25 de febrero de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La descendiente de los zares está unida sentimentalmente al juez Antonio Serrano-Arnal, instructor entre otros casos del Delcygate

La boda del hijo de María de Rusia, actual pareja de un juez español, puede juntar de nuevo a los Reyes Eméritos

María de Rusia y su hijo George.
María de Rusia y su hijo George.
El año 2021 traerá una boda real a la que podrían acudir juntos los Reyes Eméritos Juan Carlos I y Sofía, debido a su amistad con María de Rusia, Maria Vladimirovna, la gran duquesa de Rusia que nació en el exilio en Madrid y tiene como pareja al juez Antonio Serrano-Arnal, instructor del Delcygate. George, el gran duque de Rusia, se casará en octubre en Bruselas y los Eméritos están invitados.

"Son Altesse Impériale, la grande-duchesse de Russie, Cheffe de la Maison impériale russe, est heureuse d'annoncer le mariage de son fils et héritier, Son Altesse Impériale le grand-duc George".

El anuncio fue pubicado el 20 de enero y oficializaba el enlace de George Mikáilovich, hijo de la gran duquesa de Rusia, Maria Vladimirovna, nacida en Madrid pero única heredera de los zares, de la casa Romanov.  George se casará en octubre de este año en Bruselas con Rebecca Bettarini, hija de un embajador italiano.

El noviazgo se hizo público en diciembre de 2020, del mismo modo que se anunciaba la conversión a la fe ortodoxa de la novia que hasta ese momento era católica. Las normas de la Casa Imperial impiden que sus miembros se unan en matrimonio con personas de otras confesiones sin perder sus derechos dinásticos. Tras el bautizo ortodoxo, la novia ha pasado a llamarse Victoria Romanovna.

La pareja que ha anunciado su enlace.

Los futuros contrayentes se han intercambiado dos joyas tradicionales de los Romanov. Las alianzas de oro con piedras preciosas con los colores de la enseña nacional rusa: rojo, blanco y azul. Jorge vive en Bruselas, aunque también pasa mucho tiempo en Madrid. En la capital belga, en la que empezó a residir cuando trabajó para la desaparecida política española Loyola de Palacio en el Europarlamento, tiene su propia empresa.

La Casa Imperial rusa, a pesar de estar en el exilio, siempre ha contado para sus eventos con el apoyo del resto de monarquías europeas. En especial de la española. La madre del novio, María de Rusia, es íntima amiga de los Reyes Eméritos y, además, tiene lazos familiares con ellos por lo que no es descartable que alguno acuda al enlace. 

Actualmente, la cabeza visible de la Casa Imperial Rusa es María de Rusia, de 67 años, nacida en Madrid en 1953, donde sus padres y tíos estaban exiliados. María se convirtió en heredera al inexistente trono ruso en 1992, 75 años después de que la Revolución Rusa expulsase a los Zares del trono y fusilase a la rama principal de la familia imperial. 

María de Rusia, muy unida sentimentalmente a España, vivió durante años en el centro de la capital en un edificio donde tenía vecinos como Camilo Alonso Vega, ministro de la Gobernación durante la dictadura de Francisco Franco, o la familia de la escritora Carmen Posadas.

En 1976 se casó en la iglesia ortodoxa de Madrid con el príncipe Francisco Guillermo de Prusia (77) que, además de varios títulos y dignidades reales, es un rico hombre de negocios. Al enlace asistieron en un lugar destacado los recién entronizados reyes de España, Juan Carlos I y Sofía de Grecia. El matrimonio se rompió legalmente en 1985, aunque tres años antes ya se habían separado de hecho.

Hace unos meses se conoció que María de Rusia está emparejada actualmente con Antonio Serrano-Arnal, el juez que unificó en un solo procedimiento las tres denuncias de Vox, el Partido Laócrata y el PP sobre el caso Delcygate. 

Antonio Serrano-Arnal Domper ya era famoso en los medios de comunicación por haber instruido la Operación Puerto, la lucha policial contra el dopaje en el deporte, haberla sobreseído y haber provocado que la Audiencia Provincial la reabriese.

También fue el juez que condenó al entonces magistrado del Tribunal Constitucional, Enrique López y actual consejero de Justicia de la Comunidad de Madrid, al pago de una multa de 1.440 euros y a la retirada del carné de conducir durante 8 meses tras haber dado positivo en un control de alcoholemia. Además, Serrano-Arnal es el actual juez instructor del Caso Rato, que le ha supuesto ya una advertencia del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) por el largo retraso en la instrucción de este caso.

Pero lo más curioso, quizá a modo de anécdota, que hay contar del juez Serrano-Arnal, a pesar de su discreción, es que presume en privado de su actual pareja sentimental, la aristócrata rusa María Vladimirovna Romanova, conocida como la Gran Duquesa María de Rusia.

La pareja sentimental del juez Serrano-Arnal, es tataranieta por dos veces, ya que sus abuelos paternos Cirilo Vladimirovich y la princesa Victoria  Melita de Sajonia  eran primos, de Alejandro II de Rusia, el antepenúltimo emperador ruso. Y por la línea materna desciende de los antiguos reyes de Georgia que perdieron su corona con la anexión de sus territorios al imperio ruso a principios del siglo XIX.  

 

            La Gran Duquesa Maria de Rusia y su pareja el juez Antonio Serrano-Arnal Domper, que lleva el Delcygate.

Pero en todo esto hay un enfrentamiento de opiniones con las tesis mantenidas desde el Palacio de la Zarzuela, ya que sería la infanta Sofía de Borbón, tataranieta y biznieta de los zares y del Káiser alemán Guillermo, nieta e hija de los Reyes de España, la única heredera legal en todo caso de la monarquía rusa, si hubiera algo que heredar. Un derecho que sí reclama la Gran Duquesa María de Rusia.

Ahora habrá que esperar a ver quién acude a la boda de su hijo, George Mikáilovich, si alguno de los Reyes Eméritos, los dos y si el juez Serrano acude también al enlace.

 

 

COMPARTIR: