16 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Este varón del PP firma una Proposición No de Ley junto a Francisco Igea (C's) sobre los mismos asuntos que casi le cuestan la ruptura de Gobierno

Mañueco, presidente de Castilla y León, recula y salva su pacto con C's al no priorizar la convocatoria de elecciones

/ Igea y Mañueco
El Partido Popular ha suavizado su postura respecto a Ciudadanos en Castilla y León después de que ambas formaciones hayan firmado una Proposición No de Ley (PNL) relacionada con los mismos asuntos sanitarios que a punto estuvieron de precipitar una ruptura de Gobierno y un adelanto electoral.

El Partido Popular de Castilla y León ha querido escenificar que no quiere romper el Gobierno que comparte con Ciudadanos y para ello ha firmado una Proposición No de Ley (PNL) relacionada con la misma materia sanitaria que a punto estuvo de romper el Gobierno y precipitar un adelanto electoral que ahora parece enfriarse.

El presidente Alfonso Fernández Mañueco ha querido suavizar posturas con su vicepresidente Francisco Igea tan solo unos días después de que el PP apoyase una PNL impulsada por el PSOE que pedía que se evitase el cierre de los consultorios rurales que Cs exigía mantener cerrados por falta de profesionales.

En la nueva proposición, PP y Cs reconocen que existe un déficit en algunos especialistas que obliga a reorganizar la asistencia sanitaria. Eso sí, estas medidas se harán sin que se pierdan plazas en el medio rural y ofreciendo alternativas en el caso de que se cierren consultorios.

Igea dice ahora que da por zanjado "el malentendido", rechaza un adelanto electoral que tanto desea el PSOE e incluso algunos sectores del PP, y asegura que el acuerdo de Gobierno es "estable" y se está "cumpliendo".

Mañueco y Génova 13

La relación entre el PP estatal y el de Castilla y León sigue sin ser cordial. Casado, señalan desde Génova 13, está decidido a plantar batalla e intentar a medio plazo el relevo de Mañueco, que habría tenido "algunas deslealtades" hacia el jefe de la oposición, quizás aprovechando su debilidad electoral tras los reveses en las cinco citas electorales de 2019.

La gota que habría colmado el vaso entre Casado y Mañueco habría sido la actitud del presidente castellano-leonés de hacer 'pinza' con el presidente castellano-manchego, el socialista Emiliano García-Page, en una reunión que ambos mantuvieron a finales del pasado mes de octubre junto a la presidenta madrileña Isabel Díaz Ayuso.

Alfonso Fernández Mañueco. 

Ayuso tenía necesidad de que Castilla y León le 'permitiera' romper el cierre perimetral que constreñía a la Comunidad de Madrid. Pero Page y Mañueco escenificaron un acuerdo que dejó en fuera de juego a la baronesa madrileña, que aparecía en la prensa como incapaz de llegar a un acuerdo con un compañero de partido y con el barón socialista menos lejano al argumentario estatal del PP.

Puente de 'Todos los Santos'

El País dejó a Ayuso a los pies de los caballos. Y es que el diario de Prisa denunció que la presidenta madrileña acordó con sus dos homólogos cerrar sus respectivas comunidades en el puente de 'Todos los Santos'. Pero, según el citado medio, Ayuso habría cambiado de opinión en plena rueda de prensa de anuncio de acuerdos.

"La limitación de la entrada y salida de la Comunidad de Madrid puede resultar adecuada para evitar una movilidad excesiva en un puente como el de Todos los Santos, con un alto número de desplazamientos en todo el territorio nacional y en especial en la propia Comunidad de Madrid", decía la Comunidad.

"La misma medida no es necesaria, y causaría restricciones indebidas a los derechos de los ciudadanos en los días inmediatamente posteriores", añadía la CM. Y Ayuso afirmaba ser consciente de que iba a haber "muchos desplazamientos. Entiendo a los presidentes -de Castilla y León y Castilla-La Mancha-, pero tengo que defender las medidas de la Comunidad de Madrid, que funcionaban".

Horario estelar para Mañueco en TVE

Mañueco, ni corto ni perezoso, fue entrevistado en el 'Telediario' de la gubernamentalizada RTVE y dejaba a su compañera a la altura del betún al asegurar que su pretensión de cerrar por días contravenía la legislación vigente.

Es decir, Mañueco denunciaba en prime time que Ayuso no se sabía ni las leyes: "La presidenta Ayuso ha dicho que le parecía bien cerrar el puente, pero le hemos recordado que el decreto del estado de alarma establece un mínimo de 7 días".

El último pulso

El último pulso entre Casado y Mañueco se ha vivido en el seno del PP castellano-leonés. Y es que desde Génova 13 se decidió relevar al gerente castellano-leonés Pedro Viñarás, que ha cumplido 65 años.

Casado colocó en el puesto a un hombre de su máxima confianza, Borja García Carvajal, pero Mañueco se revolvió contra la decisión de Génova al fichar a Viñaras como asesor parlamentario del PP en las Cortes de Castilla y León con un sueldo superior a los 60.000 euros anuales.

El PP estatal expedientó por este motivo a Mañueco, que afirma que pretende seguir contando con Viñarás. Pero este hecho, según Casado, podría contradecir el reglamento que castiga desobedecer "las instrucciones o directrices que emanen de los órganos de gobierno y representación del partido siempre que sean acordes a los Estatutos".

Mañueco y Viñarás contra Casado

Mañueco señala que "desde la capacidad de poder tomar una decisión de estas características, considero que Pedro Viñarás es una persona que debe estar a mi lado. Es una de las personas con las que hablo habitualmente como hago con otras personas".

Viñarás también afirma sentirse víctima de Casado: "Soy el que más veces ha ganado unas elecciones con mayoría absoluta en este país, y eso es indiscutible. ¿Que Génova no me quiere?, bueno, estoy dolido, pero sigo trabajando para el partido, sigo ayudando a Alfonso Fernández Mañueco".

COMPARTIR: