17 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El sindicato SIPCTE denuncia que en la localidad de Laujar de Andarax no tienen ningún trabajador para realizar la segunda entrega de notificaciones

Los trabajadores contra Correos por seguir con "irregularidades para ahorrarse contrataciones"

/ Correos
SIPCTE acusa a la empresa estatal de Correos de seguir "cometiendo irregularidades para ahorrasre contrataciones" en la localidad de Laujar de Andarax (Almería). El mismo sindicato ya denunció que la compañía estatal tenía estas carencias en otro municipio de la misma provincia: Tíjola.

SIPCTE ha vuelto a acusar a Correos de seguir "cometiendo irregularidades para ahorrarse contrataciones" en la provincia de Almería. El sindicato ya denunció hace unos meses que en el municipio de Tíjola no había empleados para realizar la segunda entrega de notificaciones, que es obligatoria.

Y ahora, asegura que la empresa presidida por Juan Manuel Serrano practica la misma irregularidad en la oficina de Laujar de Andarax. El sindicato afirma que han podido comprobar que "desde hace tiempo Correos no tenía contratado a ningún trabajador para realizar el segundo intento de entrega de las notificaciones".

"Una vez más, el responsable sindical denuncia en esta ocasión, que los carteros de la oficina de Laujar de Andarax, son obligados por sus superiores, y siempre mediante órdenes verbales para no dejar constancia de esta ilegalidad, a que hagan ellos mismos el segundo intento de entrega de notificaciones", añaden.

Y recuerdan que según la Ley 39/2015 de Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas, Correos está obligada a realizar un segundo intento de entrega de las notificaciones en un tramo distinto (después de las 15.00 horas y con una diferencia de al menos tres horas".

SIPCTE realiza esta denuncia para dar cobertura legal a los carteros de dicha unidad, ya que los vecinos de Laujar de Andarax, Fondón, Benecid, Paterna del Rio, Bayárcal, Alcolea, Darrical, Lucainena y Guarros no están recibiendo en tiempo y forma las distintas comunicaciones de la administración pública en su domicilio pues Correos, según el sindicato, ha decidido una vez más saltarse el cumplimiento de la Ley.

Correos. 

Para Paco Sabio, de SIPCTE, es cuanto menos "bochornoso" que la empresa pública Correos esté cobrando de las arcas del Estado por la contraprestación de un servicio público que no está llevando a cabo en dichas zonas".

"De seguir con esta práctica fraudulenta, Correos podría dejar sin efecto miles de notificaciones enviadas por las Administraciones Públicas a los ciudadanos al no dar cumplimiento con lo que establece la Ley. Se demuestra una vez más la impunidad con la que actúan los directivos de Correos, ya que las posibles sanciones no recaerán en los bolsillos de estos irresponsables", afirma.

SIPCTE ya acusó a Correos de la misma práctica

Correos sigue en el ojo del huracán por sus polémica estrategia en materia laboral encaminada a ahorrar. La compañía estatal presidida por Juan Manuel Serrano ya fue acusada por SIPCTE de "cometer ilegalidades para ahorrarse contrataciones".

El sindicato afirma que comprobó cómo los carteros reciben esta orden, "siempre oral y nunca por escrito, para no dejar constancia, y si se niegan -indicó Sabio, secretario del sindicato en Almería-, son amonestados por ello".

Sobrecarga de trabajo en Almería

Por otra parte, SIPTCE remitió hace unos meses a las secciones sindicales de Correos en Almería de CCOO, UGT, CGT, CSIF y Sindicato Libre un escrito en el que solicitaba la constitución del Comité de Empresa y de la Junta de Personal para analizar las "consecuencias psicosociales que se están produciendo en carteros que se ven obligados a repartir en barrios que son próximos al que tienen asignados, las llamadas colindancias".

Esto, explican, está provocando una sobrecarga de trabajo en los empleados públicos, con consecuencias psicológicas y de estrés en bastantes casos. "Esto no sucedería si la Junta y el Comité estuvieran constituidos y funcionasen como órgano de representación de los trabajadores". Paco Sabio considera que estos órganos deben estar constituidos en un plazo máximo de un mes para dar solución a la problemática que originan las colindancias.

COMPARTIR: