18 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Sus excentricidades consiguieron que fuese atrapado por las autoridades en un operativo de seguimiento

Capturan a "El Missi" encargado de las nóminas y los planes de expansión del Cártel del Golfo

Giovanny Alberto Cortés.
Giovanny Alberto Cortés.
Otro miembro del Clan de Golfo ha sido detenido. Las autoridades colombianas han dado un golpe muy duro a la organización guerrillera. En este caso ha sido capturado el encargado de expansión de las actividades del clan, Giovanny Alberto Cortés, mejor conocido como "El Missi" o "El Gato". Las razones de su captura han sido los alardes de poder y dinero que ha hecho durante la cuarentena en su país puesto que mientras el resto de habitantes estaban confinados el festejaba en discotecas.

La Policía Nacional colombiana y la Fiscalía de Colombia lograron dar caza a Giovanny Alberto Cortés, mejor conocido como “el Missi”o “el Gato”, quien se encuentra detenido por ser, presuntamente, uno de los principales responsables de coordinar las rutas de distribución del Clan del Golfo.

Se trata de uno de los hombres de confianza de Dairo Antonio Úsuga, alias “Otoniel”, quien sería el más alto mando de las Autodefensas, verdadero nombre del Clan del Golfo. Missi estaba en busca y captura por las autoridades colombianas desde hace un año, sin embargo, las labores inteligencia solo pudieron darle caza una vez establecida la cuarentena.

Darío Antonio Úsuga.

Su captura fue posible gracias a su propia soberbia. Desde el comienzo de la cuarentena Missi empezó a frecuentar locales nocturnos como bares, tabernas y discotecas. Gracias a su dinero y poder podía permitirse la entrada a estos lugares estando establecida la cuarentena.

Al servicio del Clan del Golfo

Las actividades nocturnas de Missi se hicieron más frecuentes una vez fue capturada su esposa Arleida Manco, conocida como La Zarca y que es además sobrina de Otoniel. Esta mujer era la encargada de manejar las finanzas de la red que controlaba su marido.

La función más frecuente de Cortés era controlar las nóminas de todos aquellos trabajadores del Clan del Golfo. Llevaba cuentas de al menos 2,6 millones de dólares según declaraciones de la policía colombiana.

                     Arleida Manco.

Como al resto de narcotraficantes, sus excentricidades lo delataron y se puso él mismo en el radar de las autoridades. El operativo consistió en hacer un seguimiento constante de los lugares que frecuentaba el narco para más adelante infiltrar agentes en los locales. En estos lugares Missi montaba fiestas por todo lo alto con alcohol, drogas y mujeres.

“Para esa época sabíamos que le gustaba ir a las galleras, discotecas y restaurantes. Pagaba hasta 50 millones de pesos (unos 13,215 dólares) para que, en medio del aislamiento, los abrieran para él y sus invitados. Y en algunos sitios se logró que agentes tuvieran trabajos ocasionales para recaudar información”, explicó uno de los agentes al periódico colombiano El Tiempo.

Al parecer, en las fiestas se jactaba de ser un hombre de confianza de Nelson Darío Hurtado Simanca, alias “Marihuano”, segundo al mando del Clan del Golfo después de Otoniel.

Además de las fiestas, el narco tenía ningún reparo en moverse en vehículos de lujo y vestir con prendas incrustadas de joyas. El seguimiento logró finalmente que los agentes pudieran capturarlo saliendo de una discoteca en el departamento colombiano de Córdoba.

Amor por la fiesta y captura

Los investigadores estaban al tanto de que el narco estaba preparando una fiesta más para el día lunes 10 de agosto. Para este fin había hecho un alarde de dinero como pocos otros narcos, además de invitar a una gran cantidad de personas y contratar los servicios de muchas mujeres, además de altas cantidades de alcohol.

Las autoridades se pusieron manos a la obra, y montaron el operativo con una semana de antelación. Sabían que su objetivo estaría en la discoteca toda la noche y se prepararon para seguirlo y capturarlo durante la madrugada. El objetivo era evitar cualquier enfrentamiento armado que pudiese darse entre las autoridades y los aliados del narco.

Carlos Ernesto Rodríguez.

Luego de la captura el director de la Policía de Carreteras, general Carlos Ernesto Rodríguez, afirmó que además de sus labores financieras para el clan, Giovanny también era el encargado de la estrategia expansiva de la organización. En concreto a las zonas de La Guajira y Santa Marta. Aunque el verdadero objetivo era confrontar a la organización de los “Pachenca”. El futuro del narco ahora es incierto, pero se piensa que podría acabar siendo extraditado a los Estados Unidos para ser juzgado por delitos relacionados al narcotráfico.

COMPARTIR: