25 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

David Grusch, autor de las polémicas revelaciones, ha sido desmentido por el Pentágono, aunque el Congreso exige explicaciones al Gobierno de Biden

Vuelven los OVNIS: Un ex mando de Inteligencia afirma que EEUU guarda secretos para capturarlos

David Grusch
David Grusch
David Grusch, que fue alto cargo del servicio de Inteligencia del Ejército del Aire de Estados Unidos, sostuvo el pasado 26 de julio ante el Congreso estadounidense que el país posee un programa secreto para capturar, recuperar y realizar ingeniería inversa sobre objetos voladores no identificados. El ex militar, que ha sido desmentido por el Pentágono, explicó también que la existencia de este programa se remonta a la década de 1930.

El que fuera alto cargo del servicio de inteligencia del Ejército del Aire de Estados Unidos, David Grusch, hizo una sorprendente declaración en el Congreso estadounidense el pasado 26 de julio. En su exposición, el exmilitar sostuvo que el país posee, desde hace años, un programa secreto que captura, recupera y realiza ingeniería inversa sobre lo que llaman 'fenómenos aéreos no identificados', UAP por sus siglas en inglés. Grusch también señaló que Estados Unidos se encuentra investigando este tipo de fenómenos desde la década de 1930.

En el país norteamericano, la nomenclatura UAP (unidentified aerial phenomenon) responde mejor que los populares OVNIS (objetos voladores no identificados), puesto que los UAP engloban a todos los fenómenos atmosféricos o físicos, además de los objetos.

230726_abcnl_ufo_grusch_10a_hpMain_16x9_992

Comparecencia de David Grusch.

David Grusch, quien ha hecho públicas las operaciones del Gobierno de los Estados Unidos en materia de los UAP, se convirtió en 2022 en informante secreto ante las autoridades y reveló la existencia de estos programas secretos: “En el desempeño de mis funciones, fui informado de la existencia de un programa extendido durante décadas de captura e ingeniería inversa, al que fui denegado el acceso”, puntualizó Grusch en su intervención en el Congreso.

Según sostuvo Grusch, el jefe de un grupo de trabajo del gobierno sobre UAP le pidió en 2019 que identificara todos los programas altamente clasificados relacionados con la misión del grupo de trabajo. En ese momento, Grusch fue asignado a la Oficina Nacional de Reconocimiento, la agencia que opera los satélites espía del país norteamericano.

16860889105533

David Grusch

El exmilitar señaló: "Me informaron en el curso de mis deberes oficiales de un programa de ingeniería inversa y recuperación de UAP fallidas de varias décadas al que se me negó el acceso", explicó Grusch. Cuando se le preguntó si el Gobierno tenía información sobre vida extraterrestre o actividad alienígena, Grusch respondió que Estados Unidos probablemente está al tanto de la actividad "no humana" desde la década de 1930.

El Pentágono reaccionó con rapidez contra las declaraciones para desmentirlas. En un comunicado, la portavoz del Departamento de Defensa, Sue Gough, dijo que los investigadores no han descubierto "ninguna información verificable para corroborar las afirmaciones de que haya existido en el pasado o exista actualmente algún programa relacionado con la posesión o la ingeniería inversa de materiales extraterrestres", señalaba el comunicado emitido por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos. 

Grusch ha dicho que decidió volverse informante del Gobierno después de su descubrimiento y que sufrió represalias por su testimonio. Se ha negado a detallarlas, citando una investigación en curso. "Fue muy brutal y muy desafortunado, algunas de las tácticas que usaron me lastimaron tanto profesional como personalmente", declaró el exmilitar.

El Congreso exige explicaciones al Gobierno americano

Glenn Grothman, congresista republicano de Wisconsin que ha presidido la audiencia del panel, bromeó al abrir la sesión ante una audiencia repleta: "Bienvenidos al subcomité más emocionante del Congreso esta semana".

Este subcomité del Congreso ha pedido oficialmente al Gobierno estadounidense que informe de los datos que tiene sobre objetos voladores no identificados, tras escuchar la declaración de exmiembros del ejército que aseguran haberlos visto y que también dicen que las autoridades guardan pruebas de ellos.

ufo-hearing-4-gty-bb-230726_1690383546465_hpEmbed_3x2_992

David Grusch

Según las informaciones publicadas, tres militares retirados comparecieron y aseguraron que las autoridades estadounidenses han detectado sobre el espacio aéreo del país desde hace décadas lo que consideraban “una amenaza para la seguridad nacional”, independientemente de su origen.

Ante la abundancia de testigos, en muchos casos pilotos tanto militares como civiles, los integrantes del subcomité han exigido que el Gobierno estadounidense establezca un sistema "transparente y seguro" para que estos incidentes puedan ser esclarecidos o presentados ante las autoridades sin dañar la reputación de los testigos.

Además de Grusch, declaró el teniente Ryan Graves, expiloto del ejército que se encargó del pilotaje de aviones de combate F-18 de la Marina estadounidense. Graves señaló en su declaración inicial que "si los ovnis son drones extranjeros, son un urgente problema para la seguridad nacional". Además añadió que, si son de origen humano, "es un tema para la ciencia". "

Otro de los testigos, el comandante David Gravor, también piloto retirado de la Marina, explicó ante los presentes cómo presenció en el año 2004 un ovni con la forma de un "tic tac" (un popular caramelo norteamericano cuya forma asemeja a una píldora) y con capacidades de vuelo “imposibles para la tecnología de los Estados Unidos”.

Graves ha declarado que si los Estados Unidos poseen ese tipo de tecnología, debe ser conocida por la sociedad y "necesita ser supervisada" por los legisladores, que son los que deberían decidir qué es lo mejor para los intereses de los estadounidenses, explicó Graves.

COMPARTIR: