04 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Según el abogado García-Montes, EN OCTUBRE DE 2020 el acusado golpeó POR LA ESPALDA A SU defendido CON una bici y luego LE CORTÓ LA CABEZA

Juicio del presunto asesino de su amigo en Huelva: "Es un psicópata, disfruta de esto"

El Cierre Digital en Juzgado de Huelva
Juzgado de Huelva
El 24 de octubre ha comenzado en la Audiencia Provincial de Huelva el juicio a un varón acusado de decapitar a su amigo, que se enfrenta a una petición de 24 años y cinco meses de prisión por parte de la Fiscalía. El 30 de octubre de 2020 el acusado estaba arreglando una bicicleta con su amigo cuando presuntamente le golpeó con el chasis de la bicicleta en el cráneo y después le decapitó. Al día siguiente se le vio con la cabeza en una bolsa y fue detenido por la policía.

Desde el 24 de octubre la Audiencia Provincial de Huelva acoge el juicio de tres días contra un varón acusado de decapitar a un amigo suyo. El presunto asesino se enfrenta a una petición de 24 años y cinco meses de prisión por parte de la Fiscalía, que le considera responsable de un delito de asesinato y otro de profanación de cadáver.

Por su parte, la acusación particular ejercida por el abogado Marcos García Montes como representante de la familia de la víctima, solicita 32 años y cinco meses de cárcel, 25 años por asesinato, cinco por robo con violencia, dos por un delito contra la integridad física y moral, y cinco meses por la profanación de cadáver. Los hechos acontecieron entre los días 30 y 31 de octubre de 2020 en Huelva. 

El 30 de octubre el acusado fue a casa de su amigo C.R. para ayudarle a arreglar una bicicleta. En un momento determinado, entre las 22:00 horas de ese día y las 8:00 del día 31, C.R. se dirigió a la cocina con la intención de coger una cerveza y el acusado aprovechó que la víctima le daba la espalda, para golpearle con un esqueleto metálico en la cabeza rompiéndole el cráneo y causándole la muerte. Acto seguido, el acusado llevó el cuerpo a una habitación y le cortó la cabeza.

Captura_de_pantalla_2022-10-24_a_las_20.14.43

Chasis de una bicicleta

Posteriormente, el presunto asesino se tomó una cerveza y se marchó llevándose las llaves, tiempo después volvió a la casa para limpiar la escena del crimen y metió la cabeza de su amigo en una bolsa que escondió entre las ramas de un árbol de una plaza cercana a la casa. En la tarde del día 31, el reo volvió a por la cabeza con la intención de tirarla a unos contenedores. 

Durante el trayecto, el acusado fue interceptado por una mujer que le preguntó por lo que llevaba en la bolsa, ante lo cual el presunto asesino empezó a exhibir la cabeza de su ‘amigo’. Después, el acusado comenzó a huir tras arrojar la cabeza al lado de un contenedor, al verse perseguido por dos personas que grabaron dónde se refugiaba el presunto asesino e informaron a la policía, gracias a lo cual fue capturado.

El acusado "disfrutaba asesinando"

Elcierredigital.com ha contactado con Marcos García-Montes, abogado de la acusación particular, que explica que el acusado cumplió en México 20 años de prisión por robo y pertenecía a un cártel mexicano. Según ha podido saber este diario, se trata de "un asesino potencial psicópata que disfruta con esto" y que ha reconocido que cuando estuvo en la cárcel de Apodaca, México, asesinó a dos presos cortándoles el cuello y quedándose con sus cabezas. También ha reconocido canibalismo, ya que en prisión se comió un trozo de carne humana con tatuajes. 

García-Montes explica que “el asesino cogió con dos manos el chasis de la bicicleta y le dio en la cabeza por detrás, con lo cual está clarísimo que el asesinato fue con alevosía. También han declarado testigos que intentó deshacerse de unas prendas quemándolas en un contenedor y cuando fue visto salió corriendo, pero uno de los dos testigos grabó un vídeo y se lo entregó a la policía”. 

Vamos a interponer una querella criminal contra Alba, la sobrina del acusado, porque ha mentido en el juicio y para defender el honor de la víctima. Durante el juicio se ha dicho que la víctima era drogodependiente y que tuvo relaciones sexuales con la hermana del asesino, algo que es mentira. El asesino robó y destruyó el teléfono de la víctima, y hoy se ha dicho que había videos con niñas menores de edad, algo que es totalmente falso. La sobrina del asesino ha dicho que no sabía que su tío consumía droga cuando previamente lo admitió ante la policía. También ha comentado que el acusado amenazó a su propia hermana y la pegó, algo que no comentó en las declaraciones policiales” concluye Marcos. 

COMPARTIR: