22 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El programa 'Las Cosas Claras' de Jesús Cintora invitó para ello a Raúl Burillo, excandidato de Zaragoza en Común, la marca bajo control de Podemos

La cadena pública TVE usa a un inspector de Hacienda y excandidato de Podemos para cargar contra el Rey Emérito

Cintora entrevistando a Raúl Burillo.
Cintora entrevistando a Raúl Burillo.
El programa 'Las Cosas Claras', de la cadena pública TVE, presentado por Jesús Cintora, utilizó en plena jornada de reflexión en las pasadas elecciones madrileña, al inspector de Hacienda Raúl Burillo, candidato a la alcaldía de Zaragoza por Demos+ (partido surgido de una escisión de Zaragoza en Común, bajo control de Podemos), todo para opinar acerca de un personaje popular sobre el que Podemos siempre ha sido muy beligerante: el Rey Emérito Juan Carlos I.

Las Cosas Claras de TVE ocultó tal vinculación política de este habitual colaborador durante todo el programa, al que entrevistaba bajo el rótulo de “Raúl Burillo, inspector de Hacienda”. Pero Raúl Burillo, que el otro día opinó que la Fiscalía debería denunciar ya al Rey Emérito, no es uno más de los fiscalistas independientes que consultan las televisiones. Es más conocido por haber sido fichado por Pablo Echenique en Aragón años atrás para Zaragoza en Común, de la que fue portavoz.

El programa no vió ningún problema en que este exasesor de Echenique se mojara contra el rey Juan Carlos y opinara que aceptar su regularización  fiscal es comulgar con ruedas de molino, y que otro día analice, desde la supuesta objetividad fiscal, la venta de un cuadro por Aguirre, o las cuentas de Bárcenas... En el tema del Emérito la complicidad Cintora/Burillo es evidente.

       Raúl Burillo como candidato.

Por ejemplo, el presentador Jesús Cintora le pregunta al inspector de Hacienda: “¿Hay algún delito del que se pudiera relacionar, acusar, al rey emérito por estas informaciones: 82 millones de euros en negocios con Corinna, según señala la Fiscalía Suiza? ¿Algún delito”.

Burillo no titubea: “Delitos de manera general que si cualquiera de nosotros los hubiéramos realizado, serían susceptibles de ser investigados. Porque los delitos siempre son presuntos, pero sí hay elementos muy claros para pensar que puede haber un delito fiscal, muchos delitos fiscales, puede haber blanqueo de capitales, puede haber una serie de delitos propios de funcionarios o de empleados públicos... estamos hablando de un Jefe del Estado. Y esto, dentro de que siempre se pueda alegar que son donaciones particulares propias de las familias reales, pero esto se tiene que investigar, porque esto es muy importante que lo tengamos en cuenta, en ningún sitio del Código Penal ni de ninguna ley española dice que esto, por el hecho de que sea cometido por una persona inviolable, no sea delito". 

"Lo que dice una interpretación de la Constitución, que por ejemplo no es compartida por Constituciones de otros países democráticos como Francia, es que, bueno nuestro Jefe del Estado no responde. Y una cosa es no responder de la Comisión de un delito y otra es que no sea delito. Como puede ser delito, tiene que ser investigado, cosa diferente es que no sea responsable del delito, pero el no investigar, supone que pueden aparecer una serie de personas coautores, cómplices de este delito que tienen que cumplir con su condena. Y ahí pondríamos de manifiesto que se ha cometido un delito y entonces interpretaríamos nuestra Constitución diciendo que todos los demás tienen que cumplir con el delito pero que hay una persona que no tiene que cumplir con ese delito porque esa es la interpretación que está haciendo la Constitución", proseguía Burillo.

"Ya les digo, interpretación no coincidente con la inviolabilidad de otros Jefes de Estado de otros países europeos. Por lo tanto, me parece muy importante que distingamos. Pero, además, si me lo permites, puede que no sea delito, pero desde luego, ¿qué pasa con los regalos privados que recibe un Jefe de Estado? Esto normalmente se entregaban a Patrimonio del Estado cuando eran regalos institucionales, es decir, nada impide que nuestro Patrimonio del Estado le requiera al rey todos los regalos que haya recibido, sin perjuicio de que sean delito o no sean delito. Por lo tanto, una vez que se investigue, veremos la verdadera naturaleza y le pondremos el nombre y apellidos, si delito o no delito, responsable o no responsable", sentenciaba el inspector de Hacienda.

Lo que Cintora oculta, Burillo no lo hace. Explica así su salto a la política: “La política clásica, la de los partidos políticos, tal y como los entendemos, como estructuras burocratizadas y jerárquicas que agrupan a personas e intereses que quieren llegar al poder, no me interesa. Me interesa su control por los ciudadanos, sus contrapesos. Mi participación siempre ha tenido que ver con movimientos ciudadanos alternativos a esas formas tradicionales. Cierto que para presentarte a las elecciones locales lo hacemos con DEMOS MÁS, pero este es un partido que no lo es; DEMOS MÁS es una candidatura de personas independientes, incluso al mismo partido, y cuya finalidad es hacer de contrapeso a la alternancia de partidos clásicos, que ha sido tradicional en mi ciudad”. Este partido nacía tras una crisis en Zaragoza en Común, de la que fue portavoz Burillo.

En 2015, ABC lo describía así: “Tras haber dado su salto a la política con el Partido X, con el que colaboró activamente desde su fundación y concurrió como candidato en las elecciones europeas de hace un año, hace unos meses recaló en Podemos.

Pablo Echenique, ya en Podemos, lo integró en su equipo de más estrechos colaboradores y le encomendó la redacción del programa económico con el que Podemos concurrió a las elecciones autonómicas que, en Aragón, han convertido a este partido en llave para la formación del nuevo Gobierno regional”.

COMPARTIR: