27 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Trabajadores del aeropuerto barcelonés señalan problemas como largas colas por la falta de personal policial y la saturación laboral de los agentes

Denuncian la caída constante del sistema ARGOS que obliga a pasar pasajeros sin control en El Prat

Exclusiva
/ Policías en los controles del Aeropuerto de El Prat.
Trabajadores de los puestos de control fronterizo en el Aeropuerto de El Prat denuncian "el fallo repetitivo del sistema ARGOS que dificulta la identificación de los pasajeros en las cabinas ABC System para tomar vuelos internacionales, corriendo el peligro de que salgan o entren en España personas con causas pendientes con la Justicia". También se quejan de "las largas colas por la falta de personal policial, la saturación laboral para los personal fronterizo y el riesgo de perder los vuelos"

La jornada laboral diaria en el Aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat se ha vuelto "insostenible" debido a "la caída continua del programa ARGOS, el sistema de control e investigación de personas de interés policial usado en las cabinas de última generación, Automatic Border System (ABC), en los puestos fronterizos del aeropuerto", relatan sus trabajadores a elcierredigital.com. Esta situación, según explican, dificulta gravemente la identificación de los pasajeros que van a tomar vuelos internacionales extracomunitarios, y además, podría llevar a que "salgan y entren en España personas con órdenes de detención, en busca y captura, o con causas pendientes con la Justicia sin control alguno".

Las quejas internas por parte del personal fronterizo en el Aeropuerto de El Prat se intensifican no solo por "el fallo repetitivo del sistema ARGOS –programa supervisado por el Grupo ICA del Cuerpo Nacional de Policía– que supone un bloqueo temporal de los pasajeros, sino por las largas colas de espera que soportan los viajeros que se desplazan fuera de la Unión Europea. Por estos colapsos, que se producen especialmente en periodos vacacionales, puentes y fines de semana, los viajeros corren el riesgo de perder sus vuelos".

La preocupación que manifiestan estos profesionales encargados de la vigilancia de fronteras también apunta a "la falta de personal policial en este recinto aéreo". Pero de igual forma señalan "la saturación de trabajo para los agentes de fronteras que cargan con el error del sistema ARGOS en el control ABC System".

"Mientras la identificación de pasajeros en estas modernas cabinas ABC System, mediante una simple comprobación biométrica de la imagen facial y dactilar supondría unos veinte segundos, el fallo del sistema de comprobación de identidad provoca que los agentes fronterizos tengan que identificar de manera manual con los ordenadores policiales mediante ARGOS, uno por uno a cada pasajero, por lo que se producen largas esperas al necesitar varios minutos para verificar cada DNI o pasaporte", explican a elcierredigital.com.

Quejas por la gestión del Ministerio de Interior

Pero no solo se trata del colapso que sufren los pasajeros que usan el Aeropuerto de El Prat para viajar en vuelos extracomunitarios fuera de España, sino que los agentes de fronteras también achacan al ‘caos’ que se observa en estos controles "la falta de efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en estos puestos claves para la seguridad por diferentes motivos como comisiones de servicio, bajas laborales, permisos o vacaciones y la propia merma de puestos de agentes en los últimos años".

"Día tras día la escasez de agentes se traduce en la mala gestión que se viene sufriendo desde que se dejaron de enviar policías a este aeropuerto por la cuestión política de Cataluña derivada del independentismo, para ‘no molestar’ con presencia  policial a las autoridades catalanas, pero la realidad es que faltan más filtros policiales". Aunque por otra parte, matizan que "parece que la política ha cambiado y ahora empieza a existir preocupación por cubrir plazas fronterizas que dejaron abandonadas durante el procés. Sin embargo, el problema actual es que esta cobertura se produce a través de policías comisionados en detrimento del envío de personal desde otras comisarías".  

Control policial en el Aeropuerto de El Prat.

Otra de las preocupaciones que manifiesta el personal fronterizo es la inminente llegada de las vacaciones de verano, con la consiguiente "intensificación del tránsito de pasajeros por El Prat". "En algunas ocasiones, los policías de fronteras piden arbitrariamente el DNI a los pasajeros comunitarios con destino dentro de la Unión Europea. No obstante, en el caso de los viajeros de países extracomunitarios como Reino Unido, Rumanía o Marruecos, si falla el sistema ARGOS –tanto en las cabinas ABC System como en los ordenadores policiales– resulta prácticamente imposible detectar la entrada o salida de personas buscadas por algún tipo de delito a su paso por estos controles".

En este sentido, también señalan "la falta de formación, de cursos, e instalaciones adecuadas para los agentes destinados a estas plazas en El Prat".

Críticas contra AENA

Según indican estas fuentes a elcierredigital.com, una de las asignaturas pendientes de la empresa AENA en el Aeropuerto de El Prat es "la reestructuración de la T2, pues se ha quedado obsoleta, ha caído en el abandono y supone un auténtico desastre para los trabajadores". Además, subrayan: "Parece que a AENA solo le importa dar buena imagen y hacer creer que no hay colas en este aeropuerto –a pesar de que se caiga el sistema ARGOS– para que la gente pase más rápido pero esta situación en los controles se ha de reparar".

El personal de fronteras pone de manifiesto "la necesidad de que AENA invierta en este aeropuerto, dotando de más puestos de trabajo los lugares de asistencia a pasajeros que pasan por las cabinas ABC System, pues este control funciona con documentos de identidad de última generación que contienen chips identificativos, pero los viajeros no siempre saben cómo utilizar estas máquinas por lo que requieren ayuda".

Por otra parte, "existen pasajeros que viajan con DNI en vigor pero son documentos viejos, por lo que el sistema ABC no capta estas identidades por lo que algunas personas podrían burlar este tipo de vigilancia, evitando pasar por estas máquinas". Los trabajadores requieren mayor inversión por parte de AENA para "mejorar el rendimiento de este modernizado control, que solo funciona con DNI y pasaportes de última generación".

El personal fronterizo denuncia que "todos los años se cometen los mismos errores, sin que se solucione definitivamente esta grave deficiencia de seguridad en El Prat". Y confirman con indignación "la presencia regular de auditorías de la Unión Europea en este aeropuerto, para lo que en esas horas de visita de los responsables europeos, el sistema ARGOS nunca se cae". Según trabajadores del aeropuerto, "se cambia el viejo mobiliario para instalar muebles nuevos a toda velocidad, pero cuando se van estas auditorías, retiran sillas nuevas y el programa informático vuelve a fallar con las consiguientes largas esperas de pasajeros que pierden vuelos a diario… los controles europeos se convierten en un paripé. Si la gente supiera cómo funciona realmente este aeropuerto… los ciudadanos tienen derecho a saber la realidad".

COMPARTIR: