14 de junio de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El Jefe del Estado realizará una nueva alocución histórica tras batir récord de audiencia en Nochebuena con casi 11 millones de espectadores

Felipe VI rompe todas las tradiciones y realizará otro discurso en Nochevieja para enfado del Gobierno

/ Felipe VI
Zarzuela ha decidido que el Rey Felipe VI rompa todas las tradiciones y que realice otro discurso en Nochevieja, para enfado del Gobierno. Será la primera vez que un monarca español lance un mensaje oficial en Nochevieja, una fecha donde sí lo hacen los distintos presidentes autonómicos. El Rey cerrará el año con una alocución histórica a la nación que tratará determinados temas "olvidados" en el mensaje de Nochebuena, que batió récord de audiencia con casi 10,8 millones de espectadores.

El año de 2020 es una fecha muy especial y por ello, Felipe VI ha decidido realizar un insólito movimiento estratégico que ha dejado en fuera de juego al Gobierno de Pedro Sánchez. El monarca ha decidido preparar un nuevo mensaje a la nación que se emitirá en Nochevieja.

Fuentes cercanas a Zarzuela confirman a elcierredigital.com que Felipe VI tiene la intención de "completar algunos temas que quedaron pendientes en su discurso de Nochebuena, que batió récord de audiencia con casi 10,8 millones de espectadores".

En Casa Real se ha instalado el convencimiento sobre la revalorización que disfrutó el monarca en la noche del 24 y ahora creen que Felipe VI debiera analizar algunos asuntos que, o bien se trataron con ligereza, o directamente se obviaron.

Inquietud en La Moncloa por un mensaje inesperado

Felipe VI ha decidido saltarse la tradición no escrita que dice que los monarcas españoles solo hablan a la nación durante el mensaje televisado en Nochebuena o en algunos momentos de incertidumbre política, véase el 23-F o los sucesos de Cataluña de octubre de 2017.

Felipe VI en su mensaje de esta pasada Nochebuena.

Fuentes cercanas al Gobierno explican a elcierredigital.com que esperan que Felipe VI "esté a la altura de los tiempos que le ha tocado vivir y sea consciente del nivel de transparencia institucional y autocrítica que exige la sociedad en pleno siglo XXI".

Y añaden: "Que ciertos locutores de extrema derecha sean sus principales defensores a nivel mediático crea un malestar en algunos ámbitos que trascienden al progresismo".

Este hecho ha cogido a contrapié a La Moncloa, que ha recibido la decisión de la Casa del Rey Felipe VI con cautela. Así, Pedro Sánchez, según explican fuentes gubernamentales a elcierredigital.com, tendría cierto temor porque una deseada mención sobre los escándalos que persiguen al Rey Emérito Juan Carlos I podría ir acompañada por algún 'dardo' implícito contra sus socios gubernamentales de Unidas Podemos.

El establishment español y Unidas Podemos

Es evidente que algunas voces muy reconocibles del establishment (a nivel político, empresarial, judicial, mediático e, incluso, militar) están deseosas de que Felipe VI lidere una campaña contra la presencia de Pablo Iglesias y otros miembros de Unidas Podemos en el Consejo de Ministros.

Pero hay también ciertos sectores monárquicos, muy valorados por Felipe VI, que recelan de que el Jefe del Estado haga cualquier mínimo gesto que sea interpretado como un guiño político que solo busque desautorizar a un Gobierno que, con sus aciertos y errores, ha surgido fruto de la voluntad popular.

Perspectiva histórica de Casa Real

Felipe VI es consciente de que su bisabuelo Alfonso XIII murió en el exilio por 'atarse' a una dictadura de corte militar liderada por Miguel Primo de Rivera. Según las fuentes consultadas por elcierredigital.com, "es por ello que el Rey estudiará en su histórico discurso de Nochevieja cualquier gesto que pueda interpretarse por algunos como un supuesto acercamiento de Zarzuela a posiciones cercanas a tesis del corte ideológico que lidera la formación Vox".

El Gobierno prefiere aguardar con prudencia el momento en el que Felipe VI se salte el calendario político habitual y ofrezca su histórico discurso de Nochevieja. El Jefe del Estado es consciente de que la sociedad española se encuentra en un momento con la sensibilidad a flor de piel, pero también es consciente que su nuevo discurso a la nación en menos de siete días ha enfadado de entrada, y mucho, al Ejecutivo que lidera Pedro Sánchez.

COMPARTIR: