22 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

LA PUESTA AL MANDO DE ESTOS JOVENES SE DEBE A QUE LA LEY DEL MENOR IMPIDE SU IMPUTACIÓN

Las bandas latinas sitúan entre sus altos cargos a menores de 14 años como estrategia judicial

La pandemia de coronavirus no ha provocado una tregua de la actividad criminal en España. Eso sí, ha provocado una serie de cambios en las estructuras de las bandas latinas. Estos cambios tienen como finalidad dificultar la labor policial. Entre estas evoluciones se encuentra la disminución de la media de edad en las organizaciones, así como el nombramiento de menores de 14 años como líderes.

La policía nacional ha tenido trabajo en las últimas semanas por reyertas entre miembros de distintas bandas latinas. Una, en Puente de Vallecas, llevó a la policía a la detención de nueve personas. En Ciudad Lineal hace casi dos meses, un hombre empuñó una pistola y realizó varios disparos sin un objetivo claro. Estos sucesos han puesto nuevamente en el foco de la información a las organizaciones delictivas latinas.

A pesar de estas situaciones, la policía niega rotundamente que exista un repunte en la actividad criminal de estas bandas. Incluso rechaza esta teoría en Madrid, donde se encuentran la mayoría de los grupos juveniles latinos. Apelan a la tranquilidad pues reconocen tenerlos controlados. Las Brigadas de Información de la Policía han realizado un trabajo intenso en redes para conseguir esta seguridad.

Sin embargo, la policía se muestra preocupada por un cambio en el modus operandi de estas organizaciones. Las bandas latinas están captando cada vez más jóvenes a sus integrantes. La edad media baja considerablemente incluso entre los que están siendo elegidos como jefes de la banda. Esta estrategia no es en vano pues buscan un beneficio legal con este movimiento. Sucede lo mismo con la utilización de las jóvenes para transportar armas bajo la creencia de que parecen menos sospechosas. En definitiva, las bandas buscan beneficios para su negocio.

Cinco integrantes de una de las bandas latinas

La captación de jóvenes menores de catorce años se ha observado en Madrid, Barcelona y Zaragoza, y se imagina que no serán los únicos lugares. Esta edad está suponiendo un problema para la Policía pues estos niños, según la Ley del Menor, son inimputables a efectos legales. El artículo 3 dice que “cuando el autor de los hechos sea menor de catorce años, no se le exige responsabilidad de acuerdo con esta Ley, sino que se le aplicará lo dispuesto en las normas sobre protección de menores previstas en el Código Civil y demás disposiciones vigentes”. La única medida que se puede tomar es la derivación del caso a los servicios sociales. 

El Centro de Ayuda Cristiano de Madrid ha corroborado que la captación cada vez es más temprana. Esta entidad trabaja diariamente con jóvenes que quieren salir de estas bandas. El pastor de esta institución religiosa ha afirmado que con la pandemia ha aumentado el número de jóvenes en estas organizaciones.

Las bandas latinas usan las redes sociales para captarlos y, según el Centro de Ayuda Cristiano, prefieren un perfil de jóvenes que hayan sido ignorados en sus casas durante el periodo de confinamiento. Señalan que la vuelta a las clases presenciales ha sido aprovechada para la realización de este reclutamiento.

La ciudad de Madrid es una de las ciudades con más presencia de bandas latinas. Algunos de los vecinos han mostrado una seria preocupación por la sensación de inseguridad que provocan. Sin embargo, la policía ha querido nuevamente llamar a la calma afirmando tener la situación bajo control.

COMPARTIR: