24 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El valenciano en un comunicado hace un llamamiento público y apela a los hijos del cantante a "la genética en común" que tienen

Javier Santos, supuesto hijo de Julio Iglesias, pide hablar con sus 'hermanos' Julio José y Enrique

Javier Santos.
Javier Santos.
Javier Santos, el joven que pidió el reconocimiento de paternidad por parte del cantante Julio Iglesias, pero que finalmente vio desestimada su petición por la Audiencia Provincial de Valencia, hace un llamamiento a sus hermanos Julio José y Enrique Iglesias y apela a "la genética común" para pedir un acercamiento.

En un comunicado difundido por su abogado, se explica que Javier Santos "ha tenido suerte de ser una persona normal, sin problemas, ni complejos, pero es consciente de que los niños que crecen sin una figura paterna, generalmente evidencian trastornos en la adolescencia porque no encuentran una identidad, sufren de inseguridad, soledad y depresión, que pueden plasmarse en el fracaso escolar, consumo de drogas y vagancia. En definitiva, no tienen la capacidad para controlar sus impulsos y no pueden autorregularse".

Está demostrado que la ausencia del padre, física o simplemente psíquica, puede tener efectos devastadores sobre los muchachos, incluyendo problemas de salud serios, ya que su sistema inmunológico se ve afectado por el estrés que genera tal situación de desamparo, y ello a pesar de los esfuerzos de las madres en estos casos para compensar las carencias afectivo-educativas desde el ángulo paterno.

Julio José, Julio y Enrique Iglesias en una foto de archivo.

El abandono y el estado de necesidad al que se han  visto expuestos los hijos producen  múltiples daños ante una situación semejante. Para comenzar, la sensación de abandono o soledad de un hijo que no puede desarrollarse y además, en palabras del Tribunal Supremo, aludiendo al daño moral "cualquier frustración, quebranto, ruptura de los sentimientos, lazos o afectos, por naturaleza o sangre que se dan entre personas allegadas fundamentalmente por vínculos parentales, cuando a consecuencia del hecho ilícito, se ve uno de ellos privado temporal o definitivamente de la presencia o convivencia con la persona directamente dañada", cuando habla de supuestos en los que un padre a sabiendas de ser el padre biológico de su hijo, lo deja totalmente desprotegido y reniega del mismo.

Javier Santos hace un llamamiento a sus hermanos varones Julio José y Enrique, y apela a la genética común para pedir un acercamiento. Porque Javier Santos ya está tranquilo, ya que el ADN ha demostrado que es hijo del cantante Julio Iglesias, aunque la Justicia niegue la posibilidad de presentar estas pruebas ante un tribunal, y está "convencido de que ningún tribunal de Justicia podrá privarme de esa filiación genética, por muchas leyes y normas que se esgriman", explica en un comunicado mandado a través de su abogado.

Por eso, ahora Javier pide públicamente a sus hermanos tener comunicación y que se sepa que "Javier no es culpable de que hace más de cuarenta años fuera concebido en San Feliú de Guixols", continúa el mismo escrito.

El comunicado añade que Javier Santos "ha intentado evitar la judicialización de su caso, pero no ha podido porque siempre obtuvo el no de su padre genético. Espera que sus hermanos comprendan sus sentimientos y encuentren algunas palabras para romper esta situación gélida que no beneficia a nadie".

COMPARTIR: