18 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La finca de 81 hectareas habría sido comprada a través de un préstamo de la empresa panameña Solare

La investigación contra Corinna se centra en un "casoplón" de casi 7 millones en Inglaterra

Corinna esta siendo investigada por varias propiedades
Corinna esta siendo investigada por varias propiedades
Las investigaciones a Corinna Larsen, la examiga del Rey Emérito Don Juan Carlos, han sumado una nueva propiedad a la lista de la empresaria. Según el fiscal suizo Yves Bertossa, Larsen habría comprado una casa de campo al oeste de Inglaterra hace 5 años por un valor de 6 millones de libras, unos 7 millones de euros. Ahora pide conocer el origen de ese dinero.

Chyknell Hall Estate, una opulenta casa de campo en la campiña inglesa con un terreno de 81 hectáreas, 11 habitaciones, biblioteca y campo de críquet, se ha puesto en el ojo del huracán del fiscal suizo Yves Bertossa contra la antigua amiga del Rey Juan Carlos.

Según adelantó este lunes el diario El País, la propiedad fue adquirida por la empresaria en el año 2015 por un valor de 6 millones de libras, unos 6,7 millones de euros aproximadamente. La propia Larsen habría asegurado que la cifra por la renovación de este opulento espacio es casi equiparable al precio de compra del inmueble.

Por otra parte, según recoge El País, la propiedad no figura a nombre de Corinna, sino de una fundación panameña llamada Jade Trust, cuyo principal beneficiario es el hijo menor de Larsen, Alexander, de apenas 18 años de edad.

La mansión esta ubicada en medio de la campiña inglesa en Brignorth y dispone de hasta 5 edificios más pequeños en el terreno. El complejo está rodeado de árboles que delimitan la zona, por lo que es casi imposible obtener imágenes extraoficiales de la propiedad.

Una de las entradas a la propiedad.

Las inmobiliarias que han trabajado con la propiedad destacan que dispone de piscina, cancha de tenis, salón de billar, biblioteca y establos. Según el citado diario, la propiedad fue adquirida a través de un préstamo que pidió Larsen a la panameña Solare, que a su vez sería beneficiaria de una “donación” del Emérito.

Este es justo el punto que estudia el fiscal suizo, que ve indicios de que la compra de esta propiedad en el Reino Unido podría estar vinculado a los polémicos préstamos y donaciones realizados por el antiguo monarca a la empresaria.

Según recoge El País, la fiscalía ya habría interrogado a la empresaria que explicó que la compra efectivamente se realizó a través de un préstamo de Solare a nombre de la Honeybird Corporation, una fundación de la que su hijo es beneficiario.

Larsen asegura que fue Dante Canónica, director de la fundación Lucum de Juan Carlos I, quien se encargó de la estructura administrativa para adquirir la finca. También aseguró que se trataba de una inversión para su hijo que apenas tenía 13 años en el momento de la compra.

Posteriormente, los responsables habrían creado una segunda fundación en Panamá que asumiría el préstamo, Jade Trust, de la cual es beneficiaria Alexander. Es decir, que el préstamo inicialmente ofrecido por Solare, pasaría a ser cobrado por esta nueva empresa de la que se beneficiaría teóricamente el propio hijo de Corinna.

Los préstamos dudosos

Corinna Larsen, la examiga del Rey Emérito Juan Carlos I, ha asegurado ante la Justicia suiza que el monarca español le ofreció varios préstamos millonarios para comprar casas en Inglaterra, Suiza y Estados Unidos. La empresaria alemana creó la sociedad Siam Partner SA, que recibió un préstamo por parte de Juan Carlos I “destinado a adquirir dos casas en Villars-sur Ollon (Suiza)”, según desvela el documento de su declaración ante el Fiscal Anticorrupción Yves Bertossa en Suiza.

Vista aerea de la propiedad.

Otra parte de la declaración judicial de Corinna Larsen se centra también en la adquisición de otra mansión en Londres. La comisionista explica que creó una nueva sociedad llamada Riverhouse-Partners para comprar la citada residencia, tasada en 5,6 millones de euros, pero que invirtió otros cuatro millones en reformas: “Es verdad que Juan Carlos I participó en la financiación para la compra de esta casa con 1,5 millones de libras. Se trataba de una donación de su parte a mi favor. Para comprar esta casa no fue necesaria la autorización de Juan Carlos I”, asegura en las declaraciones a las que ha accedido el rotativo de Prisa.

COMPARTIR: