02 de julio de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Este monologuista trabajó para Pepe Navarro, José Mota y José Antonio Abellán antes de entrar en La Moncloa como militante del PSOE

Alfredo Díaz, el cómico guionista que se esconde tras las frases 'ingeniosas' de Pedro Sánchez

El Cierre Digital en
/ Alfredo Díaz
Alfredo Díaz fue el primer cómico que grabó un monólogo para Paramount Comedy en 1999. Este showman y militante del PSOE ha trabajado para Pepe Navarro, José Mota o José Antonio Abellán antes de escribir para Pedro Sánchez, al que conoció hace más de una década cuando trabajaba para Punto Radio.

Pedro Sánchez lleva años intentando adquirir la sensibilidad que tienen los políticos norteamericanos hacia el entretenimiento televisivo. No es de extrañar que el hoy presidente del Gobierno llamase en 2014 a 'Sálvame' para explicarle a Jorge Javier Vázquez que iba a prohibir el Toro de la Vega que finalmente tumbó la Junta de Castilla y León.

El socialista, asesorado por entusiastas de la tele americana como Miguel Barroso o José Miguel Contreras, es conocedor de la estrategia de Barack Obama, que visitó los late shows de Johnny Carson o Stephen Colbert, o incluso la de Donald Trump, que difícilmente hubiese accedido a la Casa Blanca sin haber conducido el reality show 'El aprendiz'.

Pedro Sánchez y la comedia

Pedro Sánchez recibió en La Moncloa a finales de 2018 a los artistas de la campaña #NiMediaBroma contra la violencia de género: Andreu Buenafuente, Dani Rovira, Luis Piedrahita, Marta Flich, Esther Gimeno, Don Mauro, Juan Luis Cano, Iñaki Urrutia, Flipy, Ernesto Sevilla, José Mota, Marisol Aznar, Berta Collado y Eva Soriano.

Junto a todos ellos se fotografió Alfredo Díaz, muñidor de la recepción. Este cómico y asesor del presidente del Gobierno también intercedió para que este llamase hace unos meses a Andreu Buenafuente en la despedida de 'Late Motiv', o para que hace unos días enviase unas pizzas al 'Hora veintipico' de la Cadena SER con motivo del programa número 100 del espacio que conduce Héctor de Miguel.

Alfredo Díaz, "trifachito" y "voxonaro"

Alfredo Díaz escribe algunas de las líneas ingeniosas que despliega Pedro Sánchez en sus discursos. Al cómico se le atribuyen juegos de palabras como "trifachito" para hablar de PP, Ciudadanos y Vox, o 'voxonaro' para relacionar a Vox con el polémico presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.

Foto de cómicos en La Moncloa. 

Díaz ejerce como asesor de comunicación y los que han trabajado con él conocen su "compromiso ideológico". Este militante del PSOE de 56 años que conoció hace más de una década a Sánchez en los estudios de la extinta Punto Radio, ha grabado varios monólogos para 'Nuevos cómicos' y 'El club de la comedia', y presentó programas en La 10 de Vocento y la tele autonómica asturiana TPA.

Sus jefes: Pepe Navarro, José Mota o José Antonio Abellán

En 'El club de la comedia', creado por José Miguel Contreras, no se cortó a la hora de hacer bromas sobre sí mismo: "Soy Alfredo Díaz y a pesar de lo que pueda parecer no soy calvo. Lo que pasa es que utilizo una talla de cabeza 59 y de pelo me han puesto una 38. Es probable que a alguno de vosotros os suene mi careto. Empiezo a ser popular. Empiezo a ser lo que yo denomino un famosillo de mierda y eso quiere decir que me conoce un 1% de la población de este país".

También trabajó como guionista en 'Fernández y familia', 'Esta noche cruzamos el Mississippi' de Pepe Navarro, 'La hora de José Mota' o el radiofónico 'La Jungla' de José Antonio Abellán. Díaz no es el único cómico que ha trabajado para un presidente socialista, ya que el guionista Gerard Florejachs, que trabajó para Andreu Buenafuente, fue fichado en 2006 por el president catalán José Montilla.

Un pionero

Pocos saben que Alfredo Díaz fue uno de los pioneros del stand-up español. Cuenta el directivo Antonio Trashorras, hoy en HBO Max, que en el lanzamiento de Paramount Comedy en 1999 tuvieron serias dificultades para encontrar cómicos que supieran escribir e interpretar monólogos cómicos al estilo norteamericano.

Trashorras explicó en el programa 'Comedia perpetua' de la SER que hubo "un antes y un después" cuando en los estudios del canal recibieron un VHS de Díaz. "Metimos el vídeo en el reproductor y vimos, con muy mala calidad, muy mal sonido y algo parecido a un escenario, a una persona que en un pequeño garito se esforzaba en hacer stand-up", añadió. 

El directivo explica que Díaz no era un cómico profesional, tenía "cierta edad" y exhibía una "gran vocación por la comedia". "Había asimilado a Jerry Seinfeld y tenía la cultura necesaria para ponerlo de ejemplo ante otros aspirantes a cómicos que ponían miradas 'en pantalla azul' cuando les explicábamos que hacer monólogos no era exactamente concatenar chistes"

COMPARTIR: