22 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La líder de Adelante Andalucía toma esta decisión porque su formación solo retiene fuerza en la 'Tacita de plata', gobernada por su marido 'Kichi'

Teresa Rodríguez se presentará por Cádiz para intentar rascar un escaño en las andaluzas

/ Teresa Rodríguez
Teresa Rodríguez cambia de estrategia de cara a las elecciones andaluzas del próximo 19 de junio. La líder de Adelante Andalucía no se presentará por Málaga y lo hará por Cádiz, que es el sitio en el que su formación anticapitalista y andalucista retiene cierta fuerza. La 'Tacita de plata' está gobernada por su marido, José María González 'Kichi'.

La izquierda andaluza sigue deshojando la margarita ante unas preocupantes previsiones electorales de cara a las elecciones autonómicas que se celebrarán el próximo 19 de junio. Y es que el centro-derecha goza de unos sondeos en los que ronda el 55% del voto, que es la cifra que ha superado la izquierda en el sur en la mayoría de citas regionales.

El PSOE no remonta de la mano de Juan Espadas y Podemos está disgustado porque Izquierda Unida, que dispone de mayor penetración en Andalucía, le está forzando a un pacto con Más País que disgusta a la formación morada porque ya le han rechazado nombre, Unidas por Andalucía, y le van a rechazar candidato: Juan Antonio Delgado no es la persona de consenso que aceptarían los errejonistas.

Teresa Rodríguez intentará mantenerse en el Parlamento

Peor que a los socialistas y comunistas les va a los anticapitalistas de Adelante Andalucía, que podrían desaparecer bajo el liderazgo de Teresa Rodríguez. La exeurodiputada teme quedarse fuera del Parlamento de Andalucía y es por ello que se presentará por Málaga, tal y como hizo en 2018.

Y es que la parlamentaria se ha decidido por su tierra, Cádiz, que está gobernada por un grupo primordialmente anticapitalista que lidera su marido, José María González 'Kichi'. Algunas encuestas otorgan entre 0 y 2 escaños a Adelante Andalucía, que posiblemente tenga en 'la Tacita de plata' su bastión.

Temor en IU ante las andaluzas

IU reconocía, en un reciente informe, que "Castilla y León fue la última expresión de un proceso de agotamiento electoral de la marca Unidas Podemos que no es novedoso. Más allá de las infinitas casuísticas regionales y de problemáticas concretas relacionadas, por ejemplo, con los liderazgos concretos o con los planteamientos de cada campaña, podemos afirmar que la marca Unidas Podemos ya no es capaz de recoger las particularidades de los territorios para transformarlas en un proyecto electoral atractivo, como sí lo fue Podemos en 2015 y ya, en menor medida, Unidas Podemos en 2016".

Y añaden: "Hoy, Unidas Podemos saca exclusivamente en cada territorio el porcentaje que es capaz de retener de su proyección estatal. Unidas Podemos se mantiene relativamente estable a nivel estatal gracias al plus que supone la referencia de Yolanda Díaz, pero con dificultades estructurales de extrapolar esa estructura de apoyo general a los territorios".

Problemas en la negociación para unir a la izquierda transformadora andaluza

El pasado 8 de enero en Sevilla se reunieron Toni Valero y Martina Velarde, de Unidas Podemos; Teresa Rodríguez, de Anticapis y Esperanza Gómez, de Andaluces Levantaos (Más País), con el ánimo de sumar fuerza de cara a unas futuras elecciones autonómicas.

Martina Velarde, de Podemos. 

La reunión fue cocinada por Sebastián Martín Recio, exalcalde de Carmona (Sevilla) por IU, y por el catedrático Francisco Sierra. El primero tiene claro que la unión hace la fuerza: "Hay quien cree que yendo separados se saca más que yendo juntos. Está demostrado demoscópicamente que no es así. Hemos encargado un estudio donde se demuestra claramente. No es una expresión del acervo común, es un estudio que tenemos y que tienen los grupos. Siete escaños más de los que tenemos ahora es el escenario posible", aseguró.

A este pacto animaron el economista Juan Torres o el sindicalista Diego Cañamero, pero las heridas entre Podemos y Anticapis no han cicatrizado ya que Teresa Rodríguez se convirtió en parlamentaria no adscrita al ser expulsada del grupo morado tras su guerra contra Pablo Iglesias y sus allegados en el sur.

También lanzó un guiño público al pacto, solo con Teresa Rodríguez, Íñigo Errejón, que afirmó que Más País quiere "formar parte" de "un prometedor resurgir del andalucismo". La parlamentaria, sorprendiendo a propios y a extraños, incluso se agarró al federalismo de Más País para abrirse al pacto: "Sus programas electorales tienen mucho en común con el nuestro".

Rodríguez recordó que compartieron con el 'errejonismo' "un espacio político durante mucho tiempo y sufrimos también muchas penurias parecidas durante un tiempo. Nosotros estamos abiertos, una vez que tengamos nuestro espacio construido, a dialogar y a tender puentes con todo el que el que represente ideas y programas similares a los nuestros, como no puede ser de otra manera". 

COMPARTIR: