18 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Policía Nacional y Guardia Civil desarticularon dos organizaciones presuntamente relacionadas con Abdellah El Haj y con los históricos narcos gallegos

El regreso de los capos de la droga: De 'El Messi del hachís' al 'clan de los Charlines'

El Messi del hachís junto a un amigo.
El Messi del hachís junto a un amigo.
En los últimos días, dos operaciones de Policía Nacional y Guardia Civil han desarticulado sendas organizaciones relacionadas con el narcotráfico y con las que, presuntamente, estarían vinculados, por un lado, Abdellah El Haj, conocido popularmente como 'El Messi del Hachís', y por otro, un histórico narco burgalés supuestamente encargado de la distribución de la cocaína del 'clan de los Charlines' en Castilla y León, Madrid, País Vasco y Navarra.

Agentes de la Guardia Civil en colaboración con miembros de la Policía Nacional han llevado a cabo una gran operación para desarticular la organización de tráfico de droga dirigida por Abdellah El Haj, conocido popularmente como 'El Messi del hachís', que actualmente se encuentra fugado de la justicia española. Como resultado de esta operación, que es la cuarta que se lleva a cabo contra esta banda, 77 personas han sido detenidas en Algeciras, se han intervenido 15.000 euros en efectivo y dos armas de fuego usadas para la custodia de la mercancía.

El objetivo principal de esta organización era introducir hachís en España desde la costa norte de Marruecos mediante el uso de embarcaciones que manejaban hasta el interior de la Bahía de Algeciras. Una vez descargaban la droga, la introducían en coches robados y la transportaban a lugares seguros de la zona, conocidos como guarderías. Desde el comienzo de esta operación en diciembre de 2020, las autoridades se han incautado de ocho toneladas de hachís y han recuperado un total de 22 vehículos robados.

Detenido un histórico narco asociado a 'los Charlines'

Guardia Civil y Policía Nacional también han desarticulado una de las organizaciones de narcotraficantes más activa del norte de España. Al frente, presuntamente, estaba un histórico narco burgalés que mantenía estrechos contactos con el 'clan de los Charlines', encargándose de la distribución de cocaína en Castilla y León, Madrid, País Vasco y Navarra. 

En total, en el marco de esta operación, han sido detenidas ocho personas, que supuestamente controlaban desde Madrid uno de los mayores puntos de distribución de cocaína a nivel nacional. Además, se han intervenido 20 kilos de speed, cinco de MDMA, 300 de hachís, 57 de cocaína y 50 kilos de marihuana.

'El Messi del Hachís'

Abdellah El Haj, líder de la banda, se encuentra desde el año 2019 prófugo de la justicia española. El narcotraficante de 38 años conocido como el Messi del hachís fue quien introdujo a gran escala el tráfico de esta droga en el Campo de Gibraltar, lugar desde el que se transportaba a cualquier punto de España. Debido a que necesitaba mucha gente para traer la droga desde Marruecos, su país de origen, comenzó a crear una organización y a dividirla en clanes, por lo que una gran cantidad de los traficantes en activo de la zona son sus “discípulos”.

El Messi del hachís junto a unos amigos.

La historia de este capo de la droga comenzó en el año 1983 en Tánger, lugar que abandonó con tan solo 14 años para asentarse en Algeciras. Poco tiempo después de llegar a la ciudad española, comenzó su aventura en el tráfico de drogas a pequeña escala, un estatus que abandonó rápidamente para convertirse en un “empresario” de hachís. El mote de Messi se debe a su gran afición por el fútbol, de hecho, Abdellah llegó a jugar en la primera división regional andaluza y acudió en varias ocasiones al estadio Santiago Bernabéu a ver al Real Madrid.

En el año 2015, cuando llevaba un tiempo dedicándose al tráfico de drogas, pasó por la cárcel por primera vez, aunque solo estuvo un año encerrado. Tras esta etapa, decidió marcharse a su país de origen, donde montó una serie de negocios para, presuntamente, blanquear el dinero que obtenía del tráfico de drogas, hasta que, poco tiempo después, decidió volver a España.

Hasta el año 2017, Abdellah El Haj continuó organizando el tráfico de drogas desde Marruecos hasta España, sin embargo, a consecuencia de una operación ejecutada por las autoridades de nuestro país en la que detuvieron a seis de sus hombres, El Messi del hachís decidió abandonar el país para evitar la prisión. Desde su escondite en Marruecos, se encargó de negociar con el fiscal Juan Cisneros su vuelta a España, que se saldó con el abono de 80.000 euros de fianza por parte del traficante para quedar en libertad a la espera de tres juicios.

Adbellah junto a su pareja en 2015.

No fueron pocas las voces que consideraron el acuerdo un “escándalo” ya que permitió que el narcotraficante continuara operando su millonario negocio de drogas desde nuestro país, aunque la vigilancia policial sobre él era intensa.

Dos años después de que el acuerdo se firmase, el traficante hizo llegar un comunicado a varios periodistas de nuestro país en el que afirmaba que, debido a la gran presión policial a la que estaba siendo sometido, había decidido fugarse del país. Las fuentes policiales ubican a El Haj en los alrededores de la ciudad marroquí de Tánger, donde disfruta de la fortuna que ha amasado durante estos años dirigiendo a su banda.

En su comunicado, el narcotraficante explicó que ya ha pedido perdón por sus errores y que ahora necesita una tranquilidad que no le ofrecen las autoridades españolas ya que aún se le acusa de los delitos de tráfico de drogas, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal, por lo que actualmente es uno de los criminales más buscados de nuestro país.

COMPARTIR: