28 de noviembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Nacida en Sinaloa, Ochoa murió esta semana y tenía relaciones con varios narcotraficantes mexicanos, aunque extendió sus negocios hasta Argentina

Muere Claudia Ochoa, jefa de la banda de 'Los Antrax', idolatrada por los narcos mexicanos

Ochoa durante la rueda de prensa para exculparse
Ochoa durante la rueda de prensa para exculparse
Claudia Berenice Ochoa Félix, nació el 29 de julio de 1987 en Sinaloa, México en el seno de una familia de la clase media mexicana. No existe mayor información oficial sobre su vida más que era la emperatriz de los Ántrax, una banda de sicarios. Se sabe que era la jefa de los guardaespladas de Joaquín “El Chapo” Guzmán y que criaba caballos de polo en Argentina. Esta semana trascendió a la prensa americana que había fallecido por una sobredosis en su estado natal de Sinaloa.

Aunque faltan datos oficiales, el periódico argentino Clarín ha podido acceder a varios detalles de la también conocida como Kim Kardashian del narcotráfico. Claudia Berenice Ochoa estudio enfermería y trabajó como promotora en eventos durante un tiempo. Aunque su vida no era distinta a la de varias jóvenes de la región, pronto se casaría con  “El Chavo” Felix, un conocido narco local de Sinaloa, en su México natal.

La joven pasó de criarse en una familia de clase media a disfrutar de una vida llena de lujos. En sus redes sociales todavía posa con armas y ametralladoras automáticas y de viaje por todo el mundo. Esto destapó las sospechas de la prensa local y de las autoridades mexicanas que sospechan que Félix no fue su única pareja narco. Al parecer, Ochoa prefería ir aumentando el nivel de relación con los capos, pasando de relacionarse de uno de grado medio a uno de grado superior.

En el año 2014, los medios alertaron de que se había emparejado con José Rodrigo Arénchiga Gamboa, mejor conocido como “el chino” del Ántrax, por su pertenencia al grupo de sicarios Los Ántrax, pertenecientes al Cártel del Pacífico.

El líder del grupo de sicarios fue detenido ese mismo años por la autoridades estadounidenses, desde entonces la prensa local señaló a Ochoa como la heredera de su pareja, aunque otros consideraban “El venado”, otro sicario, como líder del grupo delictivo.

Ochoa en una publicación de Instagram.

Aunque nunca se reunieron pruebas para acusarla, las redes sociales dispararon la popularidad de la mujer que comenzó a ser llamada “La Emperatriz”. Con tres hijos, todos menores, Ochoa siempre negó su relación con el narco; en una rueda de prensa llegó a acusar a la prensa de decir mentiras y calumnia sobre ella y los infantes.

Después de la declaración pública, su vida dio un vuelco, al menos de cara al público. Sus publicaciones de Instagram continuaron pero de una forma más recatada y sin mostrar armamento. De hecho, llegó a hacerse fotos con amigos de Kim Kardashian en sus viajes. A Ochoa también la llegaron a conocer como “La Kim Kardashian de Sinaloa”.

La Reina del Norte y del Sur

Según reporta la prensa de Argentina, la “Emperatriz” tenía tentáculos que llegaban hasta el país austral. Ochoa Félix  fue relacionada en el año 2017 con negocios de dudosa legalidad en aquel país. Al parecer, vivió hasta tres años en Sudamérica. Según se conoció, siempre se movía con hasta seis guardias armados.

Además, en sus trayectos utilizaba un avión privado y había anotado a sus tres hijos en un colegio de Nordelta, en la región de Buenos Aires. También cerca de la capital se cree que desarrollo un complejo de cría de caballos para Polo.

La "Emperatriz" tenía negocios en Buenos Aires. 

En 2017 el Juzgado Federal de Campana ordeno varias revisiones en los locales de la mexicana ante el temor de que el Cártel de Sinaloa se extendiese hasta Argentina; no obstante, después de varias revisiones se confirmó que no había penetración de dicha organización en Sudamérica.

Hace unos días, la “Emperatriz” murió después de una fiesta. Según trascendió después de bailar con un amigo ambos fueron hasta casa de ella. Al día siguiente, cuando el hombre despertó descubrió que Ochoa había muerto de una sobredosis.

COMPARTIR: