17 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El exbanquero admitió haber engañado a miles de clientes con miles de millones de dólares en inversiones durante décadas por el método Ponzi

Bernard Madoff, el mayor estafador de Wall Street, muere solo y abandonado en una prisión

Madoff, el fallecido ahora en prisión.
Madoff, el fallecido ahora en prisión.
Bernie Madoff, el financiero que se declaró culpable de orquestar la estafa piramidal más grande de la historia, murió en una prisión federal este miércoles a los 82 años, aparentemente por causas naturales. El estafador sufría una enfermedad renal en etapa terminal y otras afecciones médicas crónicas.

El año pasado, los abogados de Madoff presentaron documentos judiciales para intentar sacarlo de prisión por la pandemia de COVID-19, alegando que había sufrido de enfermedad renal en etapa terminal y otras afecciones médicas crónicas, sin embargo, la solicitud fue denegada.

Durante décadas, Madoff fue conocido como un financiero de éxito cuyo toque de Midas desafiaba las fluctuaciones del mercado. El expresidente del mercado de valores Nasdaq, atrajo a una enorme cantidad de inversores, desde jubilados de Florida hasta celebridades, como el famoso director de cine Steven Spielberg, el actor Kevin Bacon y el lanzador del Salón de la Fama Sandy Koufax.

Sin embargo, en 2008 se descubrió que su negocio de asesoría de inversiones se trataba realmente de una estafa de miles de millones de dólares que seguía el esquema Ponzi y que arruinó a muchísimas personas, a organizaciones benéficas y fundaciones. 

Madoff se declaró culpable en marzo de 2009 de fraude de valores y otros cargos, diciendo que estaba “profundamente arrepentido y avergonzado”. Tras varios meses viviendo bajo arresto domiciliario en su ático de 7 millones de dólares en Manhattan, fue llevado a la cárcel esposado y recibió aplausos de los inversores enojados en la sala del tribunal.

Bernie Madoff resta in carcere, negato il rilascio anticipato

Bernie Madoff detenido.

El juez de distrito de los Estados Unidos, Denny Chin, no mostró piedad y sentenció a Madoff a un máximo de 150 años de prisión. “Aquí, se debe enviar el mensaje de que los crímenes del señor Madoff fueron extraordinariamente malvados y que este tipo de manipulación irresponsable del sistema no es simplemente un crimen financiero incruento que tiene lugar solo en el papel, sino que es uno que toma un enorme número de víctimas", dijo Chin. Además, un juez emitió una orden de decomiso de 171 mil millones en junio de 2009 despojando a Madoff de todos sus bienes personales, incluidos bienes raíces, inversiones y 80 millones de dólares en activos que su esposa, Ruth, había afirmado que eran suyos.

Su detención también afectó a su familia: uno de sus hijos, Mark, se suicidó en 2010. Y el hermano de Madoff, Peter, quien supuestamente ayudó a administrar el negocio, fue condenado a 10 años de cárcel en 2012.

Madoff fue enviado a cumplir lo que equivalía a una sentencia de por vida en el Complejo Correccional Federal Butner, en Carolina del Norte.

Su ascenso

Madoff nació en 1938 en un barrio judío de clase media baja en Queens. En el mundo financiero, la historia de su ascenso comenzó cuando se marchó a Wall Street en 1960 con su hermano Peter con unos pocos miles de dólares ahorrados trabajando como salvavidas e instalando rociadores.

“Eran dos niños de Queens con dificultades. Trabajaron duro“, dijo Thomas Morling, que trabajó en estrecha colaboración con los hermanos Madoff a mediados de la década de 1980 configurando y ejecutando computadoras que convirtieron a su empresa en un líder confiable en el comercio exterior.

En la década de 1980, Bernard L. Madoff Investment Securities ocupaba tres pisos de un rascacielos en el centro de Manhattan. Allí, con su hermano y más tarde dos hijos, dirigió un negocio legítimo como intermediario entre los compradores y vendedores de acciones.

Ruth Madoff:

Madoff con sus hijos Andrew (en el centro) y Mark.

Madoff aprovechó su fama y su experiencia para lanzar Nasdaq, la primera bolsa de valores electrónica, y se volvió tan respetado que asesoró a la Comisión de Bolsa y Valores sobre el sistema. Pero lo que la SEC nunca descubrió fue que detrás de escena, en una oficina separada mantenida bajo llave, Madoff estaba tejiendo en secreto una red de riqueza fantasma utilizando el efectivo de nuevos inversores para pagar retornos a los antiguos.

Según las autoridades se invirtieron al menos 13 mil millones de dólares con Madoff. A finales de 2008, las declaraciones afirmaban que las cuentas de los inversores ascendían a 65 mil millones de dólares. Sin embargo, la realidad fue que nunca se compraron ni se vendieron acciones. El director financiero de Madoff, Frank DiPascali, dijo en una declaración de culpabilidad en 2009 que las declaraciones que detallaban las operaciones eran “todas falsas”.

Madoff y su esposa disfrutaban de un estilo de vida lujoso, poseían un apartamento de 7 millones de dólares en Manhattan, una propiedad de 11 millones de dólares en Palm Beach, Florida y una casa de 4 millones de dolares en la punta de Long Island. Además de jets privados y un yate.

La caída

Todo se derrumbó en el invierno de 2008 con una confesión dramática en el apartamento del piso 12 de Madoff en el Upper East Side. En una reunión con sus hijos, les confió que su negocio era solo una gran mentira. Después de la reunión, un abogado de la familia se puso en contacto con los reguladores, quienes alertaron a los fiscales federales y al FBI. Madoff estaba en bata de baño cuando dos agentes del FBI llegaron a su puerta sin avisar una mañana de diciembre. Los invitó a entrar para después confesar, desde el primer momento que fue descubierto explicó que actuó solo, algo que el FBI nunca creyó.

En la sentencia de Madoff en junio de 2009, sus exclientes muy enfadados se pusieron de pie para pedir la máxima pena. El propio Madoff habló en un tono monótono durante unos 10 minutos. En varias ocasiones, se refirió a su fraude monumental como un “problema”, “un error de juicio” y “un error trágico”. Además contó que tanto él como su esposa estaban atormentados, explicando que ella “llora hasta quedarse dormida todas las noches, sabiendo todo el dolor y el sufrimiento que he causado”.

Mrs Madoff, the charity worker - Wife of £40bn Ponzi scheme fraudster hands  out meals to Florida homeless | Daily Mail Online

Madoff y su esposa Ruth.

Ese mismo día, Ruth Madoff,  su esposa rompió su silencio declarando que ella también había sido engañada. Afirmó que estaba avergonzada y que “Como todos los demás, me siento traicionada y confundida. El hombre que cometió este horrible fraude no es el hombre que conozco desde hace todos estos años “.

Además, una docena de empleados y asociados de Madoff fueron acusados en este caso.

COMPARTIR: