22 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Declaró en la Audiencia Nacional haber recibido órdenes de este comisario, Director Adjunto Operativo, para investigar los fondos de Luis Bárcenas

El excomisario Enrique García Castaño "El Gordo" señala a su compañero Eugenio Pino por el caso Kitchen

El excomisario Enrique García Castaño y su abogado a la salida de la Audiencia Nacional.
El excomisario Enrique García Castaño y su abogado a la salida de la Audiencia Nacional.
El excomisario Enrique García Castaño declaró el pasado viernes ante el juez de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, que la orden para investigar la operación Kitchen partió del ex director adjunto operativo (DAO) de la Policía Nacional, Eugenio Pino. En esta trama se investiga el supuesto robo de documentación de casa de Luis Bárcenas, extesorero del PP.

Según su declaración en sede judicial ante el magistrado García Castellón, Enrique García Castaño dijo que recibió el encargo de investigar al extesorero del PP, Luis Bárcenas, por parte de Eugenio Pino, Director Adjunto Operativo (DAO) de la Policía Nacional de intervenir en la llamada operación Kitchen.

Este operativo policial realizado supuestamente para sustraer la documentación contable que guardaba el extesorero del Partido Popular en su casa, pero matizó que el objetivo de su encargo era hallar los fondos de Barcenas en el extranjero y su red de testaferros y no sustraerle documentación alguna.

Así lo ha manifestado García Castaño a los medios de comunicación tras su declaración de casi tres horas ante el magistrado, continuación de la que ya prestó ayer sobre la operación Kitchen, sobre la que explicó que fue una "investigación oficial de auxilio a la Policía Judicial" y que no tenía ese nombre, ni ningún otro.

Dicho operativo, prosiguió el que fuera jefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO), también incluyó un dispositivo de seguimiento a un preso que había estado con Bárcenas en la cárcel y que le habría prometido encriptar y subir a la "nube" unos documentos para que nadie los encontrase.

García Castaño llama "mentiroso" y "canalla" a VIllarejo

En todo caso, García Castaño aseguró que el principal imputado en esta investigación, el también excomisario José Manuel Villarejo -en prisión provisional desde noviembre de 2017-, es un "mentiroso" y un "canalla" y que el operativo policial nunca se llamó Kitchen. Asumió que es algo que Villarejo se habría inventado "porque le gusta ponerle nombre "a todo".

Para García Castaño, el hecho de que eligiese Kitchen, cocina en inglés, y no otro apelativo podría deberse a que a los confidentes, en jerga policial, se les llama "cocineros". En esta operación, supuestamente el "cocinero" fue Ríos, chófer de Bárcenas y fichado con pagos a cuenta de los fondos reservados del Ministerio del Interior, presuntamente para sustraer documentación al extesorero.

El excomisario Eugenio Pino, durante un acto oficial.

El excomisario Enrique García Castaño está investigado en la Audiencia Nacional desde el pasado mes de julio por varias de las piezas del caso Tándem, pero el entonces juez instructor, Diego de Egea, lo dejó en libertad con medidas cautelares: comparecencias quincenales, prohibición de salida de España y retirada de pasaporte. Siguen en vigor, sin que se hayan producido cambios en su situación.

En los próximos días, deberá volver a la Audiencia Nacional para responder por las piezas Iron y Land por supuestamente aportar información a Villarejo para sus "trabajos" de espionaje, en el primer caso, entre dos despachos de abogados y en el segundo, entre los miembros de una familia adinerada que peleaba por una herencia.

Mientras, el ex DAO Eugenio Pino al que él señaló, prestará declaración por Kitchen el martes a partir de las tres de la tarde y Villarejo, que ya declaró durante dos horas este jueves, seguirá sometiéndose al interrogatorio el próximo lunes desde las nueve y media de la mañana.

COMPARTIR: