27 de noviembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Desde ACAIP señalan que además "no se han realizados test PCR a todos los trabajadores penitenciarios, aunque son un colectivo de riesgo"

Más problemas en la cárcel de Huelva: Los funcionarios piden que se paren las obras de reforma en plena pandemia

La prisión de Huelva.
La prisión de Huelva.
Los funcionarios de la prisión de Huelva han protestado mediante un comunicado del sindicato ACAIP quejándose del inicio de obras de remodelación en la prisión de Huelva, a pesar de la gran incidencia de la pandemia de Covid-19 en esta provincia andaluza.

Desde ACAIP HUELVA "creemos que las medidas preventivas de contagio actuales no se están adaptando al crecimiento exponencial del número de contagios que está sufriendo la provincia de Huelva y por extensión el resto del país".

El sindicato de funcionarios asegura además que "no se han realizados test PCR a todos los trabajadores pese a ser los trabajadores penitenciarios un colectivo que es considerado servicio esencial. No se han suspendido las comunicaciones especiales (vis a vis) ni tampoco los traslados de internos entre diferentes centros penitenciarios a modo de ejemplo, y por tanto la probabilidad evidentemente que el virus entre en La ribera es cada vez mayor, ante el aumento exponencial del número de casos de contagio".

Y añaden que "la administración penitenciaria no sólo se está conformando con esta inacción, el próximo 15 de noviembre tiene previsto el inicio de unas obras por un coste cercano a los 6 millones de euros de gran calado dentro del centro penitenciario, en el que incluso se van a cerrar de forma progresiva,todas las unidades residenciales".

La prisión de Huelva.

Por este motivo, ACAIP HUELVA pide la suspensión de dichas obras porque su inicio "está fuera de lugar debido a las circunstancias sanitarias que estamos viviendo" y apuntan "factores como el hacinamiento de la población reclusa que va a producirse en los módulos residenciales así como la entrada y salida continua del personal de la empresa adjudicataria de la obra hace que el inicio de esta obra, en pleno inicio de la segunda ola de la pandemia, nos parezca poco menos que una irresponsabilidad".

Por este motivo "hemos solicitado a la Sociedad de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios y de la Seguridad del Estado presidida por Mercedes Gallizo la suspensión de dichas obras y hemos puesto en conocimiento de la Consejería de Salud y Familias estos hechos para estudie si dicha obra no puede poner en peligro la salud de trabajadores y población reclusa", explican desde el sindicato de funcionarios.

Desde el sindicato ACAIP concluyen que "no llegamos a entender los intereses, que desde luego no son los sanitarios, convierta el inicio de una obra inaplazable y no demorable en el contexto actual; y por otra lado no se esté realizando una reducción de la población reclusa acorde con el número de unidades residenciales operativos en el momento del comienzo de la obra , lo que a buen seguro provocará una merma la seguridad tanto sanitaria como regimental del centro penitenciario".

COMPARTIR: