29 de noviembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La investigación de las presuntas irregularidades de este organismo en Baleares coincide con la dimisión de su director

El Tribunal de Cuentas abre un expediente sobre la gestión de Jaime Far en Anticorrupción

Jaime Far.
Jaime Far.
El Tribunal de Cuentas ha abierto un expediente sobre la gestión de Jaime Far en la Oficina Anticorrupción para verificar las irregularidades detectadas por la Sindicatura de Comptes. Una decisión que coincide con su dimisión, que Far justifica en nuevos retos profesionales y desvincula de estas acusaciones. La oposición al Ejecutivo de la socialista Francina Armengol, sin embargo, señala que detrás de su renuncia "hay algo más".

La precipitada dimisión del director de la Oficina Anticorrupción de las Islas Baleares, Jaime Far, ha desatado un huracán político que este jueves azuzaba el expediente abierto por el Tribunal de Cuentas a raíz de las irregularidades detectadas por la Sindicatura de Comptes de las islas Baleares, el órgano fiscalizador externo de las cuentas, de la gestión económica y del control de eficiencia. 

El informe realizado por la Sindicatura denunciaba anomalías en materia de personal así como incumplimientos reiterados en las normas de contratación. Unas acusaciones que Jaime Far siempre ha negado y que desvincula de su decisión de de abandonar la Oficina Anticorrupción, creada por el pacto de izquierdas que gobierna en las Islas bajo la presidencia de la socialista Francina Armengol

En su escrito dirigido al presidente del Parlament, Far justifica su renuncia en nuevos retos profesionales en la Agencia Tributaria, donde tiene plaza como inspector de finanzas, el más alto nivel funcionarial, y asegura que en estos cuatro años se ha conseguido crear un organismo "sólido" y "que se ha posicionado de una manera solvente entre los organismos nacionales e internacionales". 

Jaime Far en su toma de posesión. 

Sin embargo, desde los partidos de la oposición al Ejecutivo balear no lo ven tan claro. En declaraciones a los medios, Toni Costa, portavoz parlamentario del PP, consideró que "hay algo detrás" de esta dimisión. Según el diputado popular, "hay incógnitas que se han de resolver y hay algo más detrás de la dimisión de Far", puesto que éste "ha puesto en duda determinadas actuaciones del Govern y del PSIB-PSOE" y "a lo mejor a algunos les resultaba incómoda esta independencia".

En la misma línea se expresaba la portavoz de Ciudadanos, Patricia Guasp, que reiteró que no le sorprende la renuncia, ya que "hace muchos meses Far se había encontrado con trabas en el ejercicio de su trabajo".

El portavoz del Grupo Mixto-Més per Menorca, Josep Castells, recordó que hace seis meses su formación advirtió "sobre la persecución" del PSOE al director de la Oficina. Por ello, cree que "el desenlace" del director tiene que ver "con esta actitud de beligerancia que viene por algunas actuaciones de la Oficina que molestaron al PSOE".

Tensión con el Govern

Jaume Far tomó posesión de su puesto en 2017, al aprobar el Parlament la creación de la Oficina de Lucha contra la Corrupción a finales de 2016. Desde entonces, las relaciones entre Far y el Govern han estado marcadas por la tensión. 

Algunas de las investigaciones abiertas por el responsable de la Oficina no han gustado al Ejecutivo. Entre ellas, una de las más sonadas, la de los cargos públicos del IB-Salut y el Consell, inmunizados de forma presuntamente irregular el primer día de la llegada de las vacunas a Baleares. 'El Caso Vacunas' originó un escrito de alegaciones por parte de la Abogacía de Comunidad en la que se acusaba a Anticorrupción de "extralimitarse en sus funciones" y de "falta de proporcionalidad" en sus actuaciones. 

Las compras de material sanitario a empresas chinas durante la pandemia, que se cerró sin denuncias sobre la contratación, o el plus de 22.000 euros para los cargos de Podemos fichados de la península, fueron otras de las investigaciones que, parece, han disgustado al Govern de Francina Armengol hasta el punto de provocar que la Oficina de Lucha contra la Corrupción se quede descabezada. 

COMPARTIR: