20 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El lunes a las 10 la mañana un avión partió de Vigo rumbo a los Emiratos lo que llamó la atención por ser un destino no habitual de ese aeropuerto

Ni República Dominicana, ni Portugal: El Rey Emérito se encuentra con sus amigos árabes en Abu Dabi

Juan Carlos I.
Juan Carlos I.
El monarca y la errónea práctica de filtraciones interesadas alredededor de Juan Carlos I han conseguido despistar durante días a los medios de comunciación. Finalmente, tal y como ha publicado la periodista Pilar Vidal, el Rey se encuentra en Abu Dabi, capital de los Emiratos Árabes Unidos, país al que llegó el lunes 3 de agosto tras partir desde el aeropuerto de Vigo-Peinador.

Finalmente, ni República Dominicana ni Portugal. Abu Dabi es el lugar donde Juan Carlos I se ha instalado temporalmente al amparo de sus amigos árabes, si bien no se cree que este sea el destino definitivo del exmonarca debido a lo precario de su salud y el posible futuro judicial.

La información la aportado la periodista Pilar Vidal después de que el grupo Vocento realizara una importante inversión económica a cambio de la información. Sin embargo, según ha podido saber Elcierredigital.com, está información fue ofrecida a otros medios de comunicación sin que se arriesgaran a apostar por ella prefiriendo optar por República Dominicana y Portugal, donde han instalado varios puntos de directo, lo que no resulta precisamente barato.

El monarca partió hacia Galicia el domingo 2 de agosto. A las diez de la mañana del día siguiente embarcaba desde el aeropuerto de Vigo rumbo a Abu Dabi. Nunca antes un avión había partido de la ciudad gallega con este destino y esto levantó todas las alarmas. El avión usado por el Emérito ha sido un Jet privado, modelo Global 6500 con matrícula 9H-VBIG alquilado a la compañía TAG en su sede de Malta. El avión está valorado en 50 millones de euros y goza de una autonomía de más de 11.000 kilómetros.

La ruta del avión fue París-Abu Dabi con escala en Vigo, donde recogió a Juan Caros I con su ayuda de cámara y cuatro escoltas. El avión había partido de la capital francesa el domingo 2 de agosto a medio día e hizo noche en Vigo para partir de la ciudad del norte de España, como hemos dicho, a las diez de la mañana siguiente rumbo al país árabe. Un trayecto que duró 7 horas y 13 minutos, el tiempo que tardó en cubrir los 6.038 kilómetros que separan Vigo de Abu Dabi. El avión aterrizó en el Aeropuerto Ejecutivo Al Bateen. De allí se trasladó al Rey Juan Carlos en helicóptero hasta la azotea del lujoso hotel Emirates Palace donde cada noche cuesta 11.000 eruos.

El monarca está en una de las seis suites presidenciales. De todos sus gastos se encarga su íntimo amigo, Mohammed bin Zayed Al Nahyan, el heredero del Emirato. El país es una fortaleza contra la prensa. Los medios de comunicación están totalmente controlados por el Gobierno y los derechos humanos, incluida la libertad de prensa, no existen con lo cual es un lugar idílico para ocultarse el Rey en estos primeros días de tormenta mediática y más adelante, a partir de septiembre, podría buscar un lugar más cerca a España, como Portugal.

COMPARTIR: