12 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Falta de previsión total, equipos sin limpiar, sin ordenadores portátiles y varios infectados ya en la plantilla de la Corporacion pública

Caos en RTVE: Los trabajadores denuncian la "huida" de los altos cargos y la inacción en la toma de decisiones por la crisis del coronavirus

Rosa María Mateo en TVE.
Rosa María Mateo en TVE.
Los trabajadores de la Corporación RTVE denuncian la falta total de previsión que se vive en este organismo público vital en la información de la crisis del coronavirus. Altos cargos de secciones de magazines, emisiones, recursos humanos, han desaparecido de primera línea,nadie toma decisiones ni contesta a los correos de los trabajadores.Los sindicatos son los intermediarios para conseguir una respuesta. La situacion es complicada con escasez de limpieza, ni geles ni mascarillas ni ordenadores.

La Corporacion Pública RTVE, que dirige Rosa María Mateo, vive momentos de gran dificultud y caos en su estructura orgánica, en la que algunos altos mandos han "huido". Así jefes de secciones tan importantes como magacines, emisiones o areas de recursos humanos no aparecen en primera línea dsde have días, dejando a los trabajadores sin respuesta a sus peticiones y correos interno que nadie contesta, como asi han denunciado a elcierredigital.com.

Tales el caos organizativo que son los sindicatos de RTVE los que ahora ejercen de intermediarios en el comité de crisis instaurado entre la empresa y los trabajadores que no ven una solución a sus peticiones, tanto de ordenadores portátiles, mascarillas, geles desinfectantes, limpieza de equipos,etc...

Así un petición que obra en poder de elcierredigital.com sobre una solicitud de información sobre qué hacer ante la posibiliad de trabajar desde casa por un familiar enfermo se le indica: "Cuídate mucho. Deseo que se mejore tu padre y ten protección", pero no se le daba ninguna solución escrita ni orden para por irse legalmente a casa. Posteriormente  se le indicaba: "Vete de vacaciones y ya se arreglará luego". Este es lema que ahora funciona en los pasillos de RTVE ante la falta in situ de altos mandos que tomen decisiones estratégicas en sus respectivas áreas, según denuncian los trabajadores.

El caos parece estar presente en una plantilla de cerca de 6.500 trabajadores en la actualidad. Una plantilla que trabaja en su sede central de Madrid, tanto en los estudios de Prado del Rey (magacines) como de Torre España (informativos). Actualmente hay unos retenes de 310 personas a pleno redimiento en cada sitio. Pero, para evitar posibles contactos y caer víctimas del coronavirus, se ha divido a la plantilla en dos edificos distintos, tanto en Prado del Rey como en Torrespaña.

Así, en Prado la mitad del equipo está en las instalaciones del Instituto de Radio Televisión en la zona cercana de Moncloa;  mientras que los de Torrespaña se sitúan también en un edificio colindante al conocido Pirulí, sede de la empresa de telecomunicaciones Cellnex. Así, de esta manera, se divide a los equipos para evitar que puedan caer todos víctimas del coronavirus.

La Corporación RTVE ya tiene varios infectados por el virus en su plantilla. En concreto, en el area de magacines, en programas como Corazon y otro de cine. Los trabajadores denuncian su incredulidad porque nadie sabe quién lo tiene, quién se tiene que ir de cuarentena o no, y sobre todo si se debe cerrar este programa. Señalan que la responsable del área de magacines, Isabel Cacho Martin, "ha desaparecido de la escena y no se le ha vuelto a ver desde que se marchó de vacaciones con su marido, el realizador tambien de TV, Alberto Fructuoso, a Cuba antes del Estado de Alerta". Señalan que no contesta a los correos de los trabajadores, como ya sabe el comité de empresa de RTVE.

Una situación similar ocurre con la jefa de la unidad de accesibilidad, encargada de los servicios técnicos,  lo que antes era la unidad de emisiones. Se trata de Laura Feyto Álvarez, que tampoco contesta a ningún correo. La situación que viven los trabajadores de los equipos técnicos de RTVE, según denuncian algunos de ellos, "es penosa. No nos limpian los equipos, no hay mascarillas, los geles desinfectantes se agotan enseguida y trabajamos en espacios no controlados donde es muy difícil que no haya contagio, por ejemplo, un control de emisiones, una unidad móvil, los equipos de los cámaras, etc". 

Redacción de informativos de RTVE.

Para el secretario general del sindicato USO, José Carlos López, "hay una falta de total de previsión ante una situación que se venía venir como nosotros advertimos. Muchos cargos han desaparecido porque nadie quiere tomar decisiones que les pueda luego perjudicar. Hay una ausencia clara de mando ante esta situacion crítica, en una crisis no controlada por muchos cargos que no están in situ", señala el líder de USO a elcierredigital.com. 

"Es una especie de es mejor no estar por si acaso nos cae el marrón", señalan trabajadores. "Por ejemplo, este lunes en plena crisis nadie estaba para evitar que se montara un programa de Flash Moda para emitir el 15 de abril....no se podría haber hecho después y si no se hace al final tampoco pasa nada. Pues estaban haciéndolo el lunes con el grave riesgo correspondiente".

La plantilla de RTVE tiene una media de edad de 55 años, por lo que su mayoría de trabajadores se encontraría en zona de riesgo en esta pandemia del coronavirus. Ese el gran temor de una plantilla, sin altos cargos in situ en sus puestos directivos, sin ordenadores portátiles para trabajar desde casa y con gran carencia de mascarillas, geles desinsfectantes y limpieza de los equipos e instalaciones", señalan fuentes sindicales.

Reivindicaciones necesarias

Este miércoles, tras el mensaje reiterado con relación al “Covid-19” por parte del Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de que “lo más duro está por llegar” y después de la reunión por videoconferencia entre la Dirección de la Empresa y los Secretarios Generales de las Secciones Sindicales que conforman el Comité Intercentros de RTVE, éste máximo órgano de la representación de los trabajadores, por unanimidad, exige que se cumplan ciertas normas esenciales:

1.- Que dentro del operativo que compone el “Gabinete de Crisis” de RTVE, es imprescindible se incluyan de forma inmediata a los miembros del CGSL, que entendemos son los profesionales que tienen los conocimientos suficientes para implantar las medidas adecuadas, así como establecer los planes de actuación y funcionamiento en cada momento en la empresa.

2.- Se dé traslado de las medidas que se adopten tanto a los Delegados de Prevención como a la Plantilla en general.

3.- Reforzar los servicios de limpieza en todos los Centros de Trabajo que sean necesarios.

4.- Minimizar al máximo la labor presencial en todos los Centros de Trabajo de los profesionales de RTVE. Planificar equipos y horarios con turnos que impidan la sobrecarga de trabajo y las prolongaciones de jornada excesivas.

5.- Aquellos trabajadores que no dispongan de las medidas de protección adecuadas frente al virus, no hagan servicios exteriores.

6.- Supresión del copago en las comidas y cenas. La exposición permanente al contagio del virus para los trabajadores que acuden diariamente a su puesto de trabajo, no se les puede exigir, además, que el almuerzo o cena tenga un coste económico para ellos.

7.- Menús envasados y protegidos facilitados por la Empresa, que contengan alimentos adecuados y calientes.

Como se observa, los trabajadores de la Corporación RTVE denuncian la falta total de previsión que se vive en este organismo público, un mecanismo vital en la información de la crisis del coronavirus. Altos cargos de secciones de magazines, emisiones, recursos humanos, han desaparecido de primera línea, nadie toma decisiones ni contesta a los correos de los trabajadores. Los sindicatos son los intermediarios para conseguir una respuesta. Y la situacion es complicada con escasez de limpieza, sin apenas geles ni mascarillas ni ordenadores portátiles. 

COMPARTIR: