12 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

De los vestidos de flores a dirigir el “África Center” del IE

La licenciatura de la mujer del presidente del Gobierno, Begoña Gómez, bajo sospecha

Begoña Gómez, mujer del Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, está acaparando más que nunca todas las miradas, no solo por sus diferencias en estilo con Elvira Fernández, sino por su polémico nuevo puesto de trabajo amparado en un curriculum con muchas dudas.

Begoña Gómez deslumbró el pasado 6 de agosto en el primer acto oficial que coincidió con la reina Doña Letizia en la clásica comida de verano en el Palacio de Marivent, en Palma de Mallorca.

En este encuentro, tanto la Reina como la primera dama se conocieron haciendo gala de su buen gusto, al coincidir en el estampado floral de sus vestidos. Mientras que Letizia se decantó por un vestido rojo vaporoso con un estampado de delicadas flores rosas y blancas, Begoña optó por un vestido de vuelo blanco con flores azules.

Foto en el encuentro con los Reyes en Palma de Mallorca

En años anteriores, el ex presidente del Gobierno Mariano Rajoy, acostumbraba a asistir sin su mujer, Elvira Fernández, a esta comida que tiene lugar siempre en plenas vacaciones de los reyes. Con la llegada del nuevo presidente Sánchez, Begoña Gómez ha ganado protagonismo en estos encuentros.

Una trayectoría bajo sospecha

Hoy Begoña ha pasado de ser portada por su estilismo a serlo por el presunto trato de favor como directora del “Africa Center” del Instituto de Empresa y la posible manipulación de su Currículum Vitae con respecto a sus estudios de Marketing. Puestos en contacto con expertos y funcionarios docentes, que han ejercido altos cargos de la administración del Ministerio de Educación, El Cierre Digital ha contrastado los siguientes puntos:

  • Fuentes del Ministerio de Educación consultadas señalan que si Begoña no superó la Selectividad, todos los Títulos que pueda invocar en su CV carecen del carácter de Títulos Universitarios.
  • Igualmente no existen Titulaciones Universitarias no oficiales puesto que si no son oficiales no son Universitarias.
  • Las Titulaciones Universitarias oficiales con validez en todo el territorio nacional hasta el 2000 (cuando se aprobó el Acuerdo de Bolonia para regular el espacio europeo de Enseñanza Superior) eran las de Licenciado, Ingeniero Superior o Técnico, Arquitecto Superior o Técnico (Aparejador) y Diplomado.
  • Los másteres no fueron nunca Títulos Universitarios hasta el año 2000, cuando se oficializaron como Estudios de Postgrado, con lo que no cuadran las fechas puestas en el curriculum de Begoña Gómez con sus estudios de Marketing en el ESIC.
  • El ESIC nunca fue un Centro autorizado para impartir Enseñanzas Universitarias hasta 1998, fecha en la que se creó como Centro de Enseñanza Superior (CES) adscrito a la URJC como centro privado.
  • Hasta entonces era una Escuela de Negocios que - Ilegalmente- se hacía pasar por Escuela Superior de Ingenieros Comerciales habilitada para otorgar Licenciaturas. Ambas cosas (Ingenieros y Licenciatura) no tenían valor oficial al invocarse por un centro por un centro no universitario legalmente reconocido.
  • La supuesta Licenciatura cursada por Begoña Gómez  en el ESIC desde 1991-1994 carecía de oficialidad o valor alguno ya que entonces el ESIC era una simple Escuela de Negocios y NO un Centro Universitario.
  • Curiosamente en junio de este año el Gobierno autorizó elevar la subvención a la Escuela de Negocios del Instituto de Empresa. Dos meses después la Organización que preside Diego del Alcazar y Silvela, Marqués de la Romana,  contrata a Begoña Gómez como directora del "Africa Center". 

Esta no es la primera polémica que ha rodeado a Begoña Gómez. A raíz del escándalo que salpicó a la ONG Oxfam, con presuntos abusos sexuales a menores en Haití, se conoció que Inmark Europa, la empresa en la que trabajaba la mujer de Pedro Sánchez, tenía como cliente principal a Oxfam, desde hacía más de 12 años. 

La división del Grupo Inmark, de la que Gómez era socia y directora de consultoría en outsourcing comercial, se encargaba de contratar y gestionar para Oxfam el personal que trabajaba a pie de calle captando socios, jóvenes que aún están estudiando o se acaban de incorporar al mercado laboral con sueldos muy bajos, por ir a la caza y captura de socios en las calles más céntricas de las principales ciudades.

Las diferencias entre Begoña Gómez y Elvira Fernández

Lo que está claro es que Begoña Gómez ha escogido un papel muy distinto a Elvira Fernández, la mujer de Mariano Rajoy. Cuando Elvira Fernández se instaló en La Moncloa a principios de 2012 acordó con su esposo que ejercería de primera dama sólo de en los momentos estrictamente necesarios. Apenas asistió en todo el año 2017 a cinco actos con su marido, y se volcó para que sus hijos tuvieran una vida lo más normal posible.

 

Elvira Fernández, mujer de Mariano Rajoy

Eso se refleja también en su estilo. La mujer de Rajoy se despreocupa del mundo de la moda y en su estilismo, prima la comodidad por encima de las últimas tendencias. Normalmente opta por un estilo discreto y plano, en el que prevalecen sobre todo las tonalidades grises y oscuras. No hay estridencias ni colores de más en sus atuendos.

Cuando tiene que vestir de gala suele decantarse por diseños de Juanjo Oliva, Purificación García y Adolfo Domínguez, en ocasiones opta por ropa de boutique que le hace parecer mayor. Suele llevar su cabello castaño suelto o recogido con una coleta.

Como se puede ver son dos estilos y también dos formas de actuar. Una pasó por La Moncloa discretamente, otra levanta suspicacias en sus apenas diez semanas en las que su esposo es Presidente del Gobierno.

COMPARTIR: