01 de agosto de 2021
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

En este grupo hay decenas de agentes, pero solo se castiga a tres de ellos de la comisaría de Avilés, "casualmente" afiliados al sindicato JUPOL

Expedientan a tres policías por poner en un whatsapp privado "este tío es imbécil" y "se 'marlaska' la tragedia" sobre el ministro

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.
Criticar o hablar mal del jefe en un grupo privado de Whatsapp es "deporte de alto riesgo" si uno es policía, guardia civil o militar retirado. Ahora el Ministerio del Interior ha abierto expediente disciplinario a tres agentes de la policía de la Comisaría de Avilés (Asturias) por proferir expresiones en relación al ministro Grande-Marlaska como "este tío es imbécil" o "se marlaska la tragedia". Los agentes han sido condecorados en varias ocasiones y alguno lleva más de 30 años de servicio.

La Policía Nacional ha abierto un expediente disciplinario a tres agentes de la comisaría de Avilés que criticaron e insultaron al ministro Fernando Grande-Marlaska en un chat privado de WhatsApp.

El sindicato Jusapol ha criticado la medida y ha salido en defensa de los agentes al denunciar que con esta decisión se intenta "coaccionar" la acción sindical puesto que los comentarios se realizaron en un grupo "privado" de agentes de la comisaría de Avilés y la medida disciplinaria se toma "solo" contra tres de los policías que más se significan en su acción sindical, tanto en las manifestaciones en la calle como con su actividad en las redes sociales, y no contra todos los que escribieron en contra del ministro, ya que ese grupo lo conformaban más de tres agentes.

Protesta de Jupol la semana pasada frente al ministerio del Interior.

Según explicaron ayer desde el sindicato, dos de los comentarios habrían sido "este tío es imbécil" y "se 'marlaska' la tragedia", escritos al parecer tras el malestar generado por la falta de respaldo a la actuación policial en los incidentes acontecidos en Cataluña en relación con el 'procés'. "Dejaron a la policía un poco vendida y había un descontento general con la labor del gobierno y con la falta de implicación política", aseguraron.

Uno de los comentarios se habría escrito hace aproximadamente un año y los otros dos a finales de 2020. El expediente disciplinario, que aún está en trámites, se abrió cuatro meses después y podría considerar estos mensajes una falta de respeto que, como sanción grave, conllevaría entre tres días y un mes y medio de suspensión de empleo y sueldo. Desde Jupol, sindicato al que pertenecen los agentes se explica que "es un grupo privado, los comentarios se han hecho fuera de las horas de trabajo y el contexto es el principio de la pandemia, cuando no llegaba material a los compañeros".

Desde Jupol se quiere subrayar que estos tres agentes llevan, cada uno de ellos, treinta años de trabajo en la calle, tiene una "hoja de servicios impoluta, incluso han sido condecorados con una medalla blanca por la misma institución que ahora los expedienta". Al parecer el "chivato" del grupo ha sido trasladado recientemente a una embajada, con el consiguiente aumento de sueldo, "ir a una embajada es un premio para cualquier policía porque multiplica nuestro sueldo por cuatro", explican desde JUPOL. "Nosotros sospechamos que todo se enmarca dentro de la misma problemática, ya que hace poco también han querido sancionar a nuestro secretario general", añaden desde el sindicato.

El Partido Popular en el Congreso de los Diputados, a través de su diputada Esther Llamazares, manifestó su apoyo expreso a estos tres agentes y censuró la actuación del Ministerio del Interior. Llamazares aclaró que no justificaba los insultos, pero recordó que se habían proferido en un canal «privado». Lamentó que tres profesionales "con más de doscientos reconocimientos públicos por su trabajo, entrega y disponibilidad" se encuentren ahora, a las puertas de la jubilación, con una "mancha" en su expediente.

El asunto recuerda a los mensajes de un grupo de mandos militares retirados, realizados también en un chat privado, en los que se hablaba de "fusilar a 26 millones" de españoles y se planteaba la posibilidad de dar un golpe de Estado. La Fiscalía de Madrid archivó finalmente la investigación abierta.

COMPARTIR: