31 de marzo de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Hasta ahora el Ministerio de Defensa de Margarita Robles sitúa la jubilación de los militares a los 45 años dejándoles con una pensión de 600 euros

El Ejército se niega a la externalización y pide que los soldados con más de 45 años desempeñen una segunda actividad

La ministra de Defensa, Margarita Robles, junto a miembros del Ejército
La ministra de Defensa, Margarita Robles, junto a miembros del Ejército
El cabo Jenner López, presidente de la asociación militar '45sindespidos', ha explicado a elcierredigital.com que llevan dos años demostrando con números y cifras que los militares, ahora jubilados, pueden desempeñar una segunda actividad gracias a la formación y experiencia que han tenido durante su etapa en el ejército. Se quejan de que haya empresas privadas contratadas por Defensa dentro del ejército que a la postre suponen una pérdida de dinero.

Sigue la tensión en el Ejército español debido a la externalización de ciertas funciones que existen dentro del cuerpo. Según parece, el Ministerio de Defensa habría estudiado la posibilidad de que los militares puedan asumir esos puestos, hasta ahora externalizados, cuando cumplan los 45 años, edad en la que obtienen la jubilación.

Desde el Departamento dirigido por Margarita Robles indicaron que la Subsecretaría de Defensa, en manos de Alejo de la Torre, lleva meses analizando posibles alternativas que ofrecer a los militares temporales de tropa y marinería que deben abandonar la carrera militar a los 45 años.

Estas salidas de las Fuerzas Armadas fueron legisladas en el año 2006 como solución a la profesionalización de los Ejércitos. Desde entonces el número de militares que iban alcanzando esta edad ha sido escaso, pero durante los próximos años se irá incrementando exponencialmente.

Pedro_Sanchez_ejercito

El presidente Pedro Sánchez junto al Ejército español

El Cabo Jenner López ha hablado con elcierredigital.com y ha explicado la situación que se vive actualmente dentro del Ejército. El militar señala que llevan dos años demostrando con números y cifras que los miembros ya retirados de las tropas pueden desempeñar una segunda actividad en vez de estar jubilados y cobrando 600 euros por no hacer nada.

Para este militar la externalización por parte del Ministerio de Defensa supone un sobrecosto en las arcas, además de la pérdida de experiencia en el interior del cuerpo cuando se va un soldado cultivado durante décadas.

Negocios con empresas privadas

Defensa ha contratado empresas privadas, como por ejemplo de seguridad, entre las que destaca IDESFE que a su vez subcontratan para tener empleados en lugares como las cantinas. Además, el mantenimiento de vehículos también lo llevan estás empresas, algo de lo que se quejan el Cabo López y demás miembros del ejército.

Piden que, en vez de jubilar a los soldados con 45 años, los pongan de conductores y así puedan desempeñar una actividad bien válida gracias a sus años de experiencia dentro del cuerpo. Otro asunto que exigen es que no se derogue tropa y marinería ya que los militares de tropa necesitan formación, la cual no se les da.

Cuando los soldados ya no estén capacitados psicofísicamente para desempeñar su puesto, la formación en una segunda actividad les daría una segunda oportunidad dentro del ejército y, en vez de cobrar 600 euros por pensión, cobrarían un salario de 1.000 euros, una cantidad que, pese a ser un incremento, al Cabo López le parece irrisoria.

Ejercito_Espanol

Miembros del Ejército español destinados a Irak

Este miembro del Ejército señala que en los puestos de la empresa privada no hay edad límite, mientras que en otros cuerpos como la Policía Nacional y la Guardia Civil si tienen ese derecho a segunda oportunidad para ocupar otro puesto de trabajo en vez de jubilarse.

COMPARTIR: