01 de junio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Su familia es una de las más poderosas de Colombia y en los noventa su hermano Carlos Arturo se vio envuelto en la conocida como Masacre de Bellacruz

Éste es el pasado secreto de María Cecilia Marulanda, viuda de Enrique Sarasola, hoy investigada por la Justicia

María Cecilia Marulanda.
María Cecilia Marulanda.
María Cecilia Marulanda, la viuda de Enrique Sarasola, ha vuelto en los últimos días a la actualidad por su sus problemas con la Justicia. La Fiscalía Provincial de Madrid ha solicitado cuatro años de prisión para ella y sus hijos, Enrique y Fernando, por delitos contra la Hacienda Pública. En su caso en relación al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. Pero no es la primera vez, que el apellido Marulanda, una de las familias más poderosas de Colombia, tiene problemas con la Ley.

El Área de Delitos Económicos de la Fiscalía Provincial de Madrid ha solicitado cuatro años de prisión para la colombiana María Cecilia Maralunda Ramírez, viuda del empresario Enrique Sarasola Lerchundi, el comisionista y amigo personal de Felipe Gonzalez Márquez, que fuera durante catorce años presidente del Gobierno de España y líder del PSOE.

Se le solicita presión en relación a un delito contra la Hacienda Pública relativo en al Impuesto sobre Renta de las Personas Físicas (IRPF) correspondiente al año 2002. Junto a ella, también están implicados su dos hijos, el empresario hotelero Enrique Sarasola Maralunda y su hermano Fernando. En el caso de ambos en relación al Impuesto de Sucesiones. Todos heredaron un inmenso patrimonio tras la muerte de Enrique Sarasola Lerchundi en noviembre de 2002.

Impulsor de Felipe González, de la chaqueta de pana al poder 

El empresario Enrique Sarasola Lerchundi  fue el gran introductor de Felipe González Márquez en el poder. El vasco Sarasola había hecho fortuna en Colombia, tras casarse en 1966 con María Cecilia Marulanda Ramírez, 'Maria Cecilia' para sus amigos y conocidos, hija de Alberto Marulanda Grillo, uno de los mayores terratenientes de Colombia y primer accionista de la compañía aérea Avianca.

Esta bella mujer colombiana formó con el empresario vasco una de las parejas más llamativas de la beautiful people española de finales de los ochenta. De ella dicen sus amigos que es "de ademanes afectados, muy controladora, también celosa y una gran anfitriona", algo que ya demostraba en las reuniones de la jet set que organizaba junto a Enrique Sarasola en su finca de El Espinar (Segovia), donde era habitual que Sarasola llevara al boxeador Poli Díaz, del que era esponsor, para que exhibiera sus dotes pugilísticas. En estas mismas veladas, el empresario vasco demostraba a sus amigos su talento en el arte de cantar boleros. 

Tras la muerte de Sarasola y la guerra entre sus dos hijos, Fernando Gigi y Enrique Kike, María Cecilia se posicionó a favor de Gigi . Dicen que detrás de esto subyacía el hecho de que la colombiana nunca aceptó la homosexualidad de su hijo mayor Kike, quién parece que encontró compresión en su padre antes de convertirse en el dueño de los hoteles Room Mate. 

Pero no es la primera vez la viuda de Pichirri Sarasola ve su nombre implicado en problemas judiciales. En 2016 El Confidencial vinculó a Cecilia y a su madre, Cecilia Ramírez de Marulanda, en Los papeles de Panamá, así como a sus dos hijos, Kike y Gigi Sarasola. Según el citado medio todos ellos habían “tenido relaciones comerciales con el bufete de abogados Mossack Fonseca desde 1999, cuando tomaron el control de la compañía Breading Horse Inc., constituida en 1997 en Niue, un islote en medio del Océano Pacífico”.

Cecilia con su hijo Fernando Sarasola Marulanda, su preferido.

 

“Durante estos 18 años y con la asesoría de Mossack Fonseca, los Sarasola Marulanda constituyeron varias sociedades y fundaciones en Panamá donde acumularon buena parte de su patrimonio. La familia asegura que estos fondos provienen de la herencia que les dejó el patriarca de la familia, Alberto Marulanda Grillo, estimada en unos 37 millones de euros”, aseguraba El Confidencial.

Los Marulanda son una de las familias más populares de Colombia y, gracias a su influencia, el fallecido Enrique Sarasola Lerchundi tuvo grandes negocios en este influyente país sudamericano. Sarasola se vio involucrado en el escandalo de las comisiones del Metro de Medellín. Sin embargo, si por algo son recordados los Marulanda en el país hispanoamericano es por la conocida como Masecre de Bellacruz. 

La Masacre de Bellacruz

Todo ocurrió el 14 y 15 de febrero de 1996 en la Hacienda Bellacruz, ubicada en el Sur del César, un extendio predio colombiano con más de cien hectareas entre los municipios de La Gloria, Tamalameque y Pelaya. En esa fecha 170 familias, más de 1.500 personas en total, fueron desalojadas a la fuerza por un grupo paramilitar de esta finca de los Marulanda.

Tres años después la Fiscalía dictó al político Carlos Arturo Marulanda, hermano de Maria Cecilia,  una medida de detención preventiva, pero Marulanda no estaba en el país. A partir de ese momento la Interpol rastreó el periplo de su fuga en Estados Unidos, Egipto, Argelia, Portugal, Marruecos y España, donde finalmente fue detenido.

Carlos Arturo Marulanda Ramírez, ministro de Desarrollo con el Gobierno de Virgilio Barco y embajador de Colombia ante Bélgica-Luxemburgo y la Unión Europea entre 1991 y 1997, había heredó de su padre la Hacienda Bellacruz. 

La leyenda negra que ha rodeado la historia de la familia Marulanda está ligada a esta Hacienda de esa región del sur del departamento del César. El primero en llegar a estas tierras, proveniente de la zona cafetera, fue Alberto Marulanda Grillo, quien había hecho fortuna como negociante en Barranquilla. Otros dicen que llegó a esa región hacia 1945 y que pronto sacó provecho de las leyes agrícolas que impulsó el entonces presidente Mariano Ospina Pérez para hacerse con las tierras que hoy conforman uno de los latifundios más conocidos que existen en el país.

Carlos Arturo Marulanda.

Los historiadores dicen que con la presunta ayuda de funcionarios locales corruptos, y persecuciones judiciales Marulanda padre se apropió hasta de 22.000 hectáreas de tierra de este gran eje cafetero. Luego, el fundador de la estirpe se casó con Cecilia Ramírez, con quien tuvo cuatro hijos. Uno de los cuales, Carlos Arturo, había nacido el 25 de noviembre de 1940 en Nueva York. Sus hermanos son Francisco Alberto, Gloria y María Cecilia.

Tras la muerte de su progenitor, Carlos Arturo Marulanda Ramírez se encargó de Bellacruz y montó con su madre y sus hermanos una sociedad familiar bajo el nombre de Inversiones Marulanda Ramírez Ltda. Sin embargo, no sólo heredó la heredad sino también el conflicto agrario. En 1987 un grupo de 500 familias campesinas ocupó unas 2.000 hectáreas de tierras de la hacienda.

Un año más tarde, en 1988, Marulanda fue nombrado ministro de Desarrollo del ejecutivo de Virgilio Barco. Después de su paso por el Ministerio la sociedad familiar intentó venderle al Estado otras 2.000 hectáreas de la finca. Para entonces Marulanda llevaba ya varios años como embajador de Colombia ante Bélgica, Luxemburgo y la Unión Europea y la finca era administrada por su hermano Francisco Alberto y por Edgar Rodríguez Rodríguez, un hombre de confianza de la familia.

La investigación señala que "en febrero de 1996 un grupo, de por lo menos 40 hombres armados, llegó en volquetas y camionetas a la vereda Trocadero, ubicada dentro de la hacienda Bellacruz. Allí golpearon a los campesinos y no les importó maltratar a las mujeres, ancianos y niños. Llevaban armas de largo alcance y para maltratarnos llevaban rejos de tres puntas de cuero de ganado; en cada punta de los rejos amarraron vainillas de fusil para golpear dejando mayores heridas”, según relato de una de las víctimas. Una de las personas que declaró ante la Fiscalía por este proceso les dijo a los investigadores que los hombres que llegaron les gritaron: “Hijueputas, salgan de aquí, ladrones, estas tierras son de Carlos Arturo Marulanda”.

Carlos Arturo Marulanda en el momento de su detención.

Este caso se convirtió en una célebre causa célebre. Varias organizaciones de Derechos Humanos lo asumieron como propio y presionaron al gobierno de Ernesto Samper para que Marulanda fuera retirado del cargo de embajador. Finalmente, tras ser capturado en España en 2001, Marulanda fue puesto en libertad.

Su hermana María Cecilia también se situó en España, pero no lo hizo así, sino de la mano del comisionista Enrique Sarasola Lerchundi, con el que se casó en 1966. Hoy la viuda del íntimo amigo de Felipe González, con el que aun guarda una una gran amistad, está siendo investigada por la Justicia como en su dia lo fue su hermano Carlos Alberto.

COMPARTIR: