24 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

En 2017 se alquilaron 3.330.900 hogares, un 4,3% más que en el año 2016 y un 13% más que en 2013

Las muertes relacionadas con los desahucios bajan mientras que los desalojos por impago se dan más ahora en casas alquiladas

La policía saca de su casa a una persona
La policía saca de su casa a una persona
Desde el año 2013 el número de fallecidos a causa de los desahucios ha descendido. Ese año fueron 16 las muertes contabilizadas, mientras que en este año de 2018 sólo se han contado dos suicidios. Por otro lado, los desalojos se producen actualmente en viviendas de alquiler más que en casas hipotecadas.

Alicia V.M., la mujer 65 años que se ha precipitado al vacío cuando iba a ser desahuciada de su estudio en Chamberí (Madrid), es la última víctima que se une a la lista de personas que se han suicidado debido a las amenazas de desahucio de su hogar, que comenzaron a darse en masa cuando llegó la crisis en el año 2008.

De los últimos cinco años, 2013 fue el más negro de todos, pues en total se suicidaron 16 personas a causa de los desahucios. La mayoría de estos desalojos llegan por impagos de alquileres. En ese mismo año hubo un total de 38.411 de impagos, una cifra que ha bajado en un 6,4% en los últimos cinco años.

Esta caída es moderada debido a que los alquileres de viviendas han subido. En 2017 se alquilaron 3.330.900 hogares, un 4,3% más que en 2016 y un 13% más que en 2013, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Los desahucios se ha reducido al mismo tiempo que el parque de viviendas destinadas al alquiler.

Teniendo en cuenta estos datos, el porcentaje de desahucios sobre el total del parque se situó en el 1,1% en 2017, dos décimas menos que en 2013 (1,3%).

Menos muertes debido a los desahucios

La primera persona que se unió a esta lista negra de muertes por culpa de los desahucios fue la de un varón en 2010 en el barrio de L’Hospitalet en Barcelona. Cuando estaba a punto de ser desahuciado, el hombre decidió ahorcarse en plena calle.

Bajada_de_las_muertes_por_desahucios_1

Un hombre simula un suicidio relacionado con los desahucios

El punto álgido de esta lista llegó en 2013 con 16 suicidios y, a raíz de ahí, fue cuando el número empezó a bajar. En 2014 se redujo a la mitad, llegando a situarse en ocho las muertes contabilizadas.

En 2015 y 2016 fueron tres muertes las que se contaron cada año, mientras que en 2017 fue el mejor año, ya que no se tiene constancia de ningún muerto por desahucio. En 2018 el número volvió a subir hasta dos. Además de la última fallecida este mes de noviembre, el pasado mes de junio se produjo otra muerte cuando un hombre, llamado Jordi J.F. de 50 años, se arrojó al vacío desde un décimo piso en el bloque número 7 de la calle de las Camèlies del barrio de Sant Ildefons de Cornellà de Llobregat (Bajo Llobregat).

Desahucios por Comunidades Autónomas

Madrid, Extremadura, Navarra y País Vasco son las comunidades autónomas donde hubo en 2017 menos desahucios por cada 100 viviendas. Tanto los dos primeros (0,8%) y los dos segundos (0,7%) quedaron por debajo de la media del 1,1%.

En el lado contrario se sitúan las regiones donde el peso de los desahucios fue mayor a la media. Cantabria y Comunidad Valenciana (1,4%), Murcia (1,3%) y Castilla y León (1,3%) son las comunidades que se colocaron por encima del 1,1%.

El pasado año el alquiler en Cataluña creció un 13% desde 2013, hasta situarse en 762.000 viviendas, pero también fue la comunidad en la que mas desahucios se practicaron con un total de 8.624, aunque esa cifra se ha reducido en un 20% desde 2013 y un 4% menos respecto al 2016.

Las_muertes_relacionadas_por_desahucios_bajan_y_los_desalojamientos_por_impagos_se_producen_mas_en_viviendas_en_alquiler

Una asociación de Stop Desahucios

En Madrid la situación es parecida, ya que el crecimiento del alquiler ha ascendido en un 9,4% en los últimos 5 años hasta las 622.000 viviendas. En 2017 en la comunidad se registraron 5.001 desalojos por alquiler, un 10% menos que en 2013 y un 4% menos respecto al año anterior.

Impago de alquileres y de hipotecas

Seis de cada diez desahucios en España, fueron consecuencia de procedimientos por impago de cualquier tipo de inmueble de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), llegando a ser 35.666 y un 58,7%, mientras que el 36,8% restante, lo que suman un total de 22.330, se derivaron de ejecuciones hipotecarias.

En total, hubo 60.754 desahucios de todo tipo de inmuebles, no sólo viviendas habituales, un 3,6% menos que en 2016. Esta caída de los desahucios hipotecarios en los últimos años por parte de los bancos se debe a la cláusula de vencimiento anticipado, una disposición declarada por muchos jueces como abusiva y, por tanto, como “no puesta”, con lo que los bancos no pueden iniciar el procedimiento de ejecución hipotecaria.

COMPARTIR: