23 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Según los investigadores, el sueño del ya imputado era conseguir menores de corta edad para abusar de ellos durante días y grabar material pedófilo

Vuelve el caso Madeleine McCann: El sospechoso alemán, un varón con fijación por los niños

Madeleine McCann, desaparecida el 3 de mayo de 2007.
Madeleine McCann, desaparecida el 3 de mayo de 2007.
El principal sospechoso de la desaparición y secuestro de la pequeña Madeleine McCann en 2007 en el Algarve, el alemán Christian Brueckner, ha sido imputado por las autoridades alemanas por petición de la Fiscalía portuguesa. Este hecho ha supuesto que el caso no prescriba y que el acusado pueda ser trasladado a Portugal para ser interrogado formalmente.

En el año 2013, las autoridades alemanas vincularon por primera vez a Christian Brueckner, un violador convicto que vivía en el Algarve en 2007, con la desaparición de Madeleine McCan.

Tras varios años de investigación, y con el caso a punto de prescribir, ahora, según ha indicado la Fiscalía de Faro en un comunicado en su página web, Brueckner ha sido imputado por las autoridades alemanas aplicando la petición de cooperación judicial internacional emitida por el ministerio Público de Portugal.

Esta circunstancia permitirá la extradición del principal acusado a Portugal para ser interrogado formalmente y además, al haberse nombrado a un sospechoso oficial, la policía portuguesa evita que el crimen prescriba ya que el próximo martes se cumplen 15 años de la desaparición de la pequeña.

El Departamento de Investigación y Acción Criminal de Faro (DIAP) junto a la Policía Judicial, en cooperación con las autoridades alemanas e inglesas, han sido los encargados de llevar a cabo la investigación que gira en torno a las circunstancias de la desaparición de Madeleine McCan, en 2007, cuando estaba de vacaciones junto a sus padres y sus dos hermanos en el Argalve. El caso de la niña ha dado la vuelta al mundo, provocando incluso que varios famosos, como Cristiano Ronaldo o  J.K. Rowling, hayan colaborado en la búsqueda de la pequeña.

¿Cómo es Christian Brueckner?

Christian Brueckner, principal sospechoso y ahora imputado, actualmente está en la prisión de Oldenburg, en el norte de Alemania, debido a que en 2017 le sentenciaron a siete años de cárcel por violar, en 2005, a una turista estadounidense de 72 años en la zona del Algarve, donde Madeleine desapareció.

A pesar de la enorme atención mediática internacional que ha tenido el caso, en quince años no ha llegado a esclarecerse. Por suerte, ahora parece que son muchos los hilos que apuntan a Brueckner como culpable.

El alemán vivió en el Algarve desde 1995 hasta 2007. Durante este tiempo, su dedicación principal era robar en hoteles, falsificar pasaportes y traficar con drogas. Hechos que confirmó el pasado año a estas alturas Christian Post, un examigo del acusado. Post explicó que estaba "100% seguro" de que el pedófilo alemán se había llevado a la pequeña británica de tres años en mayo de 2007.

Inculpan en Alemania al principal sospechoso por la desaparición de Madeleine  McCann hace 15 años en Portugal | Internacional

Madeleine McCann y Christian Brueckner, imputado por su desaparición.

Su examigo sabía que Brueckner robaba pisos vacacionales en Praia da Luz y que tenía cientos de pasaportes en su salón. Pero Post no lo relacionó con el caso de Madeleine hasta que se publicaron sus antecedentes por delitos sexuales a menores.

El portavoz del Ministerio Público en Hannover, Thomas Klinge, confirmó a la agencia DPA que el sospechoso fue condenado en septiembre de 2017 a un año y tres meses de prisión por posesión de pornografía infantil y abusos sexuales a menores.

Por otra parte, la televisión alemana sacó a la luz una serie de conversaciones entre Brueckner y otro pedófilo que no deja lugar a dudas. En ellas se evidencia que el alemán tenía una fijación por los niños pequeños y declara que su sueño era poder conseguir uno para abusar de él durante días, grabar material pedófilo y compartirlo con la gente que, como él, consume ese tipo de contenidos en la red.

"Creo que una vez que eres un pedófilo, hay un interruptor en tu cerebro que no se puede apagar. Si hubiera visto a una niña dormida, sola en su apartamento, definitivamente se la habría llevado", concluyó Post sobre su examigo.

Sin embargo, y a pesar de que la Fiscalía de la ciudad de Braunschweig (Alemania) que investigaba la relación de Brueckner con Madeleine asumió en junio de 2020 que la pequeña estaba muerta, el imputado sigue negando cualquier relación con la desaparición de la menor de tan solo tres años.

La desaparición

Madeleine McCann desapareció el 3 de mayo de 2007, de tal forma que dentro de dos  martes se cumplen 15 años. Por este motivo, el canal de televisión AMC Crime estrenará una miniserie documental sobre el acusado, señalado anteriormente por las autoridades como el responsable del secuestro.

La británica de tres años desapareció mientras estaba con su familia de vacaciones en el Algarve (Portugal). Madeleine dormía junto a sus dos hermanos pequeños en el apartamento 5º del complejo turístico Ocean Club de Praia da Luz, mientras sus padres estaban cenando con unos amigos a unos escasos 60 metros de la habitación. Según los comensales Kate y Gerry McCann llegaron al restaurante 'Tapas' alrededor de las 20:40.

Los padres de Madeleine McCann recuperan la esperanza: una pareja de China  encontró a su hijo luego de 32 años | La 100

Kate y Gerry McCann, padres de Madeleine.

Los progenitores habían acordado realizar turnos para ir a vigilar a los niños cada 20 o 30 minutos. Sin embargo, sobre las 22:00 la madre volvió de uno de los turnos gritando “se la han llevado”. La pequeña Madeleine había desaparecido.

Su desaparición se convirtió en noticia mundial, realizándose una campaña internacional para encontrarla. Sin embargo, 14 meses después de la desaparición y después de varias líneas de investigación, incluso se llegó a culpar a los padres de la menor, la policía portuguesa archivó el caso para reabrirlo de nuevo en 2013.

Tras la imputación de Brueckner, Kate y Gerry, a pesar de que al principio fueron muy críticos con la “pasividad” de las autoridades portuguesas en las primeras horas de investigación, han querido agradecer los continuos esfuerzos policiales en la búsqueda de su hija.

“Todo lo que siempre hemos querido es encontrarla, descubrir la verdad y llevar a los responsables ante la justicia. Nunca renunciaremos a la esperanza de encontrar a Madeleine con vida pero, sea cual sea el resultado, debemos saberlo ya que necesitamos encontrar la paz”, han expresado.

COMPARTIR: