30 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Consideran que existe un ataque deliberado a la Institución Monárquica y que no deben achantarse más ante los dictados de Moncloa

Indignación en los círculos monárquicos ante la defensa de la Casa Real de la inexcusable actitud de Pedro Sánchez en la recepción del 12-O

De la incomprensión a la indignación. No solo en círculos monárquicos también incluso dentro de la Casa Real ven como una humillación la aclaración de Zarzuela en la que excusaba la actitud de Pedro Sánchez en la recepción del Día de España en el Palacio Real

El presidente del Gobierno recibió instrucciones para que “permanecieran en el Salón del Trono del Palacio Real con Sus Majestades, hasta que los siguientes invitados llegaran a las inmediaciones de dicho salón para proceder al tradicional saludo a los Reyes". Este comunicado de la Casa Real, intentando excusar a Pedro Sánchez por su fallo en el protocolo en la recepción del 12-O en el Palacio Real ha indignado no solo al círculo monárquico incluso a trabajadores en la Casa Real.

“Puede que se le haya dicho que se mantuviera en el Salón del Trono, pero nunca al lado de los Reyes, y, por supuesto no saludando a los invitados”, nos señalan a El Cierre Digital una persona cercana a la Casa del Rey. “Tu no vas a casa en la que estás invitado y saludas como si fueras el dueño, el comunicado es indignante”.

El contraataque de miembros conocidos del Partido Socialista en defensa de Sánchez este sábado ha sido furibundo y no se comprende como, de nuevo, Felipe VI vuelve a “limpiar la cara” a Pedro Sánchez, cuando desde Moncloa no se defiende su papel como jefe del Estado.

“Pedro Sánchez quiere ser más que el Rey”

El caso más claro de acoso y derribo a la Monarquía se ha visto esta semana en lo sucedido en el Parlamento de Cataluña con la reprobación a Felipe VI y la petición del final de la Monarquía. No solo el Gobierno no ha hecho nada en contra de esta resolución que salió adelante gracias a los votos de Podemos, sino que refuerza al partido de Pablo Iglesias firmando un pacto en ese mismo día.

Los monárquicos consideran que todo es un ataque deliberado. Desde la propia TVE de Rosa María Mateo se ha reducido la presencia de Felipe VI al mínimo.

“Pedro Sánchez quiere ser como Macrón, un presidente como en Francia, todopoderoso”. El problema, nos señalan, es que en lugar de luchar contra esta situación desde la Casa Real, empezando por su director de Comunicación, Jordi Gutiérrez, se hace lo contrario. “Se dejan humillar”.

COMPARTIR: