21 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Carmen Franco dividió su herencia a partes iguales entre sus siete hijos, pero la guerra entre Carmencita y Francis impide la venta de sus propiedades

La fortuna de los Franco, un emporio de más de 500 millones de euros que busca fiscalizar el gobierno de Pedro Sánchez

La familia Franco ostenta un patrimonio de más de 500 millones de euros
La familia Franco ostenta un patrimonio de más de 500 millones de euros
La demanda para reclamar el Pazo de Meirás ha vuelto a poner en el foco mediático el inmenso patrimonio de la familia Franco, un imperio de más de 500 millones de euros repartido a partes iguales entre los siete hijos de Carmen Franco. Fincas, sociedades y bienes inmobiliarios, muchos de ellos situados en el domicilio familiar de la calle Hermanos Bécquer número ocho de Madrid conforman este emporio.

La familia Franco ha vuelto a la actualidad política tras la reciente noticia sobre la demanda que ha interpuesto la Abogacía del Estado para reclamar a los nietos del dictador el Pazo de Meirás. La demanda que este miércoles presentó el Gobierno de Pedro Sánchez en los juzgados de A Coruña consta de casi 100 folios lleva un documento de 1938 hasta ahora desconocido.

El acta, que según el Gobierno está firmada ante notario en el despacho del gobernador civil de aquel momento, confirma que un contrato de venta a Franco tres años después fue “fraudulento” porque ya era residencia de la Jefatura del Estado.

Por su parte, el abogado de la familia ha declarado recientemente que se trata de una estrategia de “acoso y derribo” contra los nietos del dictador por parte del actual gobierno. Así, critica que el Gobierno haya filtrado la demanda interpuesta en el Juzgado de Primera Instancia número 1 de A Coruña a los medios antes de que les fuera notificada a ellos y asegura que la demanda será desestimada.

Se abre así un nuevo episodio de confrontación entre la Familia Franco y el actual gobierno socialista, tras la guerra (sin final) por la exhumación del dictador del Valle de los Caídos y su posterior inhumación aún sin definir. Por el momento, lo que ha quedado demostrado es que el inmenso patrimonio de los descendientes del general vuelve a estar rodeado de polémica por la legitimidad de algunos de sus bienes, repartidos a partes iguales entre los siete hijos de Carmen Franco.

El patrimonio de la familia, que supera los 500 millones de euros, les fue entregado a través del testamento que otorgó el dictador en febrero de 1968 en el Palacio de El Pardo. A pesar de haber vendido parte de este legado, la familia todavía controla un complejo entramado de sociedades y propiedades inmobiliarias, muchas de las cuales tienen su sede en el emblemático domicilio familiar de la calle Hermanos Bécquer número ocho de Madrid, su búnker. 

El Pazo de Meirás

La escritora Emilia Pardo Bazán fue quien mandó construir esta propiedad en 1883 y encima de una construcción del siglo XVI, propiedad de los Patiño de Bergondo. Allí pasó largos veranos dedicándose a la escritura. En la torre más alta, la Quimera, aseguran que quedan 3.000 libros de su biblioteca. Esta finca cuenta con 66.792 metros cuadrados de jardines, prados, huertas y bosques además de la construcción.

Los familiares de la escritora a su muerte en 1921 pensaron en donar el edificio a la Compañía de Jesús, pero la orden religiosa no aceptó las condiciones. Este singular Pazo, en la Galicia natal de Francisco Franco, fue comprado en 1938 por una serie de empresarios deseosos de demostrar su entrega a la causa de Franco.

pazo-meiras

El Pazo de Meirás/ Europa Press

Las 400.000 pesetas que costó se pidieron bajo recibos a los funcionarios de Coruña bajo pequeñas notas con el texto de “una aportación voluntaria” para la adquisición y reconstrucción de la finca Torres de Meirás. Todo quedó registrado a nombre de Francisco Franco Bahamonde y su familia.

En el interior hay cuadros pintados por Franco, como bodegones de gran belleza cromática, una mesa de mármol y oro que le regalo un monarca asiático, cientos de libros en una biblioteca en la que preside un cuadro de Franco como general victorioso de la contienda civil, la capilla con dos pilas bautismales, una sala repleta de trofeos de caza con hasta bisontes o las ricas bandas militares de su abuelo, muchas de oro y piedras preciosas.

El nieto mayor de Franco, Francisco Franco Martínez Bordiú, ostenta en estos momentos el título de señor de Meirás, por expreso deseo de Carmen Polo. Desde 1991 la finca figura en el inventario del Patrimonio Cultural de Galicia.

El legado del Marqués de Villaverde 

A la muerte del doctor Cristóbal Martínez-Bordiú sus siete hijos heredaron muchas de sus propiedades inmobiliarias. Ninguno de ellos salió malparado. El testamento del marqués de Villaverde, otorgado en julio de 1988 ante el notario José Luis Álvarez, que fuera alcalde de Madrid, dejaba a sus hijos y mujer la propiedad de una finca de más de 28 hectáreas en La Hacienda Arroyo-Vil, en Baeza (Jaén). También la Finca “Cerca de los Monteros”, en Marbella, valorada registralmente en 60 millones de pesetas.

De la misma manera ocurrió con varias parcelas en la Urbanización madrileña de La Florida, en el término municipal de El Pardo. Gracias a estas operaciones inmobiliarias, los Franco consiguieron unas ganancias de unos cinco millones de euros. Otras suculentas operaciones inmobiliarias fueron la venta de una parcela en la Colonia “El Bosque”, en Pozuelo de Alarcón (Madrid); la venta de una finca rústica de seis hectáreas de olivares de secano en Mancha Real (Jaén); y la de varios apartamentos en la Playa de Campoamor, en Alicante.

La gestión del patrimonio de la familia Franco, en la que intervino inicialmente el bisnieto Luis Alfonso de Borbón, hijo de Carmencita, la lleva hoy una empresa del clan: Sargo Consulting SL, cuya sede está en el domicilio familiar de la calle Hermanos Bécquer y que fue constituida en noviembre de 2002. La preside Carmen Franco Polo. También Luis Alfonso intervino en otra de las empresas familiares: la inmobiliaria Borcorel SL.

Pero sin duda, uno de los negocios más fructíferos de los Franco es la compra y venta de aparcamientos en la capital de España. Para ello, Carmen Franco Polo, junto a su entonces marido, el marqués de Villaverde, constituyó en 1991 la sociedad Proazca SA. Esta sociedad invirtió inicialmente más de 200 millones de las pesetas de entonces. Actualmente los activos de la sociedad superan los 2,19 millones de euros (año 2014, últimas cuentas presentadas), y su administrador único es Francisco Franco.

Más tarde, en 1998, nada más morir el marqués de Villaverde, Carmen Franco invirtió su capital en otra sociedad dedicada al arrendamiento de inmuebles, denominada Abanco SL. Pero la principal empresa inmobiliaria del holding familiar es Fiolasa SL, constituida en abril de 2002, de la cual es accionista única y con domicilio social en su propia casa de la calle Hermanos Bécquer.

Palacio de Cornide

Enclavado en la zona antigua de la ciudad de La Coruña, el Palacio de Cornide es conocido por los coruñeses como “Casa Palacio”. Pasa desapercibido a la vista, pero la literatura también ocupó su lugar en este edificio ya que fue la casa de Rosalía de Castro, pero el Ministerio de Educación y Ciencia lo adquirió en 1962 para sacarlo a subasta en 1965.

palacio-cornide

Palacio de Cornide

De una forma que afirman fue bastante ventajosa lo adquirió Pedro Barrié de la Maza, Conde de Fenosa que lo puso a nombre de Carmen Polo. La familia visita la casa de vez en cuando y el lugar, aunque antiguo se mantiene en buen estado y habitable.

Palacio del Canto del Pico

Con la impresionante vista de Madrid al fondo, la finca que alberga el Palacio del Canto del Pico, en el municipio de Torrelodones, tiene unos 800.000 metros cuadrados y fue una de las grandes propiedades de la familia. Su entorno natural es único. Encinas, enebros, pinos, zarzas, jaras y tomillos crecen inusitadamente en la gran masa pétrea que la forman. Allí el Caudillo se retiraba a leer.

La propiedad fue un regalo de José María del Palacio Abérzuza, Conde de las Almenas. Fue vendido en 1988 por más de 300 millones de pesetas a una empresa que aseguró lo utilizaría de hotel y como explotación turística. Después de muchos años, en que el lugar se ha ido deteriorando, incluso por la dejación de la familia Franco, en enero de este año fue devuelto al monasterio cisterciense de Valldigna el denominado como Claustrillo del Abad.

canto-del-pico-palacio

Palacio de Canto del Pico

Una de las obras, como tantas otras, que Franco se trajo a esta residencia que estaba unida al Palacio del Pardo por una carretera interior, en estos momentos cortada al tráfico. El Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid luchan por hacerse con este enclave y convertirlo en Monumento Histórico Artístico.

Finca de Valdelasfuentes

Entre Móstoles y Arroyomolinos se extienden 10 millones de metros cuadrados propiedad de la familia Franco y de alguno más. Adquirida en los años 60 por Carmen Polo y el Marques de Villaverde, Cristóbal Martínez Bordiú, bajo la supervisión de Francisco Franco. Aseguran los lugareños que allí se cultivaban infinidad de productos, que había ganado y que además se tuvo la suerte de encontrar agua. En estos momentos es considerada como el último gran pelotazo de la familia.

La empresa FR Promociones del Sureste, cuyo presidente es Francisco Franco Martínez y que cuenta como secretario con Fidel San Román, parecen haberse puesto de acuerdo para explotar esta enorme finca. En los diferentes boletines de la Comunida de Madrid de 2003 y en algunas intervenciones del grupo socialista en la Asamblea madrileña se citan que dicha empresa ha llevado a cabo el planeamiento urbanístico del SAU 6 Zarzalejos y construyen casi 4.000 viviendas de Protección Oficial en el SAU 4 en el municipio de Arroyomolinos, en el sector conocido como Valdecastellanos.

En esta finca de especial protección ya se construyeron el actual parque de ocio de nieve de Madrid, Xanadú, que ha posibilitado un gran desarrollo a toda la zona. No le falta la anécdota a esta finca, ya que en uno de los desarrollos urbanísticos que se han llevado a cabo en esta zona vive el que fuera secretario general de los socialistas madrileños, Rafael Simancas, que nada tiene que ver en todo este negocio.

Otras propiedades de los Franco

No sólo Galicia acoge las grandes propiedades de la familia Franco, sino que Madrid esconde más propiedades, aunque no tan llamativas como las de otras provincias de España. La familia tiene un terreno de 20.000 metros cuadrados en La Florida y un chalet en la Moraleja. En la calle Hermanos Bécquer de la capital los Franco tenían varios pisos que hacían un total de 1.412 metros cuadrados. En uno de ellos vivió Carmen Polo de Franco hasta su muerte. Más tarde pasaron a ser dependencias de diferentes empresas, algunas de ellas de la misma familia.

Uno de los chales de la familia, el de Puerta de Hierro, fue vendido en 1979 al embajador de Venezuela por 150 millones de pesetas.

COMPARTIR: