25 de febrero de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La asociación #45Sindespidos ha formulado una serie de preguntas al Consejo de las Fuerzas Armadas sobre la posible negligencia del diputado de Vox

Los militares piden explicaciones a Defensa por las imágenes de Ortega Smith disparando un arma de guerra

Javier Ortega Smith disparando.
Javier Ortega Smith disparando.
Las imágenes de Javier Ortega Smith-Molina disparando un arma de guerra siguen generando polémica. Ahora desde el propio Ejército cuestionan la legalidad de esta acción y si hubo una negligencia por algún mando a la hora de permitir al líder ultraderechista disparar. Desde la asociación profesional #45Sindespidos han presentado una serie de preguntas a la Secretaría Permanente del Consejo de las Fuerzas Armadas para intentar aclararlo todo.

Las imágenes de Javier Ortega Smith disparando un arma de guerra han generado polémica no sólo a nivel político sino en el propio Ejército. El Secretario General de Vox siempre ha presumido de su pasado castrense, aunque, como ocurre siempre con todo lo que rodea a este partido ultraderechista, se ha negado a dar más datos. Lo que ha podido comprobar Elcierredigital.com es que su tan ponderado pasado militar se limita a la mili de remplazo en Colmenar Viejo (Madrid) entre 1995 y 1996, que fue obligatoria hasta 2001.

Desde diversos sectores del Ejército no les ha hecho ninguna gracia este vídeo virilizado del político. Así desde #45Sindespidos han lanzado una serie de preguntas a la Secretaria Permanente del Consejo General de las Fuerzas Armadas. Estas son las cuestiones que tendrán que responder:

“¿Tiene el Ministerio de Defensa conocimiento de los hechos ocurridos el 29 de enero de 2020 en el campo de tiro de la Base de la Brigada Paracaidista en Alcantarilla (Murcia)?

¿El personal asistente al curso de Defensa Nacional es ajeno a la normativa publicada en el BOE nº 55 de fecha viernes 5 de marzo de 1993? o Si es así, ¿Dónde viene especificado que así sea?

¿El responsable del mencionado ejercicio de tiro es el jefe de la línea de tiro? o Si no fuera así, ¿Quién es el responsable de ese ejercicio de tiro?

¿Por qué no se tomaron las medidas personales de protección?

¿Estaban presentes en el ejercicio de tiro los medios médicos necesarios?

¿Se han incumplido la normativa legal de ejercicios de tiro? o Si es así, ¿en qué puntos?

¿Se ha incumplido la normativa legal marcada en el BOE nº 55 de fecha viernes 5 de marzo de 1993? o Si es así, ¿en qué puntos?

En el caso de que se existan incumplimiento de alguna normativa en el régimen disciplinario militar, ¿Qué artículos se están incumpliendo?

En el caso de que se existan incumplimiento de alguna normativa en el régimen disciplinario militar, ¿se han tomado medidas o se van a tomar con los responsables?”

Desde esta asociación recuerdan que estas posibles negligencias no es algo baladí ya que el pasado 24 de marzo de 2019 falleció en el campo de tiro de Agost (Alicante) el legionario A.J.C, encontrándose en un ejercicio de tiro real realizado por profesionales expertos.

Presume de 'boina verde'.

Lo cierto es que la normativa publicada en el BOE el 5 de marzo de 1993 es muy clara al respecto y en su artículo 6 asegura que “se consideran armas de guerra, quedando en consecuencia prohibidos su adquisición, tenencia y uso por particulares; a) Armas de fuego o sistemas de armas de fuego de calibre igualo superior a 20 milímetros;  b) Armas de fuego o sistemas de armas de fuego de calibre inferior a 20 milímetros, cuyos calibres sean considerados por el Ministerio de Defensa como de guerra; c) Armas de fuego automáticas y d) Las municiones para las armas indicadas en los apartados a) y b)”.

Por si fuera poco, el propio Ejército de Tierra recuerda en su web que la Academia de Suboficiales ha desarrollado un procedimiento para para aumentar la seguridad en los ejercicios de tiro. Se trata de MISSIA (Master International Shooting Safety Instructors Association) “que se incluye dentro de la Confederación Internacional de Tiro Práctico. Dicho procedimiento contempla tres aspectos: la disciplina mental, que consiste en que el combatiente/tirador no manipula ni el arma, cargadores y munición si no lo ordena así el instructor de tiro; la disciplina del dedo en el disparador, sólo se acciona el disparador/gatillo en el momento de hacer fuego; y la disciplina de la dirección de la boca del cañón, queda terminantemente prohibido barrer cualquier parte del cuerpo del propio tirador con sus armas, así como romper ángulos de seguridad que puedan poner en peligro a compañeros o espectadores”.

Por último, desde esta asociación profesional recuerdan que “el curso de Defensa Nacional impartido por la Escuela Superior de las Fuerzas Armadas en ningún punto especifica que se realicen ejercicios de tiro por personal ajeno a las Fuerzas Armadas, entendiendo así que los asistentes a dicho curso son meros espectadores de las acciones que fueran desempeñadas por miembros de las Fuerzas Armadas en exclusividad”.

Por ahora, las dudas no han sido resueltas y, a la espera de que esto suceda, Javier Ortega Smith sigue dando la callada por respuesta cuando se le cuestiona sobre las polémicas imágenes.

COMPARTIR: