25 de febrero de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Sus miembros fueron arrestados en diferentes países del mundo, como Italia, Alemania, Suiza o Bulgaria a finales del año 2019

La 'Ndrangheta a juicio: Más de 300 miembros de la sanguinaria mafia calabresa se sientan en el banquillo

Sala habilitada para el juicio
Sala habilitada para el juicio
La mafia calabresa se sienta en el banquillo de los acusados desde este miércoles, en uno de los juicios más importantes contra la Cosa Nostra italiana de este siglo. Entre los centenares de acusados hay personajes públicos muy conocidos acusados de ayudar a la Mafia a prosperar en sus negocios ilícitos, como Giancarlo Pittelli, abogado y exparlamentario del partido de Berlusconi, el empresario Mario Lo Riggio, o Salvatore Rizzo, exalcalde de Nicotera.

El crimen organizado lleva más de 60 años operando en Italia, y ha llegado el momento del juicio para la organización, en el que se acusa a más de 350 personas por presuntamente pertenecer a la mafia más poderosa de aquel país. El juicio comenzó este miércoles, al mismo tiempo que estallaba una crisis en el Gobierno italiano.

Nicola Gratteri.

El objetivo de este proceso es la desestabilización de los pilares sobre los que se asienta esta organización que tanto ha decidido durante décadas en la región de Calabria. Para ello, se contará con la ayuda de diferentes cuerpos pertenecientes a la institución, como es el caso del fiscal jefe de Catanzaro, Nicola Gratteri, quien ha sido amenazado de muerte y lleva escolta desde hace 30 años por seguridad, ya que es el cabecilla de la investigación que ha permitido arrestar a más de 400 personas en diferentes puntos del mundo, como Italia, Alemania, Suiza o Bulgaria a finales del año 2019.

El nombre que se le dio a la investigación fue Rinascita-Scott, y 88 de estas 400 personas procederán a ser juzgadas a partir del próximo 27 de enero. El resto de los acusados son los que se sentarán en el banquillo durante estos días para ser sometidas cuanto antes a juicio.

Andrea Bruni, uno de los supuestos jefes de la mafia calabresa.

A partir de estas detenciones, dio comienzo la operación por parte del fiscal jefe de Catanzaro, quien lleva años investigando los pasos de la mafia calabresa, aunque con fuertes medidas de seguridad, debido a la alta probabilidad de atentados, ya que Gratteri estaba en el ojo del huracán y había recibido numerosas amenazas contra su su vida, tal y como ha comentado la periodista Alessia Candito en "La Repubblica", uno de los diarios italianos de información general más importantes.

Por otro lado, aunque Gratteri precise de escolta, ha defendido en numerosas ocasiones la enorme relevancia que tiene este juicio, y la fidelidad que mantiene a su cargo, dado que no se ha planteado abandonarlo pese a la situación de peligro que vive.

Al él se han referido con frases como "un hombre muerto que camina", o se ha asegurado que "terminará como Falcone", uno de los magistrados antimafia al que le fue arrebatada la vida en el año 1992 después de que investigase los procesos que tuvo la organización de crimen organizado con anterioridad en Italia, concretamente de la siciliana ‘Cosa Nostra’.

Ese fue un momento histórico, que hizo pasar ante un tribunal de justicia a más de 460 personas dedicadas al mundo criminal, y también a algunos de los jefes que controlaban la organización, aunque ahora se juzga solo a 355 de los miembros de la mafia calabresa.

Las autoridades estudiaron la posibilidad de hacer el juicio en otras regiones del país, dado que Calabria es la región más pobre según relata el ministro de Justicia Alfonso Bonafede. Pero finalmente se decantaron por llevarlo a cabo en el mismo lugar en el que opera la mafia ‘NdranghetaSin cámaras y a las afueras de Lamezia Terme, una localidad poco conocida.

La mafia, aunque se encuentre en una de las regiones más pobres del país italiano, es una de las organizaciones criminales que más dinero factura, alrededor de los 50.000 millones de euros anuales, a pesar de que la organización fue infravalorada durante muchos años debido a la localización en la que se encontraba, ya que Calabria se ubica entre montañas lo que hacía menos probable su expansión. Sin embargo, la geografía no resultó un impedimento, haciéndose internacional por el tráfico de drogas que mantenía con América Latina.

En es proceso se juzgará a los mafiosos integrantes de la organización, pero no caerán en el olvido nombres de empresarios, políticos y soldados que están relacionados de una u otra forma con esta mafia, ya que han cooperado para que su expansión fuera fructífera.

Algunos de los nombres que se encuentran en la lista de este grupo de presuntos cooperadores pertenecen a figuras reconocidas públicamente, como Giancarlo Pittelli, dedicado a la abogacía y exparlamentario del partido del propio Berlusconi. O el empresario Mario Lo Riggio, o Salvatore Rizzo, exalcalde de Nicotera.

COMPARTIR: