16 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

176 agentes de la Guardia Civil y 166 de la Policía Nacional refuerzan la zona del Campo del Gibraltar

La Policía desplaza a su brigada antidroga desde Galicia a Algeciras ante el movimiento de los narcos

Con la huída de los narcos gallegos al sur de España, muchos son los policías gallegos que se ven obligados a viajar a la zona de Algeciras teniendo que dejar de atender sus obligaciones para intentar interceptar a los principales narcotraficantes españoles

La llegada a la droga ha cambiado drásticamente en España en los últimos años. Galicia era el puerto de entrada preferencial de la droga desde América, el esfuerzo de los Cuerpos de Seguridad del Estado daba al traste muchas de los intentos de entrada de narcóticos al país. Pero todo ha cambiado. El sur, la bahía de Algeciras, la zona de entrada principal del hachís de Marruecos se ha convertido también en el área de desembarco de estupefacientes como cocaína, incluso los grandes narcos gallegos se han trasladado a la zona para liderar grandes operaciones. Desde el año 2016, la bahía de Algeciras vive el mayor bombardeo conocido hasta la fecha de alijos de coca (por el puerto) y de hachís (por la costa). Una realidad que ha desbordado a los Cuerpos de Seguridad del Estado.

La gran cantidad de investigaciones en curso de las fuerzas del orden en Algeciras y La Línea, además de la visible constancia que existe en la zona una importante infraestructura para introducir alijos por la costa a cualquier hora del día, hace que los agentes destinados en Algeciras estén sobrecargados. Para paliar esta carencia, el Ministerio de Interior ha reforzado la presencia en el sur con 176 agentes de la Guardia Civil y 166 de la Policía Nacional, además de un plan de seguridad, todavía incipiente, específico para la zona. El apoyo a los policías llegados de las Rías Baixas, con una gran experiencia en la lucha contra el narcotráfico, está siendo fundamental para intentar controlar la zona más caliente del narcotráfico en Europa.

No solo van al sur Policías, también lo hacen los narcotraficantes

Las Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado luchan en Algeciras con viejos conocidos de Galicia. Por ejemplo, los arousanos Francisco Javier Otero y José Antonio Falcón. lancheros con años de experiencia cuyas planeadoras ya no esquivan bateas en la Ría de Arousa, sino el denso tráfico marítimo de la bahía de Algeciras.

La persecución en caliente acabó con la semirrígida invadiendo aguas territoriales de Gibraltar, lo que derivó en la detención de ambos gallegos y ocasionó un incidente diplomático con España. Entonces la presión policial en Galicia seguía creciendo y profesionalizándose, por lo que fueron muchos los narcos que cambiaron las Rías Baixas por el Estrecho.

Las investigaciones judiciales confirman esta conexión entre norte y sur crece sin parar, lo que implica el desplazamiento frecuente de agentes a la comarca gaditana para seguir de cerca a los objetivos. Y todo ello con las dificultades que implica el clima de belicosidad que se vive entre narcos y fuerzas del orden en algunas zonas. Lo saben bien en el Grupo de Respuesta contra el Crimen Organizado (Greco) de Galicia, que, en primavera, y en el marco de una investigación que acabó con la incautación en julio de 1.500 kilos de coca, fue víctima de una emboscada. Una lucha sin cuartel en la que no solo se juega la entrada de droga en España, también de Europa.

COMPARTIR: