25 de septiembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El sociólogo, que facturó al PP alrededor de 200.000 euros anuales durante más de dos décadas, llevó a José María Aznar y Mariano Rajoy al poder

Adiós a Pedro Arriola, el gurú que entendió a España y 'echó' a Felipe González de La Moncloa

/ Arriola
Pedro Arriola murió ayer a los 74 años de edad tras sufrir una enfermedad degenerativa. El sociólogo de cabecera del Partido Popular, del que se embolsó alrededor de 200.000 euros anuales durante dos décadas, llevó a José María Aznar y a Mariano Rajoy a La Moncloa.

La pregunta que Pedro Arriola realizó en noviembre de 2019 en un desayuno informativo madrileño resume tres décadas de su labor de asesoría al Partido Popular: "¿Quién fue el imbécil al que se le ocurrió montar la manifestación de Colón?".

España

En 1989 nada hacía sombra al todopoderoso PSOE del carismático Felipe González, que miraba con arrogancia a José María Aznar. El aspirante a presidente saltaba desde Valladolid a Madrid con el ánimo de modernizar un partido que no lograba limpiarse su origen franquista, Alianza Popular.

Arriola, que pasó por las cárceles franquistas, entendió que España se desnivelaba hacia la izquierda por las casi cuatro décadas que estuvo bajo la dictadura de Franco y advirtió que el partido hegemónico del centro-derecha debía comprender que el país era algo más que Castilla y Andalucía.

Aznar se hizo con el poder tras mostrarse centrista y pactar con CiU y el PNV, mientras que Mariano Rajoy consiguió mayoría absoluta cuando se desembarazó de las teorías de la conspiración del 11M y dejó de salir a las manifestaciones contra las bodas gais.

Casado, tras ganar las primarias del PP, despachó a Arriola y llevó al partido a mínimos históricos para acabar asumiendo las tesis centristas del gurú de sus antecesores. Y el final de su relación laboral fue engorrosa porque Arriola se vio obligado a ir a los tribunales para reclamar su última minuta, 200.000 euros, que finalmente le fueron pagados.

Alérgico a las cámaras

Decía Lucía Méndez que Arriola "ha huido de las cámaras tanto como su mujer, Celia Villalobos, las ha buscado". Y el sociólogo explicaba sus formas en El País, allá por 2015: "Soy un consultor, un asesor al que se llama para pedirle trabajos que hago lo mejor que puedo. Siempre lo hago en atención a lo que yo creo, no a agradar o desagradar. Creo que el valor que tengo es precisamente que no soy un hooligan, uno que está ahí jaleando. Jaleando ya hay mucha gente".

Arriola. 

El spin doctor, y antecesor de Iván Redondo, admitía la leyenda que rondaba sobre él: "Se ha creado un mito, un mito que yo soporto. La gente me circunscribe a las encuestas. Pues no hago. Hago que las encarguen. Las interpreto. Parece que es una cosa de alquimia, de magia, y no. Hay unas reglas. Yo lo que he tenido es más tiempo y más dedicación que otros".

Miguel Ángel Rodríguez, asesor de Ayuso, decía de Arriola que era "un hombre astuto. Ese es el calificativo. Es un sherpa astuto. Es el que ayuda al montañero a subir la montaña y nunca sale en la foto".

Millonario

Arriola tan solo se salió de sus labores de asesoría para integrar el equipo que envió Aznar para dialogar con ETA y por su tarea como estratega se hizo de oro: entre 1996 y 2001 facturó casi tres millones al PP y una parte del dinero fue pagado en negro, según la documentación facilitada por el extesorero Luis Bárcenas al juez Pablo Ruz.

El sociólogo facturó 200.000 euros al año al PP con Mariano Rajoy como líder del partido y mucho más a empresas como Telefónica o el Santander. El Mundo calculó que entre 2002 y 2018 facturó alrededor de 30 millones de euros de todos sus clientes.

Es cierto que Arriola no siempre acertó ya que en 2012 pronosticó un triunfo de Javier Arenas por mayoría absoluta en Andalucía que no se produjo.

Celia Villalobos

La exministra Celia Villalobos conoció a Arriola en la Facultad de Económicas de Málaga y el pasado año declaró no ser ajena "al interés que despierta mi matrimonio con quien fue durante más de 30 años asesor del presidente del Partido Popular. Son casi cincuenta años al lado de Pedro Arriola, toda una vida. A todo el mundo le decía que yo iba a ser su novia, con mucha seguridad y el recelo de más de uno".

"Ser la mujer del asesor del presidente del partido a veces tiene sus problemas, aunque imagino que también influye mi personalidad, decir siempre lo que pienso, y el hecho de que siempre he rehuido la pertenencia a ningún clan", añadió.

Villalobos aseguraba sobre Arriola que era "una bellísima persona, sevillano de pro, baila sevillanas divinamente... y lo demás no te lo puedo contar. Llevo toda mi vida con él, desde que tenía 19 años. Es divertido, listo y con mucha mala leche".

Reacciones

La muerte de Arriola ha provocado múltiples reacciones en la clase política. Mariano Rajoy le ha dedicado palabras de cariño: "Ha muerto Pedro Arriola. Hombre competente y culto. Me ayudó mucho en mi vida política. Una excelente persona y sobre todo un gran amigo mío. Descanse en Paz".

Adversarios políticos como Pablo Iglesias también le han elogiado: "Conocí a Pedro Arriola y hablé alguna vez con él. Era un hombre extremadamente inteligente y con un enorme talento para la sociología electoral. Mi pésame a todos sus familiares y amigos".

COMPARTIR: