20 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Un empresario acusó a un magistrado de la Sección 24 de la Audiencia Provincial de pedir dinero a cambio de influir en un pleito del Deutsche Bank

La Fiscalía Anticorrupción inicia diligencias de investigación sobre la presunta trama de corrupción judicial en Madrid

Sede de la Fiscalía Anticorrupción.
Sede de la Fiscalía Anticorrupción.
Anticorrupción, a través de la Fiscalía de Madrid, ha iniciado la toma de declaraciones a los denunciantes en un presunto caso de corrupción en los juzgados capitalinos y en la Audiencia Provincial de Madrid. El caso se inició después de las denuncias interpuestas por un empresario que acusó a un conocido magistrado de pedir dinero para influir favorablemente en un pleito que tenía contra el Deutsche Bank. Las denuncias fueron publicadas en exclusiva por elcierredigital.com.

La Fiscalía Anticorrupción de Madrid ha abierto una investigación tras las denuncias de corrupción judicial publicadas en elcierredigital.com contra miembros de la judicatura.

El 9 de mayo de 2019, elcierredigital.com publicaba que existía una denuncia presentada en la FIscalía Anticorrupción para investigar al juez Ángel Sánchez Franco, magistrado de la Sección 24 de la Audiencia Provincial de Madrid. Todo a raíz de la denuncia presentada por un empresario, Jesús Gómez Castaño, el 4 de marzo de 2019, acusándolo de haberle pedido dinero para influir favorablemente en un pleito que mantenía contra el Deutsche Bank por una inversión millonaria perdida. Ahora la fiscal adscrita a la Fiscalía de Madrid, sobre la que ha recaído la investigación de esta supuesta trama judicial, ya ha interrogado al denunciante y a  los testigos.

Este mismo empresario presentó el 12 de abril un escrito en la Fiscalía Anticorrupción ampliando la denuncia anterior, aunque es esta ocasión aportó una declaración firmada ante el notario Javier de Lucas y Cadenas, que recogía las declaraciones de un testigo, Julio Núñez Parro, asegurando ante el notario: "Que el día 3 de diciembre de 2018, encontrándose en una fiesta en la localidad de Collado Villalba (...) junto a su amigo Jesús Gómez Castaño, pudo escuchar y observar como una pesona que después se enteró que se identifica como Ángel Sánchez Franco, dando golpes en la mesa le pedía a su amigo la cantidad de 200.000 euros, reiterando en varias ocasiones: "por anticipado", "por anticipado". Pasado un pequeño lapso de tiempo le preguntó a su amigo que si esa persona "le quería vender un Ferrari" y su amigo le dijo que quería sacarle un dinero por un favor judicial, sin que le comentara más cosas".

El juez Ángel Sánchez Franco declaró a elcierredigital.com que "eso es mentira, recuerdo haber visto al señor Gómez Castaño en esa fiesta, pero evidentemente nunca he pedido dinero a nadie por influir en ningún pleito, algo que además es imposible porque no he intervenido en ese litigio. Este señor era muy amigo mio hasta que empezó todo esto y no tengo problema en dar explicaciones porque todo lo que dice es mentira".

El empresario Gómez Castaño denunció en su día ante la Fiscalía Anticorrupción, tal y como ya publicamos, que durante el proceso de su demanda contra el banco Deutsche Bank, a quien le reclamaba 8 millones de euros, había sufrido irregularidades por la presunta intervención de un conocido juez, a quien identificó como Ángel Sánchez Franco y de quien dijo que "conozco a don Ángel desde hace muchos años y tengo una relación aparentemente cordial con él".

En otro párrafo de la denuncia dice que "a lo largo de la comida me preguntó por un juicio que tengo con el Banco Deutsche Bank que para su resolución ahora mismo está en la Sección 10ª de la Audiencia Provincial de Madrid, recurso de apelación 985/2018".

Se queja el denunciante, Jesús Gómez Castaño, de que tras negarse a seguir hablando de ciertas insinuaciones que le habría hecho Ángel Sánchez en el sentido de que podía cambiar el ponente de su sentencia: "Me indicó que había visto quién componía el Tribunal y que él era muy amigo del presidente, el señor don José Manuel Arias Rodríguez y que podía provocar que el ponente cambiara". El denunciante se extrañó, ya que la anterior ponente había sido hasta entonces la jueza María Begoña Pérez Sanz, de la sección 10ª de la Audiencia Provincial de Madrid, "ante esa afirmación yo le dije que creía que eso era imposible y él me dijo que confiara, que él lo había hecho en  multitud de ocasiones en la Audiencia en la que trabaja. Sin darme más detalles me dijo que así era (...). Yo me negué a seguir hablando del asunto, pensando que todo se trataba de una fanfarronería propia del ambiente en que estábamos". 

Sede del Deutsche Bank en Francfurt.

El denunciante sigue con el relato de los hechos diciendo que "en el mes de enero siguiente, el abogado que me asiste en el juicio me dijo que se había cambiado el ponente, siendo el actual don José Manuel Arias Rodríguez". Así ocurrió en una diligencia de ordenación dictada el 8 de enero de 2019: "Por motivos de agenda se designa nuevo Magistrado Ponente, en sustitución del Ilmo/a. Doña María Begoña Pérez Sanz, que venía designada originalmente, al Ilmo/a. Sr. Don José Manuel Arias Rodríguez, de lo que paso a dar cuenta a la Sala".

El demandante se extrañó de esta práctica, más cuando "sin razón aparente y de forma sorpresiva" el 25 de febrero de 2019 se señala para el día 26 de febrero de 2019 una providencia para reunir al Tribunal, deliberar y emitir un fallo. "El 26 de febrero de 2019 (...) D. Ángel me confirma que iba a perder el juicio y me da ciertas explicaciones, como que el asunto estaba mal planteado, que el peritaje que había hecho el banco era mucho mejor que el mío o que los bonos que se reclamaban cotizaban en Luxemburgo". La sorpresa para el denunciante es que "la sentencia todavía a día de hoy no ha sido redactada oficialmente, ni facilitada a las partes, ni publicada".

El juez da su versión

El juez Sánchez Franco dió su versión a elcierredigital.com: "Yo creo que este señor, que era muy amigo mio, piensa que hay una trama orquestada en su contra y se quedó afectado por un pleito que al parecer perdió contra un banco y en el que yo no intervine en absoluto porque yo pertenezco a una sección  de Familia y su tema era Civil. Qué más quisiera yo que le hubiese salido bien el pleito porque cuando éramos amigos todos queremos que les vaya bien a nuestros amigos, pero la Justicia falló en su contra y yo no puedo hacer nada.  Su denuncia no es real, es cierto que nos vimos en diciembre y otro día en febrero. Yo le recomendé que interpusiera recurso de casación contra una sentencia que le había sido desfavorable, pero desconozco a día de hoy si lo hizo o no. Estaba convencido de que tenía razón en su reclamación y lo que quizás ocurrió es que hizo una mala inversión". Asegura el magistrado que desconoce quien es "Julio Núñez Parro, supuesto testigo de una conversación inexistente. No me suena de nada ese nombre".

Además, quiso añadir Sánchez Franco que el denunciante "se inventa estas acusaciones ahora, con una nueva persona de por medio, para sustentar toda su denuncia. No puede pretender que yo hable con un compañero para influir sobre un pleito, además es contradictorio en su denuncia porque después de aquella fiesta seguimos hablando por wassap en tono afable, pero claro después de su denuncia perdimos la amistad. Si yo hubiera hecho todo eso lo lógico es que él me hubiese retirado la palabra de inmediato".

La investigación de la Fiscalía Anticorrupción ya ha comenzado y ahora deberá decidir si lleva a denuncia e instrucción esta supuesta trama corrupta de jueces en Madrid.

 

COMPARTIR: