22 de enero de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La supuesta agresión se cometió en el año 2020 en La Cistérniga y ahora la joven pide ayuda para dar con los autores

La violan en Valladolid y lo cuelgan en webs porno: La dificultad de borrar estos vídeos

Eliminar de internet este tipo de vídeos requiere de muchos pasos.
Eliminar de internet este tipo de vídeos requiere de muchos pasos.
Eliminar mensajes, datos, fotos y vídeos de la red de Internet requiere de varios procesos y solicitudes laboriosas para el usuario. A pesar de que los contenidos publicados pueden ser borrados de plataformas web y redes sociales, el buscador de Google puede seguir contando con esa información, de la que se tiene que solicitar su modificación. Un caso de falta de privacidad en la web es el de una joven vallisoletana que denunció este sábado la difusión de vídeos porno sin su consentimiento.

'Desaparecer' de Internet no es una tarea fácil. Aunque es posible, el contenido que se comparte –de forma voluntaria o involuntaria– en redes sociales, plataformas audiovisuales o páginas web requiere de muchos pasos para que desaparezca completamente. En ocasiones, la información que circula puede perjudicar la privacidad o la intimidad de los usuarios.

Un ejemplo real de esta situación es el caso de una joven vallisoletana que ha denunciado a la Guardia Civil la existencia de unos vídeos en páginas pornográficas en los que aparece siendo violada. Aunque la supuesta agresión se cometió en el año 2020, la víctima no se animó a denunciar lo sucedido –una violación múltiple tras ser drogada en un local de La Cistérniga– hasta el pasado sábado, después de saber de los vídeos en los que ella aparece.

Comunicado de la chica supuestamente violada y grabada hace un año. Tribuna de Valladolid.

Además de acudir a las fuerzas de seguridad, la chica también ha contado su historia a través de las redes sociales, pidiendo ayuda para localizar los supuestos vídeos y probar la violación que dice haber sufrido hace un año.

Según declaraciones a la Tribuna de Valladolid, la joven comenta estar "dispuesta a concienciar de lo que ocurre en las calles. Ya no solo es mi caso, muchísima gente se ha reído de mí por la calle por la existencia de los vídeos en lo que me hacían tremendas barbaridades por las que me siento denigrada como persona, humillada y absolutamente rota”.

Eliminar comentarios, fotos, información personal o vídeos, como los de la joven vallisoletana, que hayan circulado en dispositivos electrónicos o en Internet, es una tarea laboriosa. También es importante tener en cuenta todos los espacios web donde se puede encontrar ese material, para determinar si su desaparición será parcial o casi definitiva.

Redes sociales como Twitter, Instagram y Facebook, permiten a sus usuarios eliminar las fotos que hayan compartido o los comentarios que hayan hecho, de manera que otros usuarios dejan de verlos. Sin embargo, las imágenes publicadas y los mensajes permanecen en los servidores de las empresas a pesar de ser borrados.

La información compartida en redes sociales se ha convertido en una fuente de invasión de la privacidad del usuario. En aquellos casos en los que este quiera retirar la información de la red, los expertos recomiendan, como primer paso, localizar la cuenta de correo electrónico anexada al usuario que se ha utilizado para registrarse.

Para controlar la información que aparece en Internet, es preciso editar los perfiles sociales del usuario, eliminar lo que no se quiera mostrar de este y denunciar cuando otras personas utilicen sus datos o contenido sin consentimiento previo del dueño de estos. No obstante, hacer desaparecer contenidos de la red definitivamente no es tan sencillo, pues es necesario solicitar al administrador de la web que elimine o modifique los datos compartidos. 

Según la ley europea de "Derecho al Olvido" (RGPD), Google ofrece la oportunidad de que el usuario solicite borrar sus datos del buscador, aunque advierte de que las webs no se borrarán, los enlaces a los datos serán desindexados del buscador. También es preciso tener en cuenta que esta acción no se aplicará en todo el mundo, sino que Google solo eliminará los datos solicitados en las versiones europeas. Esto quiere decir que la información seguirá registrada en otras versiones internacionales.

"Aunque retiremos contenido de la Búsqueda de Google, puede que siga existiendo en la Web. Esto significa que seguirá siendo posible encontrar el contenido en la página que lo aloja, las redes sociales, con otros buscadores o de otras maneras. Por este motivo, te recomendamos que te pongas en contacto con el webmaster del sitio y le pidas que retire el contenido". Con estas palabras el servicio de asistencia de Google explica cómo se puede proceder a la eliminación total de contenidos de sus buscadores, para que situaciones como el de los vídeos de la joven vallisoletana puedan ser rectificables.

COMPARTIR: