06 de octubre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La formación acusada de 'rojiparda' y liderada por el marxista-leninista Roberto Vaquero defiende la unidad de España y ataca al posmodernismo

El polémico Frente Obrero que escrachea a Pablo Iglesias se presentará a las elecciones de 2023

Roberto Vaquero.
Roberto Vaquero.
El Frente Obrero ha anunciado que se estrenará en las urnas tras doce años de trayectoria, que inició en 2009 con su matriz, Reconstrucción Comunista. La coalición que lidera el controvertido Roberto Vaquero acudirá a las diversas elecciones previstas para 2023.

El Frente Obrero va aparcar su abulia electoral tras doce años de trayectoria que se inició en 2009 de la mano de su matriz, Reconstrucción Comunista. La opaca coalición liderada por el controvertido Roberto Vaquero, acusado de rojipardo, quiere aprovechar las renuncias izquierdistas de Unidas Podemos en La Moncloa para intentar dar en 2023 una más que improbable sorpresa.

Vaquero ha explicado que antes abogaban "por el boicot electoral, básicamente porque no teníamos fuerza para presentarnos. Pero en las próximas, Frente Obrero y desde el PML lo apoyaremos. Estaremos en pueblos en los que tenemos presencia y donde hay posibilidades de sacar concejales y también estaremos en las generales".

Manifestación del Frente Obrero. 

El polémico youtuber asegura en El Plural que se prestan a "participar en ese juego pero para hacer labores agitativas, denuncia y concienciación. Es decir, nuestro objetivo no es gobernar ni ser muleta de nadie. Nuestro objetivo es ir a hacer la guerra. Si consiguiéramos un diputado, iría ahí a pelearse con todo el mundo y decir realmente qué es la democracia que tenemos. No tenemos ninguna sensibilidad en el Frente que crea que la lucha electoral vaya a cambiar algo como si fuéramos Podemos".

Contra el feminismo y el ecologismo

El Frente Obrero saltó a la fama por escrachear a Pablo Iglesias en la Complutense o colocar una pancarta en favor de Iósif Stalin en el Ayuntamiento de Valencia. Esta formación está permanentemente en la polémica por el discurso de Vaquero contra el posmodernismo.

Aun así asegura defender "los derechos de las mujeres y la Igualdad. Pero para mí eso no es feminismo. Es otra cosa, pero cuando intento explicarlo hay gente que te llama fascista. Hay muchas feministas que, a pesar de las diferencias, sí nos consideran feministas porque abogamos por la igualdad real. Una cosa es eso y otra lo que hace el Ministerio de Irene Montero"

Sobre el ecologismo afirma defender "la ecología y la sostenibilidad del planeta. Pero no comparto su enfoque y que se culpabilice a la persona de lo que hacen grandes empresas, que son los que producen y dominan ese modo de producción. Aunque dejes de usar plástico, si producen el doble en la India, a nivel global la sostenibilidad se va a ver afectada igual".

Un partido hoxhista

Esta formación, tal y como recuerda Moncloa.com, cuenta con sindicato, asociación juvenil, banco de alimentos, casas del pueblo y campamento con estética paramilitar; pide en su programa la caída de la monarquía; la salida de España de la UE y la OTAN; el establecimiento de una república socialista; la nacionalización de los sectores estratégicos; la expropiación a los grandes terratenientes; la amnistía política para los presos políticos; y la resolución del problema de la cuestión nacional mediante el derecho a la autodeterminación (en realidad están a favor de la unidad de España).

El Frente Obrero, que cree que con la muerte de Stalin acabó la etapa comunista de la Unión Soviética, mira con simpatía hacia la República Popular Socialista de Albania (1944-1985) de Enver Hoxha, que rompió con la URSS y China tras el fallecimiento de Stalin y Mao e impuso un régimen con trazas de pureza marxista más por su aislamiento que por los intereses de su líder.

COMPARTIR: