31 de enero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

ESTE SISTEMA EMPLEADO YA EN ECUADOR DESTRUYE 1.500 kilos de droga por hora, mientras la incineración que se usa en España apenas alcanza los 70 kilos

El nuevo método para deshacerse de la cocaína incautada: Encapsularla en bloques de cemento

El Cierre Digital en El método de encapsulamiento y el método de incineración
El método de encapsulamiento y el método de incineración
Un nuevo método para deshacerse de la cocaína incautada por las autoridades se basa en su encapsulamiento en bloques de cemento. Un método donde se mezcla el polvo de cocaína con cemento para la posterior fabricación de bloques de hormigón. Este nuevo proceso, ya empleado en Ecuador, consigue una velocidad de destrucción muy superior a la incineración, ya que permite deshacerse de 1.500 kilos de droga por hora, mientras la incineración, que se usa en España, apenas alcanza los 70 kilos.

Las autoridades de Ecuador han puesto en marcha un nuevo método para evitar que la cocaína incautada sea reutilizada. Este método se basa en el encapsulamiento, que consiste en mezclar el polvo de cocaína con cemento para la posterior fabricación de bloques de hormigón. Con este nuevo procedimiento se busca destruir lo antes posible la cocaína y evitar su recuperación y su reutilización. Cabe recalcar que en Ecuador las incautaciones se han incrementado en un 42 por ciento en 2022.

El encapsulamiento posibilita la destrucción de unos 1.500 kilos de droga por hora, mientras que el método de incineración apenas alcanza los 70 kilos por hora. Con este nuevo método la cocaína es convertida en polvo, que se mezcla con cemento, sal y acelerantes químicos para generar una ‘lechada’ que posteriormente se vierte en moldes. Con el secado se generan moldes compactos en los que es imposible extraer la cocaína.

Ecuador comienza a mezclar cocaína incautada con cemento

Cocaína incautada en Ecuador mezclada con cemento

Edmundo Mera, subsecretario de Control de Drogas del Ministerio del Interior de Ecuador, ha declarado que desde que comenzó 2022 hasta el 14 de octubre, el país destruyó casi 180 toneladas de drogas en total. De estas 180 toneladas el 61 por ciento fue destruido usando la técnica del encapsulamiento.

La Oficina de las Naciones Unidas para la Droga y el Delito (ONUDD) ha sugerido el encapsulamiento como forma viable para desechar drogas y materiales tóxicos usados en el procesamiento de drogas. Un experto en drogas sintéticas de la ONUDD, Martin Raithelhuber, ha indicado en declaraciones a InSight Crime que “Ecuador es el primer país que destruye cocaína con un método veloz y eficaz como es el encapsulamiento”.

El peligro de la acumulación de droga en las comisarías españolas


En España ocurre que la droga incautada se acumula en las comisarías, lo que genera “falta de espacio" haciéndose necesaria "una urgente destrucción”. El uso del método del encapsulamiento podría solucionar esta problemática y evitaría la reutilización de estas drogas que, una vez intervenidas, se acumulan en las comisarías y suponen un coste para el Estado.

Según el Centro de Inteligencia Contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO), al año se destinan 300.000 euros para la incineración de estas sustancias, que se lleva a cabo en instalaciones privadas. Al ser un gasto periódico, Joan Ramón Villalbí —Delegado del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas— preguntó al ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, sobre la posibilidad de construir una incineradora pública. La respuesta fue que no era un plan viable “a corto plazo”. El mismo organismo alertó de que el coste de la construcción oscilaría entre “dos y tres millones de euros” más el gasto en personal. 

Alijo cocaína Puerto Valencia

Alijo de cocaína incautado

Sin embargo, los policías sienten cada día mayor presión de espacio a causa de las incautaciones. El portavoz de la Agrupación Reformista de Policías (ARP) explicó a elcierredigital.com la situación que viven muchas comisarías de hacinamiento. “El hacinamiento en las comisarías de todo tipo de vehículos intervenidos, documentación en los sótanos e incluso drogas supone un problema”, comentó.

“El Juzgado dice que no tiene espacio físico y entonces, se pasa a almacenar en las comisarías”, explicó. Y ponían como ejemplo la comisaría de Alcobendas, cuya situación ya denunció el pasado año el sindicato por ser “un estercolero” que acumulaba productos incautados. Las sustancias estupefacientes suponen una de sus mayores preocupaciones.

“Desde ARP denunciamos la toxicidad que se produce en las comisarías. Se secan grandes cantidades de marihuana en los tejados de algunas comisarías y eso supone un riesgo, tanto para los detenidos, como para los propios funcionarios o los usuarios de las dependencias”, explicaron a elcierredigital.com.

Incinerar la droga, el método más usado por las autoridades


Según una estadística del CITCO, los kilos de droga que se incautaron en 2020 alcanzaron los 581.252 sin contar las pastillas, que no son pesadas. Entre las sustancias requisadas se encontraban, principalmente, cocaína, hachís y marihuana. Esta última es una de las drogas ilegales más consumidas en España. Aproximadamente un 35% de la población ha asegurado haberla consumido alguna vez en su vida.

De estas cantidades, las autoridades deben reservarse una muestra mínima para “garantizar ulteriores comprobaciones” antes de deshacerse del resto. El método más utilizado es el fuego.

Alijo de droga incautado en el Puerto de Valencia

Alijo de droga incautado en el puerto de Valencia

La mayoría de las incineradoras con las que se contrata el servicio no son conocidas para preservar su seguridad. Sin embargo, sí ha trascendido la incineradora de residuos urbanos de Gijón, que es gestionada por la empresa Cogersa y que se encarga de destruir alrededor del 70 por ciento de la droga que se incauta en España.

Para incinerar ciertas drogas, como la cocaína, es necesario el uso de un filtro especial debido a los residuos que pueden formar, por lo que no es una tarea sencilla.

COMPARTIR: