22 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El sindicato CSIF ya había pedido hace un mes pruebas de Covid-19, equipamiento ante el riesgo de contagio y mejoras salariales

Denuncian que los sobres del voto por correo se cierran con saliva en pleno coronavirus

La denuncia ha sido recogida por la sindical SCIF
La denuncia ha sido recogida por la sindical SCIF
A pocas semanas de las elecciones autonómicas de Galicia y el País Vasco, continúan las denuncias del personal y sindicatos de la empresa estatal de Correos. La Central Sindical Independiente y de funcionarios (CSIF) ha denunciado la falta de equipamiento y protocolos de seguridad y los “peligros” del tipo de material electoral enviado por la junta. El voto por correo ha aumentado y con ello, el riesgo de contagio en la empresa.

Esta semana La Central Sindical Independiente y de funcionarios (CSIF) denunció una situación “insólita”. Las juntas electorales del País Vasco y Galicia han repartido miles de papeletas con cierres por saliva. Quienes desean votar a través de este método se ven obligados a lamer los sobres en las oficinas de Correos.

El 12 de julio de este año tendrán lugar en el País Vasco las elecciones autonómicas. La celebración de una jornada electoral sin haber resuelto definitivamente la pandemia del coronavirus trae muchas dudas, no solo a votantes y políticos, sino a todo el personal que hace posible el acto electoral. Entre ellos, los trabajadores de Correos que unas semanas antes de iniciar esta campaña han pedido mejoras salariales y planes para enfrentarse a un proceso de voto por correo "más seguro".

Según afirman desde la sindical: “En una época, en la que las medidas de seguridad deben ser extremas, CSIF denuncia que los sobres, en los que el elector introduce la papeleta con su voto, no son autoadhesivos, sino que son de los que se chupan con la lengua para cerrarlos”.

Los hechos han sido denunciados por varios trabajadores.

Fuentes del CSIF confirman que “La secuencia se repite durante estos días en las distintas oficinas de Correos”. Según relatan empleados de la compañía estatal, han sido varias las oportunidades en las que ciudadanos se quitan las mascarillas para cerrar los sobres con la lengua en mitad de la oficina, algo normal, si no fuera época de pandemia.

La situación es “inconcebible” para la central sindical que ha pedido que desde el Ministerio de Sanidad que emita un protocolo al respecto, que “restrinja al máximo el contacto físico”.

Además, desde la CSIF agregan que es una “gravísima negligencia” por parte de la Junta Electoral, que es la encargada de repartir los sobres a Correos. La sindical recuerda que “el Covid-19 sigue siendo un gran desconocido y este tipo de situaciones no sólo origina riesgo, sino contagios".

A la espera de más medidas en pleno proceso de voto por correo

Desde la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) se habían solicitado por adelantado varias medidas que exigen mejoras sustanciales en la seguridad del reparto del voto por correo y la remuneración de los trabajadores de la empresa antes de esta imporante cita electoral.

Fuentes de CSIF asguran a elcierredigital.com que "aunque se ha reducido el riesgo de contagio entre la mayoría de los ciudadanos, los riesgos que corren los cerca de 70.000 trabajadores de Correos son constantes. Pero en el caso de los repartidores y personal de oficinas del País Vasco, el riesgo es mucho mayor, debido al reparto de propaganda electoral y a la entrega del voto por correo".

Aunque la empresa estatal no ha dado datos oficiales, ya varios sindicatos sitúan el aumento de la solicitud de voto por correo en casi un 50 por ciento. Este proceso fue aprobado por la Junta Electoral Central después de que la mayoría de partidos políticos participantes en la contienda lo solicitaran, ante la importancia que éste va tener en esta cita electoral .

Las elecciones autonómicas tendrán lugar el día 12 de julio.

La primera petición realizada por CSIF ante la dirección de Correos tuvo que ver con los salarios. La Central Sindical buscó duplicar las retribuciones que obtienen los trabajadores por realizar tareas relacionadas con las elecciones. "Cada repartidor recibe una cantidad fija de 117,78€ y luego 0,063693€ más por cada envío relacionado con propaganda electoral. Si nuestra propuesta hubiese sido  aceptada, los repartidores habrían recibido 235,56€ de cuantía fija más 13,7 céntimos por cada envío", aseguran a elcierredigital.com.

Después de varios días, la respuesta de la Dirección de Correos fue negativa. La salarial no ha sido la única propuesta de CSIF. Entre otras peticiones estaban:

  • Que se dote al personal de los EPIs necesarios (guantes, mascarillas, gel, pantallas faciales y mamparas), además derealizar PCR a todos los trabajadores en riesgo.
  • Aumentar las contrataciones para cubrir todas las plazasvacantes y tener refuerzo durante la campaña.
  • Otorgar una gratificación a todos los trabajadores de atención al cliente, dado que hicieron tareas de admisión de voto por correo y por tanto también correrían riesgos según SCIF.

Aunque la dirección de Correos ha rechazado las peticines sindicales, ante el malestar de CSIF.

COMPARTIR: