30 de septiembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Su bajo coste y su efecto poco duradero pero virulento convierten a esta mezcla de restos de cocaína en una de las sustancias más adictivas

El Basuco, la 'droga del diablo' que causa estragos entre los más pobres en Latinoamérica

Persona consumiendo Basuco.
Persona consumiendo Basuco.
El basuco, conocido como la 'droga de los pobres' o la 'droga de la desesperanza', es una sustancia no muy conocida en España pero habitual en Latinoamérica entre los más pobres. Esta droga, que se elabora con residuos de cocaína mezclados con otras sustancias, es considerada como una de la más adictivas debido a su bajo coste y a su efecto poco duradero pero extremadamente virulento.

El basuco es una droga no muy conocida de la que los medios en España apenas se hacen eco. En una publicación reciente, se la describía como “un derivado de la cocaína de bajo coste, que es muy adictivo y tiene un efecto corto, pero extremadamente virulento”.

Hoy contamos en elcierredigital.com cómo es esta droga, que se conoce como la "droga de los pobres" o la "droga de la desesperanza". La palabra basuco proviene de la unión de tres palabras: ‘basura’, ‘sucia’ y ‘coca’. El origen de su denominación ya nos dice algo de este estupefaciente y del tipo de consumidores habituales.

Los camellos convencionales, por decirlo de algún modo, pueden vender cocaína, pastillas, heroína o marihuana, pero es muy difícil encontrar a alguien que venda basuco. Su circulación es tan limitada que es considerada como una droga fantasma y hasta entidades del nivel de Energy Control, que promueve el consumo responsable de drogas, explica que no tiene información suficiente sobre el basuco como para hacer cualquier tipo valoración de esta sustancia, que es más habitual en Latinoamérica.

Lo que si se conoce es que el basuco es una droga psicoactiva compuesta principalmente por la extracción de alcaloides de la hoja de coca que no llegan a ser procesados hasta convertirse en clorhidrato de cocaína, también conocido como pasta base de cocaína.

Hay una forma

Pipa de consumir Basuco.

Esta sustancia se elabora con residuos de cocaína mezclados con otras sustancias, cuya composición puede variar. Puede mezclarse con una gran variedad de productos como: cafeína, manitol, bicarbonato de sodio, lidocaínas, anfetaminas, acetona, gasolina roja e incluso con insecticida, con polvo de ladrillo o con cemento blanco. 

Sin embargo, a pesar de ser conocida como la droga de los pobres, el basuco estuvo de moda a mediados de los años 80 entre las clases altas bogotanas, donde tiene su mayor número de consumidores, pero rápidamente pasó de ser conocida como la “cocaína para fumar” a ser conocida como “la droga del diablo”. Esta transformación estuvo apuntalada por el descubrimiento de las consecuencias de su consumo a largo plazo.

Sus efectos sobre el sistema cardiovascular y el sistema nervioso central son demoledores, de forma que el consumo habitual de esta sustancia puede producir la muerte cerebral en un periodo que oscila entre los 6 meses y los dos años.

Por ello, en la actualidad, los consumidores que ingieren basuco no suelen tener prácticamente nada y lo que tienen se lo gastan para fumar la droga. Ya que el basuco, que se suele consumir por vía respiratoria a través de pipas, es tremendamente adictivo y su efecto es muy limitado.

La droga proporciona una estimulación del sistema nervioso central que no dura más de cinco minutos (entre dos y cinco con una dosis menor de lo normal), lo que hace de ella la droga más adictiva del mercado. Por ello, los adictos fuman una pipa detrás de otra, sin poder parar, convirtiendo a esta sustancia en el último escalón del vicio y la desesperación.

COMPARTIR: