01 de agosto de 2021
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

El socialista Luis Gómez Llorente fue el encargado de defender hace 42 años en Las Cortes el modelo republicano en el debate constitucional

Sectores del PSOE piden a Sánchez que regrese a la senda republicana marcada por Felipe González en 1978

El Rey Juan Carlos, Pedro Sánchez y Felipe González.
El Rey Juan Carlos, Pedro Sánchez y Felipe González.
Partidarios de Pedro Sánchez exigen al presidente del Gobierno que haga regresar al PSOE a la senda republicana por la que apostó Felipe González cuatro años antes de su ascenso al poder. Aun así, en Ferraz parecen apostar por el modelo de monarquía parlamentaria como idóneo para un Estado en el que están aumentando las voces que piden una renovación de ese modelo.

El PSOE sigue apostando por la monarquía parlamentaria como forma de Estado para España a pesar de que se haya instalando un debate en Ferraz después de que algunos miembros del 'sanchismo' hayan exigido que la formación vuelva a sus orígenes republicanos, señalan fuentes del partido a El Cierre Digital.

Pedro Sánchez, que se está colocando de perfil en la guerra entre un sector de su Gobierno (Unidas Podemos) y Zarzuela, afirma que el PSOE sigue confiando en la monarquía y evita abrir un debate para alegría de algunos de sus barones más cercanos a la Casa Borbón, véase el manchego Emiliano García Page o el extremeño Guillermo Fernández Vara.

El presidente del Gobierno, preguntado por la posición de algunos miembros de su Gobierno sobre la forma de Estado, ha recordado que "Podemos y PSOE somos dos partidos distintos, venimos de culturas diferentes".

Sánchez también recordó que "el PSOE fue el único partido que defendió la República en una enmienda en la comisión constitucional, no lo hizo el Partido Comunista. Perdimos esa votación porque hubo mayoría en favor la monarquía parlamentaria y nosotros asumimos el pacto constitucional en su totalidad, no a cachos que es como hacen algunos...".

El día que el PSOE de Felipe González defendía la República en vez del PCE

El 11 de mayo de 1978, en la Comisión Constitucional se debatía sobre las enmiendas presentadas al anteproyecto de la Carta Magna. Y una de ellas, presentada por el PSOE, se refería al párrafo tercero del artículo primero de la Constitución. Es decir, a la forma del Estado.

Los socialistas, liderados por su portavoz Luis Gómez Llorente, defendieron el regreso de la República... a pesar de que finalmente se abstuvieron en ese punto defendido por ellos. Quizá por una estrategia electoralista de Felipe González, que se colocaba en aquel entonces 'a la izquierda del PCE'.

Felipe González

Gómez Llorente fue rotundo: "Nuestro Grupo Parlamentario expresa su profunda convicción de que todo poder sólo es legítimo en tanto que sea expresión de la voluntad popular libremente emitida, expresamente declarada a través de formas auténticamente democráticas".

"Más racional"

"La forma de Gobierno y la figura del Jefe del Estado no se sitúan más allá de ese principio y, por ello, para nosotros no puede ostentar otro carácter de legitimidad, sino su asentimiento constitucional. Ni creemos en el origen divino del Poder, ni compartimos la aceptación de carisma alguno que privilegie a este o a aquel ciudadano, simplemente por razones de linaje", añadió.

El diputado socialista aseguró que "el principio dinástico por sí solo no hace acreedor para nosotros de poder a nadie sobre los demás ciudadanos. Menos aún podemos dar asentimiento y validez a los actos del dictador extinto que, secuestrando por la fuerza la voluntad del pueblo, y suplantando ilegítimamente su soberanía, pretendieron perpetuar sus decisiones más allá de su poderío personal, despótico, frente al cual los socialistas hemos luchado constantemente".

Y remató: "Entendemos que la forma republicana del Estado es más racional y acorde bajo el prisma de los principios democráticos". Ahora algunos miembros del PSOE recuerdan esta enmienda y exigen que el partido al menos abra un debate interno sobre este asunto.

Elemento de tensión

La forma de Estado se ha convertido en un elemento de tensión entre el PSOE y Unidas Podemos. La coalición que lidera Pablo Iglesias, tras la marcha de Juan de Carlos de Borbón de España, se mostró muy vehemente en público a favor de abrir un debate sobre el modelo de Estado. 

"Creemos que no se puede seguir impidiendo el debate social sobre el modelo de Estado en España, pensamos que se abre paso la idea de una república solidaria y plurinacional donde se garanticen todos los derechos sociales, civiles y políticos para todas las personas y donde, de verdad, la justicia sea igual para todos, y es nuestra convicción democrática que debe ser el pueblo quien decida", aseguraban.

"No existe motivo alguno para continuar cargando con una monarquía carente de los mínimos valores éticos", añadía en un comunicado Unidas Podemos, que afirmaba que Juan Carlos de Borbón estaba causando "vergüenza y bochorno a todo un país". 

Es evidente que Unidas Podemos pretende abrir un debate sobre la forma de Estado. Aunque la duda, aseguran fuentes de Ferraz a elcierredigital.com, es si lo hace "con convencimiento o por una estrategia basada en su instinto de supervivencia".

Es decir, si cree que en España hay posibilidades de que regrese la República o si Iglesias simplemente quiere defender su presencia en el Consejo de Ministros con una advertencia: elevará el tono contra Zarzuela si el establishment, los medios o cierto sector judicial intenta sacarle de La Moncloa. 

COMPARTIR: