28 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El diputado valenciano prefiere que su formación siga unida a Más País, Equo y la Chunta Aragonesista

Joan Baldoví, líder de Compromís, no se adhiere al 'Frente Amplio' de Yolanda Díaz por su enemistad con Pablo Iglesias

/ Baldoví
Joan Baldoví se ha convertido en una de las principales resistencias al 'Frente Amplio' impulsado por Yolanda Díaz. El diputado valenciano quiere que Compromís siga formando parte de la coalición 'errejonista' que completan Más País, Equo y la Chunta Aragonesista.

Yolanda Díaz advirtió: "Estoy rodeada de egos. Si existe ruido es probable que me vaya". Es cierto que el ruido podría aumentar el próximo 13 de noviembre por la cita que ha impulsado la vicepresidenta en Valencia junto a Mónica Oltra, Ada Colau y Mónica García.

Su intención es mostrar el borrador de lo que podría ser un 'Frente Amplio' que será impedido por el Más País de Íñigo Errejón, que la pasada semana visitó el Europarlamento para refrendar su pacto con 'los Verdes' y hace unos días participó en un acto en Zaragoza junto a representantes de la Chunta Aragonesista, Compromís y Equo, que quieren seguir al margen de la órbita de Unidas Podemos.

Baldoví

A este acto celebrado en la capital maña también acudió el diputado de Compromís, Joan Baldoví, que apuesta por mantenerse unido a Más País a pesar del fracaso que protagonizó Errejón en las últimas elecciones generales de noviembre de 2019.

Acuerdo en Zaragoza. 

¿La razón? Baldoví acabó muy harto del centralismo de Iglesias en la legislatura 2016-19 y es por ello que prefiere la libertad que le ofrece Errejón. Este último pacto ha posibilitado que la rama mayoritaria y nacionalista de Compromís, el Bloc Nacionalista Valencià, se haya renombrado este año como Més-Compromís.

Contraria a este pacto es la vicepresidenta valenciana y líder del sector minoritario de Compromís, los postmarxistas de la Iniciativa del Poble Valencià, que ya dejaron claro que preferían pacto con Iglesias y ahora pretenden acuerdo con Díaz.

Familia

Joan Baldoví utilizó en Zaragoza un refrán valenciano para demostrar su interés por mantener el pacto entre Más País, Compromís y la Chunta Aragonesista: "La familia es hacerse cada día y cada año" Y añadió: "Queremos ser un tren de largo recorrido en el tiempo desde el respeto a territorios y organizaciones".

Errejón también subrayó el respeto que ofrece su minúscula formación, más madrileña que estatal: "Hacen falta voces para forzar a cumplir los compromisos sociales. Las alternativas se construyen con raíces firmes respetando la soberanía de cada territorio".

El proyecto

Yolanda Díaz anunció hace unas semanas que quiere impulsar "un espacio que pueda cambiar la vida de gente. Hay una misión de levantar un proyecto de país para la próxima década, y lo voy a hacer con mucho mimo y siendo clara. Siendo personas diversas podemos ser complementarias e ilusionar. Tenemos un problema de convivencia democrática con la derecha y el PP está secuestrado por la extrema derecha".

"Hablo con todo el mundo. Los espacios, para que sean exitosos se hacen por abajo. No va de sumar de liderazgos. Es muy masculino esto, y la sociedad quiere otras cosas, que nos entendamos tendiendo la mano y sin egos. Va de escuchar mucho y ser empática. De ilusionar con levantar un proyecto de país, de democracia con salarios dignos, acceder a una vivienda, pagar la factura de la luz, una educación pública de calidad, en definitiva de la vida de la gente", añadió.

Es cierto que hay voces en Podemos que recelan de un proyecto tan personalista. Es el caso de Juan Carlos Monedero: "La crítica a los partidos -por lo común muy merecida-, no debe dejar paso a 'soluciones' tipo listas Macron o, como ocurrió en la alcaldía madrileña en el segundo embate de Manuela Carmena (y que ella misma entendió posteriormente como un error), a la sustitución de los partidos por espacios políticos trabados solamente por el carisma y la fuerza política de quien los representa".

Y Errejón ya dejó claro que pretendían seguir "un camino verde alejados del ruido, demostrando que es posible hablar de los temas que importan. Trayendo la política de vuelta a la vida cotidiana. Los temas de los que hablamos -salud mental, transporte, conciliación, cambio climático- son claramente los temas del siglo XXI y de la ola verde europea. Por eso han despertado ecos en más sitios de España".

 

COMPARTIR: