gran credibilidad. Otra publicación estadounidense, People with Money aseguraba que entre octubre del 2015 y el de 2016 el cantante se había embolsado ochenta y dos millones de dólares. La pregunta siempre es que en dónde invierte esa inmensa fortuna.

Lo que sabemos es que abarca grandes intereses en negocios petrolíferos e inmobiliarios. De estos últimos, los más importantes localizados en la República de Santo Domingo, en Punta Cana (donde goza de una inmensa mansión, aparte la de Miami), donde asimismo posee acciones del Aeropuerto Internacional. Una isla en las Bahamas. Una gran finca en la Pampa argentina. Su avión lo compró por treinta millones de euros. Accionista de un equipo de la NBA, los Miami Heat desde el año 2010 y acude con cierta asiduidad para ocupar su asiento de primera fila. Propietario de una cadena de restaurantes, de unas bodegas de cava, en donde aportó otros treinta millones; de una marca de vodka; de la marca de cosméticos Cover Girl. Imaginamos que pocos habrán entrado en otros muchos secretos de sus finanzas, sus diversos negocios. Todo ello reunido a lo largo de cuarenta años en el mundo del espectáculo. Aunque en sus orígenes y en los comienzos de la que era una vacilante carrera musical, nunca podría imaginar que se convertiría en multimillonario.

Su antiguo mánager aporta más datos: "en España ha participado en el desarrollo de diversas urbanizaciones de lujo; en Bahamas es propietario de una isla entera; su avión está valorado en 45 millones; su cava de vino está valorada en 30 millones..."

El periodista Alfredo Grimaldos dedicó un capítulo de su biografía de Eduardo Zaplana (publicada por Foca en 2007) a explicar los negocios entre el cantante y el antiguo presidente de Valencia y ministro de Trabajo. "En los últimos ocho años, Julio Iglesias ha ganado mucho más dinero gracias al suculento negocio de la construcción que con las grabaciones y los recitales. Iglesias se estrena como constructor en Alicante, de la mano de su amigo Eduardo Zaplana, presidente de la Generalitat, quién, además de contratarle como imagen de Valencia, le introduce en los círculos inmobiliarios".

Miranda junto a Julio Iglesias

Desde finales de los años noventa, Iglesias invirtió en numerosas promociones inmobiliarias vinculadas al entorno empresarial de Eduardo Zaplana. Lo malo es que la relación Zaplana/Iglesias acabó llegando a los tribunales a cuenta de la fabulosa cifra de dinero público gastada en contratar al cantante como imagen de Valencia. Un caso judicial que deterioró más la imagen de Zaplana que la de la Iglesias.

Desde que compró su jet ejecutivo, puede darse el lujo de finalizar un concierto y pasar la noche atravesando el Atlántico por encima de las tormentas y tifones. Todo con el fin de amanecer en su casa de Punta Cana, al lado de su esposa Miranda Rijnsburger y sus hijos Alejandro, Rodrigo y las mellizas Cristina y Victoria.

Miranda la administradora de sus bienes en España

Miranda Johanna María Rijnsburger, su esposa es también la administradora de sus intereses más importantes en España a través de dos empresas:

Androsemo SL tiene 7.822.940 euros de activo y no presenta cuentas desde el año 2012, donde no declaró ventas. Lo que llama la atención es que la angelical Miranda comparte gestión de esta sociedad con un polémico abogado marbellí de origen catalán, Antonio Fortuny.

Posee las 56 hectáreas de la finca marbellí del cantante.

Miranda también es la administradora de una segunda sociedad: Bellevue Costa Sol SA. Aquí hay cerca de diez hectáreas de terreno colindantes a su casa malagueña. La sociedad tiene su sede en Madrid. No presenta cuentas desde el año 2015 en el que valoró sus activos en 4.623.283 euros.

Julio Iglesias cumplirá 75 años el próximo mes de septiembre y el pasado 17 de julio, conmemoró los 50 años de su proclamación como ganador del Festival Internacional de la Canción de Benidorm con “La vida sigue igual”. Todo ello le ha forjado un gran patrimonio inmobiliario y múltiples inversiones, que van desde restaurantes, bodegas, aeropuertos, aviones, cosméticos, equipos deportivos hasta una marca de bebidas. Una larga carrera de éxitos pero también de inversiones económicas a ambos lados del atlántico que suman más de 850 millones de euros, según la revista Forbes.

En España, sus activos se aglutinan en dos empresas Androsemo SL y Bellevue Costa Sol SA, que son administradas por su esposa Miranda Johanna María Rijnsburger. La segunda, con domicilio social en el barrio de Salamanca en Madrid, fue creada la nochebuena de 1999 con el objeto social de “Construcción de edificios residenciales” y, al igual que hemos mencionado antes, tiene una valor aproximado de 4.623.383 euros . Por su parte, Androsemo SL, constituida en 1992 y domiciliada en Marbella, como hemos dicho antes, tiene activos declarados por un valor 7.822.940 euros y no presenta cuentas desde el año 2012. Precisamente, esta sociedad es la titular de las 56 hectáreas que ocupa la finca marbellí del cantante “Cuatro Lunas”. A su vez, Julito posee también cerca de diez hectáreas de terreno colindante a esta casa malagueña con el fin de preservar su intimidad.

Desde el 2007, Miranda administra oficialmente todo el patrimonio del cantante en España.  Un año importante porque fue cuando Julio Iglesias abandonó su aventura en el sector inmobiliario en la Comunidad Valenciana. Siete años antes, en noviembre de 2000, Iglesias entraba con fuerza como inversor inmobiliario en España. Junto a tres socios: el constructor Andrés Ballester y los empresarios Fernando Polanco y José Lladró, constituyó la sociedad Urcosa SL, que promovía en Altea (Alicante) la urbanización Villa Gadea, un proyecto con 260 chalés y un hotel de lujo de cinco estrellas. El capital inicial fue de 500 millones, de los cuales Julio aportó un 20%, 100 millones de euros. Justificó entonces su decisión de invertir, en el que denominó "su primer negocio en Valencia", por la seriedad de sus socios y perspectivas de rentabilidad, en un momento en el que el cantante era embajador de las iniciativas de la Generalitat Valenciana de la mano de Eduardo Zaplana. De hecho, llegó a afirmar que "prometí al presidente Zaplana que invertiría, y así lo hecho".

Pero la aventura en la Comunidad Valenciana no acabó tan bien como esperaba y terminó en los tribunales de Justicia. Durante la investigación reconoció ante un juez dominicano que cobró 5,95 millones de euros a raíz de dos contratos firmados en diciembre de 1997 con el Instituto Valenciano de la Exportación (Ivex). Una cifra que suponía 3,7 millones de euros más de lo que el entonces presidente de la Generalitat Valenciana aseguró haber pagado al cantante por promocionar su Comunidad.

Todo este escándalo hizo que, el 27 de abril de 2007, Julio Iglesias cesara como consejero de las empresas Coll de Rates SA, Altea Futuro SA y Desarrollos Futuros del Algar SL (hoy en liquidación) y unos días más tarde, el 3 de mayo de 2007, lo haría de la empresa Hotel Villa Gadea Altea SL. Curiosamente, solo unos meses después, Miranda tomaba ya registralmente las riendas de los negocios e inversiones de su marido en España.

Inversiones en América

Pero el gran patrimonio de Julio Iglesias está al otro lado de Atlántico, en Estados Unidos y la República Domicana, principalmente. De la mano de su amigo el dominicano Óscar de la Renta, invirtió para convertir Punta Cana en un gran destino turístico. Iglesias se convirtió en una de las caras más visibles del grupo Punta Cana, la empresa que urbanizó este destino turístico creando apartamentos, hoteles e infraestructuras como el Aeropuerto de esta ciudad caribeña, el primero en su categoría completamente privado, y donde aparece como principal inversor. A 10 minutos de éste, construyó su mansión valorada en más 20 millones de dólares. Ahora, se especula que ha decidido desprenderse de parte de sus inversiones en esta isla cuna del merengue, para desplazar sus importantes plusvalías hacia Panamá, sin que haya confirmación oficial todavía.

La finca de Ojén en Marbella está a nombre de una sociedad administrada por Miranda Rijnsburger

Lo que si se conoce fue la puesta en venta el pasado año, según filtró una inmobiliaria, de las 3,24 hectáreas que posee en Indian Creek, la famosa isla de los Vip´s en Miami. El terreno se habría dividido en cuatro lotes con vistas a Byscaine Bay, cuyo valor total alcanzaría los 150 millones de dólares. Fuentes del entorno del cantante indican que apuntó de cumplir 75 años quiere reorganizar y poner de nuevo en orden todo su gran patrimonio.

La finca de Marbella, no está en venta

A pesar de las informaciones sobre la posible venta de su finca en la localidad de Ojén, a menos de 10 Kilómetros de Marbella, las principales agencias inmobiliarios de la Costa del Sol desmienten esta operación: “No nos ha llegado ninguna petición de venta, ni conocemos que se haya ofrecido en el mercado inmobiliario. Lo sabríamos de inmediato por la cuantía de la operación. Además, 145 millones por la finca, como se dice, es un precio muy por encima del valor de mercado aunque se trate de una propiedad muy singular”. La finca comprada en el año 2.000 tiene paradisíacas vistas al mar y helipuerto incluido. El propio entorno de Julio Iglesias también ha desmentido a esta revista la posible venta: “A Julio y a Miranda les encanta su casa y están deseando pasar siempre unos días de descanso aquí”.

COMPARTIR: