24 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El sindicato CSIF reclama medidas urgentes así como que varias empresas públicas no asumen ni informan sobre el aumento salarial anunciado en enero

Correos en crisis: Las elecciones gallegas y vascas peligran por la falta de respuesta al COVID-19

Una oficina de Correos.
Una oficina de Correos.
El 12 de julio de este año tendrán lugar en Galicia y el País Vasco las elecciones autonómicas. La celebración de una jornada electoral sin haber resuelto definitivamente la pandemia del coronavirus trae muchas dudas, no solo a votantes y políticos, sino a todo el personal que hace posible el acto electoral. Entre ellos, los trabajadores de Correos que unas semanas antes de iniciar esta campaña han pedido mejoras salariales y planes para enfrentarse a un proceso de voto por correo "más seguro".

La Sociedad Estatal Correos, presidia por Juan Manuel Serrano, aún no ha publicado un plan específico para enfrentar la nueva cita electoral en las comunidades autónomas de Galicia y el País Vasco fechadas el próximo dia 12 de julio. Las críticas ya han surguido. Desde la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) se han propuesto y adelantado varias medidas que exigen mejoras sustanciales en la seguridad del reparto del voto por correo y la remuneración de los trabajadores de la empresa antes de esta imporante cita electoral.

Fuentes de CSIF asguran a elcierredigital.com que "aunque se ha reducido el riesgo de contagio entre la mayoría de los ciudadanos, los riesgos que corren los cerca de 70.000 trabajadores de Correos son constantes. Pero en el caso de los repartidores y personal de oficinas de Galicia y el País Vasco, el riesgo es mucho mayor, debido al reparto de propaganda electoral y a la entrega del voto por correo".

Aunque la empresa estatal no ha dado datos oficiales, ya varios sindicatos sitúan el aumento de la solicitud de voto por correo en casi un 50 por ciento. Este proceso fue aprobado por la Junta Electoral Central después de que la mayoría de partidos políticos participantes en la contienda lo solicitaran, ante la importancia que éste va tener en esta cita electoral .

Las solicitudes de voto por correo van a aumentar en un 50%, según los sindicatos.

La primera petición realizada por CSIF ante la dirección de Correos tiene que ver con los salarios. La Central Sindical buscará duplicar las retribuciones que obtienen los trabajadores por realizar tareas relacionadas con las elecciones. "Cada repartidor recibe una cantidad fija de 117,78€ y luego 0,063693€ más por cada envío relacionado con propaganda electoral. Si nuestra propuesta es aceptada, los repartidores recibirían 235,56€ de cuantía fija más 13,7 céntimos por cada envío", aseguran a elcierredigital.com.

Este aumento estaría justificado por la situación excepcional que vive el país debido a la situación de alarma provocada por la pandemia del Covid-19. No obstante, estas no serían las únicas medidas propuestas por CSIF. Entre otras peticiones están:

  • Que se dote al personal de los EPIs necesarios (guantes, mascarillas, gel, pantallas faciales y mamparas), además de realizar PCR a todos los trabajadores en riesgo.
  • Aumentar las contrataciones para cubrir todas las plazas vacantes y tener refuerzo durante la campaña.
  • Otorgar una gratificación a todos los trabajadores de atención al cliente, dado que hicieron tareas de admisión de voto por correo y por tanto también correrían riesgos según SCIF.

Aunque la dirección de Correos no ha dado respuesta a las peticines sindicales, se espera, ante la crisis que se avecina, que esta Sociedad Estatal comunique qué medidas excepcionales va a adoptar para enfrentar la cita electoral autonómica. Se espera que sea entre ésta y la próxima semana, para evitar el inicio de movilizaciones.

Seis meses sin la subida salarial oficial

El día 21 de enero de 2020, el Consejo de Ministros del Gobierno de Pedro Sánchez aprobó un aumento general de los salarios de los trabajadores del sector público. Según se publicó en el BOE al día siguiente, este beneficio se pagaría en las próximas fechas "con carácter retroactivo desde el día 1 de enero" de este año. Pero seis meses después, los trabjadores denuncian que no han cobrado, ni recibido información alguna por parte de la Sociedad Esatal de Correos y Telégrafos.

Correos es una de las sociedades gestionadas por la SEPI que no ha recibido aumento salarial.

Por este motivo, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios ha exigido por escrito a Bartolome Lara Toro, presidente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), la subida salarial del 2 por ciento acordada por el Gobierno. "A esto podría sumarse un 0.3 por ciento de los fondos adicionales ajustados a la evolución del PIB", según informan desde CSIF.

Fuentes del sindicato comentan a elcierredigital.com que "no es solo Correos, sino que otras empresas públicas, como RTVE, tampoco han realizado el aumento salarial acordado". Casi al cierre de la primera mitad del 2020, ninguno de los 78.000 empleados de las empresas que componen la SEPI han recibido el aumento salarial. Por ello, el sindicato CSIF pide en su escrito al presidente del organismo que "de una vez por todas se cumpla con lo aprobado, y se pague a estos colectivos la subida aprobada y publicada en el BOE". María Jesús Montero, ministra de Hacienda, también ha recibido el escrito notificando el impago del aumento acordado.

Los organismos que sí lo han aplicado son administraciones públicas autonómicas, pero hay algunas como las de Extremadura que ya han dicho que no tienen como hacer frente al aumento publicado en el BOE”, explica el portavoz de este sindicato de funcionarios.

No obstante, reconocen que al menos en este último caso, la Administración ha comunicado su situación. “Pero en el caso de Correos el mutismo de la empresa y su presidente Juan Manuel Serrano es total”, asegura la misma fuente. A esta situación se suma la carencia y falta de personal, "mientras que hay plazas todavía sin ocupar en varios centros, lo que ralentiza la operativa", según el sindicato.

Todo ello pone en peligro la celebración de la jornada electoral autonómica del próximo día 12 de julio en Galicia y el País Vasco. Los trabajadores de Correos, vitales en esta cita electoral, ponen ya sobre la mesa de la dirección posibles movilizaciones solo unas semanas antes de iniciar la precampaña. Las mejoras salariales y los planes anti Covid-19 para enfrentarse a un proceso y reparto de voto por correo "más seguro" son la clave.

COMPARTIR: